Entiende los datos suministrados en la etiqueta del aceite de motor

Entiende los datos suministrados en la etiqueta del aceite de motor

Última actualización: 14.11.19

 

Las etiquetas son más que solo adornos para que un envase o botella luzca estéticamente agradable a la vista. Si bien es cierto que poseen logos de la marca e imágenes referenciales, también contienen información importante y detallada sobre las indicaciones y propiedades del aceite del motor, siendo preciso que se puedan leer e interpretar para un mejor funcionamiento del coche.

 

Ya sea que se trate de un conocedor experto o de un principiante en el mundo de la mecánica y de los coches, son muchos quienes obvian la información suministrada en la etiqueta del aceite del motor.

En esta pegatina hay mucho más que solo figuras y colores que se combinan para hacerla lucir más atractiva. De hecho, en las etiquetas que están pegadas en los aceites de motor de los coches hay una serie de indicaciones y detalles importantes que tanto los profesionales de la mecánica como los amateurs, deben conocer y saber interpretar, por lo que antes de desechar el envase, es adecuado leer dicha información.

 

 

Sigue instrucciones y asegura un buen uso

Las instrucciones están para seguirse y cuando se trata del coche, es prudente que se lean, en primer lugar, las consideraciones del fabricante. Además, si se trabajará con consumibles como el aceite, es preciso que se preste atención a las indicaciones que hay en la etiqueta o en reverso del empaque.

Esta es una información a la que los profesionales de la mecánica deben estar atentos, porque las necesidades y requerimientos de cada coche varían de acuerdo a factores como la transmisión, tipo de conducción e incluso del clima o región donde se encuentre el vehículo. 

Por ello, es importante mantenerse atento a determinadas consideraciones en la etiqueta. Por ejemplo, en la parte delantera de los envases del aceite se especifica 5W30 o cualquier otra densidad, pero se suelen indicar también datos como la temperatura que puede soportar, con el código SAE que se refiere a la viscosidad. Pero, ¿se sabe realmente qué quieren decir estas letras y números? En este sentido, los aceites de propiedades con mayor viscosidad tienden a ser convenientes para las bajas temperaturas. 

En este código, se indica al usuario una temperatura para los lubricantes monogrados, que han sido diseñados para temperaturas suaves o dos temperaturas para los multigrados, siendo esta última una alternativa adecuada para tolerar cambios fuertes en el clima y así mantener el nivel de viscosidad elevado. 

 

Dígitos con significado 

Adicionalmente a esta información, es importante saber que los aceites o lubricantes multigrado poseen un código SAE, que tiene entre cuatro y cinco dígitos con dos números separados por la consonante W, que es el diminutivo para “winter”, lo que quiere decir que es óptimo para bajas temperaturas. 

De modo que de acuerdo al tipo de coche y al tiempo de uso del motor, así como a las condiciones climáticas del lugar, se debe seleccionar una densidad. Si se trata de un coche no tan nuevo, entonces es prudente que se seleccione un lubricante denso y viscoso. Si quieres saber cuál es el mejor aceite 5W30 que hay en el mercado, lo conveniente es analizar algunas opciones y verificar su compatibilidad con el vehículo. 

De esta manera, la primera cifra indica la temperatura mínima que es capaz de soportar, mientras que la segunda cifra es un indicativo de la temperatura máxima. Por otra parte, algunas etiquetas incluyen el indicativo “donut API” que quiere decir American Petroleum Institute o Instituto Americano del petróleo en español, que aparece junto a dos letras que especifican la calidad del lubricante.

En este sentido, para comprender este juego de letras, se debe conocer que la primera indica el tipo de combustible soportado. De este modo, la letra S es la utilizada para los motores que funcionan con gasolina, mientras que la letra C, es la seleccionada para los motores que funcionan con diésel. La siguiente letra está referida a la calidad, que varía de acuerdo a la fabricación del lubricante, para ser soportado por últimos modelos y versiones de coches. 

Desglosando la información de las letras, las especificaciones resultan en que los aceites convenientes para motores nuevos, es decir del 2011 en adelante, se les asigna la letra “N” y sus consecutivas.

De modo que se consideran también aceites de calidad los que han sido fabricados para motores a partir del año 96, que suelen estar marcados desde la consonante “J”. Mientras tanto, los aceites obsoletos son los fabricados de 1979 al 1996 y están identificados con las consonantes que van desde la “F” hasta la “H”. De igual modo, hay aceites con fabricación para motores más antiguos, que pueden perjudicar a los coches nuevos, porque están diseñados para motores de 1930 a 1978, que están señalizados con las letras “A” a la “E”.  

 

 

Más que solo lubricar

Igualmente, hay otras especificaciones que son pertinentes conocer en este tipo de lubricantes para motor, como por ejemplo si se trata de un aceite mineral, semisintético  o sintético. 

En este sentido, para los coches de última generación lo aconsejado es añadir los aceites sintéticos, ya que están fabricados con más aditivos y detergentes que se adecúan mejor a las necesidades del motor, cuidándolo más y asimismo, su tiempo de cambio suele postergarse. 

Además, aunque muchos lo ignoren, los aceites 5W30 o de cualquier otra densidad tienen muchas más funciones. En ellos se pueden encontrar lubricantes con tolerancia a las cenizas, con diferente capacidad para arrastrar el hollín que se produce cuando el combustible se calienta y el punto de ebullición, es decir, la capacidad de soportar calentamiento del motor, sin evaporarse o hervir. 

De igual modo, también se encuentran aceites con diferentes comportamientos a las temperaturas; el punto de carbonización, que se refiere a la cantidad de residuos del aceite que se cristalizan a determinada temperatura; el grado de emulsión, que es la facilidad con que el lubricante se aleja del agua; así como el punto de congelación, la inflamación y la acidez.

Por otro lado, en la etiqueta también se pueden observar las homologaciones, que presentan un indicativo de que los aceites han sido probados para el coche y, por ende, su funcionamiento tiene el respaldo y apoyo de la marca del coche para determinada labor.

 

Leave a Reply

avatar
  Suscribir  
Notificar de
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...
DMCA.com Protection Status