fbpx

Qué debes hacer si tu coche pierde aceite

Última actualización: 20.09.19

 

Que un vehículo pierda aceite puede ser un problema serio o algo totalmente normal. Sin embargo, esto no quita que sea imprescindible verificar la situación para comprobar que tu vehículo funciona como debe y evitar males mayores.

 

Uno de los mayores miedos que tenemos los conductores es llegar a nuestro vehículo aparcado y encontrarnos una mancha de aceite en el suelo. Algo que, por otra parte, puede no haber sido causado por una grave avería, sino que simplemente sea algo circunstancial y de escasa importancia o fácil solución. En todo caso, lo que sí te resultará útil son nuestros consejos para saber cómo proceder ante esta situación y evaluar la posible gravedad de la pérdida. Así que, sin más dilación, vamos a ponernos manos a la obra.

 

Verificar el nivel de la pérdida

Lo primero que debemos hacer cuando sospechamos que nuestro vehículo pierde aceite es comprobar de forma efectiva que dicha pérdida se está produciendo. Para ello, tendremos que realizar una medición del nivel de aceite del vehículo. Este proceso es sencillo y no requiere más que de abrir el capó del motor, localizar la varilla del aceite y leer la misma. Previamente, es necesario que extraigamos la varilla, la limpiemos con un papel absorbente y la volvamos a meter, a fin de realizar una lectura correcta.

Si una vez hecha la lectura el nivel del aceite se encuentra entre las marcas, en principio no deberíamos alarmarnos demasiado, a menos que antes de dicha lectura el nivel estuviera cerca de la zona del máximo y no haya pasado mucho tiempo o recorrido muchos kilómetros. En caso de que el nivel esté por debajo de la zona del mínimo, entonces sí tendremos que preocuparnos y plantearnos incluso no mover el vehículo de su posición.

 

 

Si estamos en marcha

El supuesto anterior no se aplica cuando estamos circulando, dado que no es posible ver si hay mancha de aceite en el suelo y tampoco es posible realizar la medición con la varilla, al menos hasta que el motor esté frío. En estos casos, el problema de esa falta de aceite se manifiesta en el testigo de la presión de aceite del motor, que se encenderá cuando la presión del circuito interior no sea la adecuada. En este caso, es imprescindible que detengamos el vehículo de manera segura lo antes posible y que no circulemos con el coche hasta verificar el problema. Un motor que circula sin aceite puede sufrir una grave avería, que cueste varios cientos de euros reparar.

Una vez que hemos detenido el vehículo, será necesario esperar unos minutos a que el coche se enfríe para verificar el nivel de aceite. De todos modos, el hecho de que el testigo de la presión salte y se mantenga activado ya es señal de problemas, así que lo mejor es llamar una grúa y trasladar el vehículo a un taller, donde sea revisado convenientemente. Como hemos comentado antes, es fundamental no circular con el vehículo hasta resolver el misterio de la pérdida de aceite.

 

Identificando la causa

Aunque siempre podemos recurrir a ayuda especializada, hay ciertos casos en los que es relativamente sencillo encontrar la causa de la pérdida. Una de ellas es la pérdida que se produce por el tapón del cárter, relativamente habitual tras un mantenimiento o en caso de que este tapón se haya llevado algún golpe durante el rodaje. La pérdida es pequeña y, generalmente, de goteo, siendo sencillo solventar la misma.

Tampoco resulta muy difícil de resolver el problema cuando este se debe a un manguito agrietado y que pierde. Esta pieza no es especialmente cara y la pérdida es pequeña. Mayor es la pérdida cuando el manguito se rompe por completo, provocando el vertido de todo el aceite al suelo y sobre el motor. De todos modos, es algo como la sangre, que es más escandaloso de lo que realmente es la avería.

No obstante, la pérdida de aceite también puede ser señal de averías graves. Una de ellas es la avería del turbo, en caso de que tu vehículo lo monte. Estos turbos consumen una gran cantidad de aceite y, cuando están al final de su vida útil, empiezan a tirar ese aceite por el escape sin quemar. Aún peor es la avería de la junta de culata. Esta zona es la que comunica, aunque sin mezclarlos, el refrigerante y el aceite. Cuando la junta se rompe, ambos líquidos se mezclan, con catastrófico resultado. Una avería bastante cara de gestionar, dado que requiere de cambiar la junta, limpiar conductos, verificar que todo está bien.

 

 

El consumo de aceite normal

Ya hemos visto el procedimiento a seguir para verificar el nivel de aceite y las posibles causas de esta pérdida. Sin embargo, es posible que aún sigas con problemas, por no haber podido identificar la causa de la pérdida. No te preocupes, porque dentro del funcionamiento normal de los motores se encuentra el consumo de aceite.

Pensemos que el aceite fluye a través de todo el circuito del motor, limpiando los diferentes componentes, refrigerando el interior del motor y realizando otras tareas. Algo que lleva el aceite a zonas como las cámaras de combustión, el escape y otras muchas, en las que puede consumirse algo de aceite como parte de ese proceso de lubricación. Adicionalmente, el aceite también se deteriora durante el uso, perdiendo parte de sus propiedades y pudiendo consumirse ligeramente, especialmente cuando las temperaturas se elevan de forma considerable. Tampoco podemos olvidarnos del estilo de conducción, que mayor cantidad de aceite consume cuanto más agresivo sea.

Este consumo normal es más elevado en cuanto que el aceite sea más líquido o tenga una escala SAE menor, así como en los vehículos con mayor antigüedad, que van teniendo más espacio interior que lubricar por el lógico desgaste de los componentes. Como referencia, ese consumo de aceite es de unos 0,7 litros por cada 1.000 kilómetros en coches de gasolina y hasta 1 litro en coches diésel usados. En los vehículos nuevos se estima un consumo de 1 litro por cada 10.000 kilómetros. De aquí la importancia de verificar el nivel de aceite con cierta frecuencia y de usar el mejor aceite 5W30 (Puedes encontrar aquí unas opciones de compra), 10W40, 20W50 o el que a nuestro motor le corresponda, a fin de lograr un mejor rendimiento.

 

Leave a Reply

avatar
  Suscribir  
Notificar de
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...
DMCA.com Protection Status