¿Cuál es el mejor aceite para mi coche?

¿Cuál es el mejor aceite para mi coche?

Última actualización: 20.11.19

 

Cuando se trata de elegir aceite para nuestro coche, son muchas las opiniones que tenemos a nuestra disposición. Desde lo que nos dice el fabricante a lo que nos comenta nuestro mecánico de confianza, pasando por algún cuñado de esos que saben de todo.  Algo que genera confusión a la hora de tomar una decisión correcta.

 

El aceite que usa nuestro motor es uno de los elementos claves para que nuestro vehículo funcione de la mejor manera posible. El aceite es responsable de que el motor prolongue su vida útil, mantenga su potencia, incremente su rendimiento y reduzca el consumo de la contaminación que genera tu vehículo. Por eso, siempre es interesante saber cuál es el mejor aceite que podemos usar en nuestro motor. Una decisión que tiene que ver con diferentes aspectos, que vamos a ir detallando a lo largo de este artículo.

 

La base del aceite

Hubo un tiempo, bastante largo, en el que los aceites se obtenían directamente del petróleo, como otros tantos productos que usamos a diario. Estos aceites son los que se conocen como de base mineral y, aunque resultaban económicos, tenían el inconveniente de ofrecer una lubricación demasiado básica.

Como alternativa, han surgido los aceites sintéticos. Estos emplean una formulación diseñada en laboratorio mediante la manipulación de diferentes compuestos químicos. Un planteamiento que tiene la ventaja de personalizar lo que el aceite nos ofrece en función de las necesidades específicas del motor. Este nuevo planteamiento abrió la puerta a la creación de aceites a la carta, lo que hoy día se refleja en las diferentes normas y tipos de aceite que tenemos a nuestra disposición.

A la hora de elegir, es obvio que nuestra recomendación pasa por un aceite sintético, por tener una lubricación más eficiente y un mayor rendimiento en cuanto a kilometraje. Los minerales quedan reservados a vehículos muy antiguos, que por sus características no puedan aprovechar lo que el aceite sintético ofrece. Si tienes dudas, puedes optar por un aceite semisintético, que mezcla parte de aceite mineral con este moderno aceite sintético. De todos modos, el manual de tu vehículo te orientará sobre qué aceite elegir.

 

 

Escala SAE

¿Qué conviene más, el mejor aceite 5W30 (En este enlace encuentras varios productos para analizar) o el 10W40? ¿Qué significan estos números y letras? ¿Tengo que ceñirme a ellos o puedo elegir otro aceite? Tres preguntas habituales a la hora de comprar uno de estos consumibles para nuestro motor que, salvo la primera, tienen una explicación sencilla.

Estos números representan los valores de la escala SAE en los que se mueve un aceite determinado. Esta escala mide la viscosidad del aceite, el “grosor” que tiene o el grado de fluidez del mismo, según queramos verlo. La ventaja de los aceites modernos es que todos son multigrado, frente a los viejos aceites monogrado, de fluidez más estrecha. Por tanto, tienen un mayor rango de temperatura de trabajo. Así pues, el primer número de la escala nos indicaría la viscosidad del aceite en frío o en invierno, por lo que se incluye la W de Winter, mientras que el segundo parámetro mide la fluidez en caliente, generalmente a 40 grados. Cuanto más distantes sean estos dos números, mayor será el rango de temperaturas sobre las que el aceite funcionará en condiciones óptimas, tanto a la hora de lubricar como de no ser una carga para el motor, por ser excesivamente denso.

Esto nos lleva a la pregunta de cuál utilizar. En general, el fabricante nos va a indicar qué tipo de aceite debemos usar, por escala SAE. Algo que se refleja en el manual del fabricante respecto de la escala correspondiente. No obstante, si las condiciones climáticas son duras, en cuanto al frío o al calor del entorno en que conducimos, quizá convenga cambiar esa escala SAE por otra más ajustada. Algo que pueden recomendarte en el propio concesionario o en un taller de confianza.

 

Las normas

Los aceites de motor son cada vez más especializados, tanto en lo que se refiere a los requisitos de los mismos en cuanto a reducción de contaminación y consumo como en lo que los fabricantes de vehículos esperan de ellos. Algo que ha dado lugar a una serie de normas, que no siempre están presentes en todos los aceites.

Entre estas normas, empezamos hablando de las generales. Son las normas API y ACEA, diseñadas por las asociaciones de fabricantes de motores de Estados Unidos y Europa, respectivamente. En ambos casos, son normas que siempre se cumplen, aunque en el caso de la ACEA 5, especialmente exigente, sí conviene verificar que la misma se cumple si nuestro vehículo lo requiere.

El otro conjunto de normas que encontramos en los aceites de motor son las establecidas por los fabricantes. Dado que los motores son cada vez más precisos y tienen componentes que requieren de una lubricación concreta, es fundamental que estas normas sí estén presentes en el aceite que compremos. Entre estas están las del grupo Volkswagen, el grupo PSA (Citroen y Peugeot), Porsche, BMW o General Motors, entre otras. Si tu vehículo es moderno, seguramente requiera de una norma específica.

 

 

La marca

¿Qué es mejor, un aceite de marca blanca o un aceite de un fabricante conocido? Pues estamos ante una pregunta similar a la que nos hacemos cuando comparamos una gasolinera de marca conocida con una low cost. En el caso de los aceites, por las normas SAE y demás normas concretas que hemos mencionado, la formulación básica suele ser la misma para aceites que tengan las mismas normas. Por tanto, mientras que el aceite cumpla con las normas que el motor requiere, no habría problema en recurrir a uno de marca menos conocida.

No obstante, al igual que pasa con los combustibles de las gasolineras de las grandes petroleras, suele ser habitual que la calidad de fabricación sea algo superior, especialmente en los aceites sintéticos. Algo que se percibe en unos ingredientes con una mayor capacidad detergente y lubricante, lo que puede mejorar muy ligeramente el rendimiento del motor y su consumo. Así que la decisión tendrá que ver con el grado de exigencia y la intensidad de uso que aplicamos sobre este aceite, así como nuestro presupuesto.

 

Leave a Reply

avatar
  Suscribir  
Notificar de
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...
DMCA.com Protection Status