Cómo revisar el nivel de aceite en tu coche

Cómo revisar el nivel de aceite en tu coche

Última actualización: 14.11.19

 

El aceite es un líquido clave para la buena salud de tu motor. Un motor con poco aceite se deteriora más rápidamente e incluso puede llegar a griparse, lo que se traduce en una enorme factura de reparación. Por eso es clave saber cómo controlar el aceite en nuestro coche.

 

Dentro de los diversos líquidos que utiliza el motor de nuestro coche, uno de los fundamentales es el aceite. Este aceite sirve para diversos fines, tales como lubricar las diferentes piezas en movimiento del motor. Algo que permite reducir la fricción y el roce entre estas piezas, lo que mejora el consumo de combustible, el estado general del motor y también reduce el riesgo de averías. Por otra parte, el aceite también se encarga de reducir la temperatura general del motor, dada su capacidad de evacuar el calor del interior hacia el depósito del agua, donde se refrigera por contacto indirecto, refrescando así las piezas en movimiento y permitiendo un rodaje más eficiente.

Pero para que todas estas funciones se ejecuten como se debe, resulta imprescindible que nuestro vehículo cuente con la cantidad de aceite conforme a sus necesidades concretas. Porque de nada sirve encontrar el mejor aceite 5W30, 10W40 o del tipo que sea si luego nuestro motor tiene menos aceite del debido. Sepamos pues cómo tener el nivel de aceite bajo control.

 

 

Capacidad del cárter

Lo primero que debemos saber es la capacidad de cárter que tiene nuestro vehículo. El cárter es el nombre que recibe el depósito del aceite del motor, cuya capacidad usaremos como referencia para saber si nuestro vehículo tiene el aceite que necesita. Es clave saber que este depósito tiene una medida variable, que va de unos 3 a 4 litros en los turismos, siendo mucho más grande en camiones y furgonetas y mucho más pequeño, sobre un litro aproximadamente, en el caso de las motos.

La idea de conocer la capacidad de cárter tiene su necesidad en saber cuánto aceite hemos de verter en el depósito para lograr un nivel de llenado adecuado. Hoy día, todas las latas de aceite tienen una escala visible en el lateral, con la que sabemos cuánto aceite hemos vertido y cuánto queda en la lata. Por tanto, si tenemos el cárter vacío y este tiene 4 litros de capacidad, bastará introducir en el mismo esa cantidad de aceite para saber que el coche tiene lo que necesita. Aunque nunca está de más revisarlo con los métodos que veremos más adelante.

 

La varilla medidora

El problema del método de la capacidad, que acabamos de comentar, es que solo nos sirve para realizar ese primer llenado de aceite. En condiciones normales, vamos a tener que revisar el nivel de aceite con cierta frecuencia, a fin de comprobar que el mismo se encuentra entre los parámetros saludables para un buen funcionamiento del motor. Una tarea para la que podemos recurrir a la varilla medidora del aceite.

Esta varilla se encuentra dentro de un tubo metálico bastante largo, que va desde la parte superior del motor hasta el propio cárter. Visualmente, el mango de dicha varilla se fabrica de un color que destaque, como amarillo o naranja, de modo que sea fácil encontrarla cuando abrimos el vano del motor.

Para realizar la medición, no tenemos más que tirar de la varilla y sacarla del tubo en el que se ubica. A continuación, procedemos a limpiar la punta de la misma con un pañuelo de papel o cualquier otro elemento que no deje residuo. La idea de limpiar la misma es evitar que la presencia de aceite en otros puntos del cárter o bien el propio movimiento del mismo pueda manchar la varilla para la medición y causar lecturas falsas. Una vez que la varilla está limpia, la introducimos de nuevo en el tubo metálico, verificando que la misma llegue hasta el fondo, sacándola de nuevo a continuación a fin de hacer la lectura.

Para realizar dicha lectura, le echaremos un vistazo a la punta de la varilla, en la que encontraremos dos marcas o inscripciones realizadas sobre la misma. Estas dos marcas son las que nos indican los niveles máximo y mínimo del aceite en el vehículo. Si el aceite, el residuo que deja, se encuentra entre estos niveles, entonces no hay problema. Si el nivel está por debajo de la marca de mínimo, entonces es imprescindible añadir más aceite, lo que también es recomendable hacer si el nivel está sobre la marca de mínimo o muy cerca de la misma. Una vez hecha la medición, volvemos a colocar la varilla en su lugar, verificando que el cierre se realice correctamente.

 

 

El sensor de presión de aceite

Para aquellos que lo dejan todo para otro día y cometen el error de no mantener el nivel de aceite de su motor bajo control, hay un último elemento que puede salvarles ante un problema de falta de aceite. Hablamos del sensor de presión de aceite, que se encuentra en el interior del motor y que avisa en caso de problemas.

Este sensor se encarga de verificar la presión del aceite que fluye por el interior del motor, comprobando que la misma es la adecuada. Si esto no ocurre, se activa un sensor en el panel de instrumentos del vehículo, representado generalmente por una aceitera de color rojo. En general, este testigo se activa cuando la presión no es la debida, lo que suele deberse a una falta de aceite en el interior del circuito de engrase. Si la cantidad de aceite en el motor es menor que la necesaria, es lógico que no se pueda mantener la presión estable.

En el momento en que este testigo se enciende durante la marcha, ya que siempre se enciende al arrancar, es vital que detengamos el coche de forma segura lo más rápido posible y verifiquemos el nivel de aceite. Si seguimos rodando con el testigo encendido, el motor no tendrá la cantidad de aceite necesaria para circular y podemos causar graves averías al motor de nuestro coche.

 

Leave a Reply

avatar
  Suscribir  
Notificar de
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...
DMCA.com Protection Status