La mejor placa de inducción Fagor

1.1 Fagor IF-3BS

Ventaja principal:

Aunque visualmente parece disponer de tres zonas y tamaños diferentes, gracias a la inducción es posible disponer de tres zonas de cocción con dos zonas de tamaño variable. Dos tamaños que se activan únicamente en lo que sea necesario, ampliando las posibilidades de cocinado según lo necesites.

 

Desventaja principal:

La potencia del conjunto a máxima potencia es de 7,2 kw lo que puede resultar excesivo para una instalación doméstica. No obstante el equipo cuenta con un sistema capaz de gestionar la carga en función de la tensión existente y dado que no vas a cocinar siempre con todos los fuegos a máxima potencia (no deberías porque no es necesario) la carga global es más reducida.

 

Veredicto: 9.6/10

Una placa de inducción de alto nivel con un precio realmente ajustado y con multitud de funciones que nos confirma que Fagor está de vuelta después de haber pasado por un tiempo complejo. Tras su cierre y posterior reactivación el fabricante sigue haciendo lo que realmente sabe. La placa ofrece todo lo necesario para ahorrar energía y obtener resultados perfectos con poco esfuerzo, al tiempo que el panel de mandos cuenta con todo lo necesario para mantener la placa siempre bajo control y que solamente tengas que preocuparte de aprovechar al máximo su capacidad.

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

CARACTERÍSTICAS PRINCIPALES EXPLICADAS

 

Potencia

Esta placa cuenta con una potencia total de 7200 vatios distribuida en un foco mayor, tamaño XL de 28 centímetros, que cuenta con una potencia máxima de hasta 3600 vatios, seguida de una zona intermedia de 3100 vatios y una zona inferior de 22 centímetros de 2000 vatios de potencia. Como decíamos la suma total de potencia puede ser excesiva pero gracias al sistema de arranque rápido con función Boost solo necesitaras usar esa máxima potencia durante el tiempo mínimo para lograr que el aparato alcance la temperatura de funcionamiento.

A partir de aquí puedes reducir a temperaturas más reducidas para mantener el calor en el recipiente y poder obtener los mejores resultados en lo que estés cocinando. De hecho siempre es recomendable usar las potencias mínimas que mantengan la temperatura para lograr un mejor ahorro de energía. Por tanto, aunque esta suma total sea elevada nunca vas a acercarte a la misma siempre que realices un uso óptimo de la placa, aprovechando así todas sus funciones.

 

Panel de control

Para mantener el control pleno de la potencia de esta placa de inducción, Fagor ha incluido un panel de mando con tres reguladores diferenciados para cada uno de los fuegos y zonas de cocción independientes. Una novedad que facilita el uso  frente al diseño tradicional de un solo control con un selector de fuegos que no siempre quiere funcionar cuando más lo necesitas.

La potencia se distribuye en un total de 12 niveles diferentes que puedes incrementar o reducir con los botones establecidos al efecto, de modo que la potencia siempre se ajuste a aquello que necesitas. Por otra parte cada uno de estos segmentos cuenta también con un controlador de tiempo que permite poder apagar de forma automática el fuego pasados los minutos que creas necesarios (con un límite de 90 minutos) a fin de poder despreocuparte de la cocción de los platos. Pasado el tiempo la placa, o el fuego elegido, se apagan automáticamente y te avisa mediante una señal sonora de que el tiempo ha pasado. Un sistema sencillo de utilizar que también cuida de la seguridad mediante un sistema de bloqueo que impide la activación accidental o la modificación de los parámetros configurados si está en funcionamiento.

 

Limpieza

Uno de los problemas tradicionales de la cocina es la limpieza de la superficie de la placa. Este aspecto también ha sido tenido en cuenta en la placa de inducción Fagor IF-3BS. Esta placa se encuentra fabricada en su parte superior tomando como base un cristal de alta calidad del fabricante Scotch Cerran, principal fabricante en el sector de la cristalería para inducción.

Este tipo de cristales de alta calidad no solamente se mantienen fríos durante el funcionamiento del equipo (tomando sólo el calor derivado del recipiente) sino que una vez que acabas de cocinar resultan extremadamente fáciles de limpiar, quedando perfectos con apenas una pasada con un trapo suave. En caso de que haya alimentos o restos pegados basta usar un producto específico para inducción y dejarlo actuar para obtener resultados perfectos. Y lo mejor es que este cristal cuenta con un diseño de seguridad que se mantiene siempre firme y perfecto incluso ante los golpes propios de las ollas y cacharros, lo que también es una garantía de tranquilidad y larga vida del producto.

 

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (22 votes, average: 4.45 out of 5)
Loading...