Diferencia entre olla a presión y olla rápida

 

¿Debería comprar una olla a presión o una olla a presión rápida?

 

Las ollas a presión son de los elementos más usados en nuestras cocinas, ya sea que queramos conservar mejor el sabor de nuestras recetas o sus propios nutrientes, porque para nadie es un secreto que este tipo de ollas ayudan a que los alimentos se cocinen concentrando más su sabor debido a la forma en que fueron diseñadas. Además, estas ollas a presión no solo las hay rápidas, sino que existen modelos cuyo trabajo lo hacen más lento que las que muchos tenemos en casa. En este artículo explicaremos las características principales de cada una para que así logres aclarar tus dudas y te decidas por la que realmente se adapta a tus necesidades y gustos.

Lo primero que haremos es hablar de las ollas a presión comunes, conocidas también como ollas express. Fueron las primeras que salieron en la historia, trabajan a muy alta temperatura debido a que su presión es intensa, no hay casi salida de vapor. A veces las personas creemos que mientras más gire la válvula de presión y más fuerte suene su particular silbido es cuando mejor está trabajando, lo cual es totalmente falso, ya que mientras más suave gire y menos silbe dicha válvula es cuando mejor estarías cocinando tu receta favorita. Lo ideal es tratar en lo posible que este tipo de ollas mantenga una temperatura más estable y claro, eso tiene que ver con el hecho de no silbar tan fuerte, lo cual garantiza que haya una presión más adecuada para la conservación de los nutrientes de los que estés cocinando, ya sean granos, carnes, sopas, etc.

1

Las ollas express también tienen la peculiar característica de tardar más en cocinar que otras ollas, lo que influye directamente en lo que cocinas, pues según los expertos en Internet, mientras más tardan en cocinar más nutrientes se pierden. Por otro parte, a mayor presión se evapora más el líquido, lo cual debes tomar en cuenta si eres de los que les gusta cuidar el ambiente, pues hay que trabajar echando más agua, quizá dos o más veces durante su funcionamiento.

Por el contrario, las ollas a presión rápidas son de las más nuevas y eficientes, ya que su válvula de presión gira suavemente durante todo su funcionamiento, es decir, que evapora menos agua, lo cual ayuda a dejar tu huella ecológica y ahorrar en tu factura del agua. Sin embargo, como dijimos anteriormente, lo más importante es que si estás haciendo una comparativa de ollas a presión te decidas por la que más te guste y sobre todo la que más se adapte a tus necesidades y presupuesto.

En efecto, estas podrían ser las mejores ollas a presión del 2017, debido a que cuentan con otras ventajas como las de cocinar con mucha más rapidez que las ollas express. Es decir, las ollas rápidas cuidan más la salud del usuario, pues mientras más rápido cocines tus alimentos más nutrientes se conservarán. Y por si fuera poco, mientras más rápida menos tiempo te lleva cocinar, podrás dedicar el resto del tiempo a realizar otra actividad o simplemente cocinar otra receta en la misma olla tras lavarla y ponerla de nuevo a funcionar.

Cabe destacar, que toda olla a presión es peligrosa para los pequeños de la casa, por lo que se recomienda mantenerla alejada del alcance de los niños, si tienes una cocina común de 4 hornillas puedes colocarla a cocinar en alguna de las dos traseras. Además, no se recomienda abrir ninguna de estas ollas mientras están trabajando, debido a las altas temperaturas que alcanzan, no importa la que decidas comprar, es igual para ambos modelos. Toda olla a presión funciona acumulando el vapor en su interior de modo que la presión se eleva, gracias a eso los alimentos cocinan a temperaturas mayores que en una olla común. Hay algunas cuya presión es de 1 bar sobre la presión atmosférica del ambiente, alcanzando una temperatura de ebullición de 120°C o más, dependiendo mucho de altitud sobre el nivel del mar. No es igual cocinar en Madrid que en Río de Janeiro. De cualquier modo, siempre se recomienda dejarlas enfriar lo suficientemente necesario antes de abrirlas.

2

Otra de las medidas de seguridad a tomar en cuenta independientemente del modelo que escojas es no llenar las ollas a presión más de dos tercios de su capacidad y si vas a cocinar legumbres no llenarlas más de la mitad de su capacidad, pues estos alimentos tienden a crecer durante su cocción, lo cual aumentaría más la presión de vapor.

En definitiva, muchos prefieren comprar una olla a presión rápida que una común, pero esto no quiere decir que las ollas express sean de mala calidad, pues existen marcas y modelos en el mercado que dan fe de ser buenos y funcionales utensilios. Además, en cuanto a robustez, tanto la primera como la segunda son modelos muy resistentes, es decir, tendrás cualquiera de estas ollas por largos años en vuestra cocina.

 

Ver una lista de las mejores ollas a presion       Clic aquí para ver una lista de las mejores ollas rapidas

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5.00 out of 5)
Loading...