Opiniones sobre Philips Avent SCF256/00

1.1 Philips Avent SCF256-00

Ventaja principal:

Su diseño permite poder disponer de un calientabiberones sin necesidad de depender de pilas, baterías ni nada parecido, al disponer de un sistema totalmente autónomo y que puedes emplear durante al menos seis horas desde el vertido del agua.

 

Desventaja principal

Aunque el procedimiento es muy sencillo de usar el hecho de tener que ir vertiendo agua caliente siempre supone un riesgo, por lo que debes tener cuidado para evitar quemaduras.

 

Veredicto: 9.7/10

El calientabiberones Philips Avent SCF256/00 permite poder calentar tus biberones de forma sencilla, allí donde te encuentres y sin necesidad de pilas ni nada parecido. El sistema basado en agua caliente permite tener tu biberón listo en apenas dos minutos, de forma sencilla e higiénica.

Comprar en Amazon - Precio (€21.95)

 

 

CARACTERÍSTICAS PRINCIPALES EXPLICADAS

 

Independencia

Cuando se trata de calentar biberones encontramos modelos que precisan de pilas, de baterías o incluso de mecheros para el coche o conexiones de corriente para funcionar. La ventaja de este modelo es que al llevar agua caliente en un termo, debidamente conservada y protegida, podemos emplear la misma para activar el sistema de calentamiento allí donde queramos sin necesidad de preocuparnos de nada más. Es un sistema pues que puedes llevarte al campo o a la playa y poder tener tus biberones calientes de forma rápida con tan solo realizar el proceso de activación y calentamiento según te indican las instrucciones. Lo mejor es que tienes hasta seis horas para mantener el calor en su termo interior, al tiempo que puedes ajustar el grado de calentamiento del biberón variando el tiempo que emplees en el proceso.

1.3 Philips Avent SCF256-00

 

Funcionamiento

El funcionamiento de este calientabiberones es muy sencillo y más o menos similar al de otros modelos, salvo en el aspecto enchufado. Para calentar el biberón basta con abrir el depósito de calentamiento, que está especialmente diseñado para ser compatible con todo tipo de biberones del mercado incluyendo los modelos Avent. Una vez abierto introducimos el biberón en su interior, vertemos agua caliente hasta la marca indicada en el recipiente, cerramos la tapa y esperamos entre dos a tres minutos para tener el producto listo y caliente. Una vez terminado basta con desechar el agua caliente aunque también podemos dejarlo dentro con la tapa hermética, bien cerrada, si no podemos hacerlo en ese momento. A partir de aquí basta con probar el líquido antes de dárselo a nuestro bebe, cerrar todo el bote y el termo y listo para la próxima vez que queramos utilizarlo.

 

Seguridad

Frente a otros modelos de calientabiberones, que funcionan mediante la aplicación de superficies calientes activadas mediante electricidad, este modelo funciona mediante agua caliente. Agua que calentamos en cualquier recipiente que tengamos por casa y que se vierte directamente en un termo especialmente diseñado al efecto. Obviamente manejar agua caliente tiene sus riesgos por lo que el diseño del modelo Philips Avent SCF256/00 ha considerado todas las medidas de seguridad posibles para reducir ese riesgo. Entre esas medidas se encuentra el diseño del termo, que facilita su llenado y también su vaciado para rellenar la pieza de calentamiento. Este diseño permite un vertido controlado evitando los posibles riesgos de salpicaduras y similares. Lo mismo ocurre con la tapa que cierra, de forma hermética, el accesorio de calentamiento de manera que no se produzcan vertidos accidentales ni durante el proceso de calentamiento ni en caso de que mantengas en el dispositivo el agua hasta su vertido.

 

Comprar en Amazon - Precio (€21.95)

 

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (3 votes, average: 4.67 out of 5)
Loading...