fbpx

¿Sería posible disponer de un aceite de coche universal?

Última actualización: 20.09.19

 

Con el paso del tiempo, los aceites de coche se han convertido en un elemento personalizado, tanto mediante las normas SAE como las propias de cada fabricante. Un planteamiento que lleva a cuestionarnos si sería posible disponer de un aceite de coche “universal” y apto para cualquier vehículo.

 

Si echamos un vistazo al pasado de la automoción, cerca de sus comienzos, veremos como en aquel entonces los aceites de motor resultaban bastante simples y sencillos en su formulación. Estos aceites se obtenían de una de las fases de destilación del petróleo y no tenían unas propiedades especialmente destacadas ni específicas en su labor, sirviendo simplemente para lubricar el motor y prevenir un exceso de calentamiento, por el roce del metal en movimiento. Por aquellos años, la idea de un aceite de coche universal no es que fuera un objetivo, sino que era la realidad del momento.

De hecho, no sería hasta los años 50 cuando empezaron a usarse aceites algo más específicos, con bases minerales más avanzadas y con las que empezar a personalizar su comportamiento en cuanto a sus funciones detergentes y protectoras. Una fecha en la que se empieza a usar litio y en la que surgen los aceites multigrado, capaces de trabajar sobre rangos de temperatura más amplios. No obstante, incluso en los años previos, ya existían diversos aceites, cuyo uso dependía principalmente de las condiciones climatológicas del entorno, aunque con menos eficiencia que los multigrado.

 

El nacimiento del aceite multigrado

A partir de los años 50 surgen los aceites multigrados, cuyo uso sigue estando vigente en la actualidad. A diferencia de los aceites monogrado convencionales, estos aceites multigrado tienen la capacidad de trabajar con rangos de temperatura más amplios, dependiendo de lo que el motor y el entorno en el que se mueve necesiten. Algo que ha dado más capacidad a los fabricantes de motores para lograr resultados óptimos en lo que a la lubricación se refiere.

La principal ventaja de este tipo de aceites es que la variedad existente es considerable, al combinar en un solo producto dos grados de la citada escala SAE, de modo que ya tenemos aceites para condiciones de frío extremo, de calor extremo, para zonas en las que la temperatura varíe mucho o para aquellas en las que los termómetros no se muevan demasiado. Una ventaja que, por otro lado, deja en un segundo plano la idea de disponer de un aceite único para todos los motores.

 

 

El tipo de combustible

Sin embargo, sí se produjo un cambio que ayudó, en parte, a recuperar esa idea del tipo de un aceite único. Hablamos del combustible para el que sirve cada aceite. Durante algunos años, era necesario comprobar si el aceite que estábamos comprando había sido diseñado para vehículos con motor diésel o de gasolina. A fin de lograr una lubricación más eficiente, solía ser habitual que los fabricantes modificasen los componentes y demás elementos de este aceite, ofreciendo un teórico mejor resultado en cada uno de ellos.

Sin embargo, las ventajas eran escasas y los problemas considerables, como el de tener dos aceites prácticamente iguales y que sin embargo no eran intercambiables. Así que al final las autoridades competentes decidieron acabar con la separación y obligar a los fabricantes a disponer de un único tipo de aceite por combustible. Por tanto, en la actualidad todos los aceites son aptos tanto para motores de gasolina como de gasóleo.

 

Las normas

Pero si este aspecto suponía un cambio a favor del aceite único, otros cambios ampliarían aún más la gama de aceite disponible en el mercado. Hablamos de las diferentes normas establecidas, tanto por parte de las asociaciones profesionales del mundo del motor como por los diferentes fabricantes de vehículos.

Empezando por las normas profesionales, las dos principales son la ACEA y la API. También tenemos la norma JASO, aunque esta solo se aplica a las motos. Estas normas suelen ser acumulativas, de modo que cada una de ellas sustituye a la anterior, aunque las últimas pueden convivir en los productos existentes en el mercado hasta que finalmente desaparecen, a la manera que ocurre con las normas USB en lo que a puertos de conexión y protocolos se refiere.

Sin embargo, en donde se pierde un poco la unidad y las normas se dispersan es en lo que se refiere a los fabricantes. En la actualidad, para fabricar un motor deben tenerse en cuenta una gran cantidad de cuestiones, entre las que priman la reducción de emisiones contaminantes o un menor consumo de combustible. En todos estos casos, los fabricantes tienen que forzar los diferentes elementos del motor a fin de lograr la máxima eficiencia en su funcionamiento. Algo que aplica una considerable tensión sobre el aceite, que debe ser capaz de lograr una lubricación óptima bajo unas condiciones cada vez más duras.

En este contexto es donde surgen las normas específicas de cada fabricante de vehículos, que establecen los parámetros técnicos que debe cumplir dicho aceite para proteger adecuadamente el vehículo en esas complejas condiciones de uso. En la actualidad, existen en torno a 50 normas diferentes, elaboradas por los diferentes fabricantes conforme a lo que sus vehículos necesitan, lo que no es una buena noticia para ese aceite universal que estamos comentando.

 

 

El aceite universal, una utopía

Llegados a este punto y como conclusión, ya tenemos respuesta a la pregunta con la que abríamos este artículo. En la actualidad, no es posible disponer de un aceite universal para todos los motores del mercado. De hecho, hacerlo no solo sería imposible sino que también sería inútil, dado que seguramente ese aceite ofrezca una protección excesiva en algunos vehículos y no del todo eficiente en otros. 

No es lo mismo el motor de un vehículo de alta gama y gran potencia que se conduce en clima frío al de un utilitario que se usa como taxi en una ciudad del sur del país. Así las cosas, contar con un aceite único es imposible y también algo innecesario. Por tanto, sigue siendo mejor recurrir al mejor aceite 5W30, 10W40, 20W50 o el que tu motor necesite que pensar en aceites universales para cualquier vehículo.

 

Leave a Reply

avatar
  Suscribir  
Notificar de
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...
DMCA.com Protection Status