Sigue estos consejos para el mantenimiento del coche antes de salir de viaje

Sigue estos consejos para el mantenimiento del coche antes de salir de viaje

Última actualización: 20.11.19

 

Viajar en el coche es una actividad que sirve para despejarse, salir de la rutina y aprovechar para conocer nuevas rutas. Sin embargo, antes de aventurarse a conducir en la carretera, es necesario que el coche esté al día en cuanto a mantenimiento eléctrico, mecánico, de neumáticos y más, para evitar que ocurran fallos inesperados, que pueden ocasionar accidentes. 

 

Cualquiera disfruta de las ventajas de salir de viaje por carretera y conducir de forma cómoda. Sin embargo, antes de aventurarse, es necesario que se revise el estado general del coche. De esta manera, se evitarán sorpresas desagradables en el camino. 

Por ello, hemos elaborado un apartado con las claves y pasos que deberás seguir antes de conducir en la carretera y que te ayudarán a que la experiencia sea mucho más segura durante el kilometraje que dure el viaje.

 

Verificación y revisiones

Para nadie es un secreto que los coches requieren de un mantenimiento periódico para que su funcionamiento se mantenga al día. Esto se logra a través de las revisiones de las diferentes partes del vehículo, desde la mecánica, la eléctrica, los neumáticos e incluso la limpieza.

Cada una de estas partes es necesaria para el buen funcionamiento del vehículo y si deben mantenerse mientras el coche solo va en rutas cortas en los entornos urbanos, con más razón debe cuidarse cada uno de estos detalles si se van a recorrer vías que supongan un mayor kilometraje. 

Por ello, aunque no sea el momento específico del mantenimiento, si se viaja, es necesario hacer una revisión general para evitar problemas. Parte de estas revisiones están orientadas a los consumibles, la presión y estado de los neumáticos, calidad de las luces y de los faros, así como otros detalles sobre la carga de la batería. 

 

 

Aceite y filtro

Uno de los puntos más importantes que se debe tener en cuenta es la revisión del nivel y de la calidad del aceite, así como del filtro. Antes de salir de viaje, lo apropiado es medir el aceite del coche y, si es posible, llevarlo a un centro de mantenimiento donde se haga un análisis exhaustivo de este componente.

Los expertos recomiendan que se eche un vistazo a la cantidad de este tipo de lubricantes, ya sea de los aceites 5W30 o de otra clasificación, sobre todo cuando el coche ya ha pasado las bajas temperaturas del invierno. De hecho, es una realidad que las heladas pueden afectar los circuitos del coche. Incluso, cuando el tráfico es pesado y lento, el consumo de aceite se acelera de forma exponencial. 

Cada fabricante de coche tiene un estimado de la cantidad máxima de aceite que este debe tener, así como de la mínima. Hacer la medición es sencillo: basta con tener el coche reposado en una superficie plana, extraer la varilla de aceite, limpiarla con un paño o servilleta y luego volver a introducirla, para volver a retirarla.

Después, es necesario comprobar el nivel de aceite a través de las medidas de la varilla. Si está por debajo del rango recomendado, es prudente no seguir recorriendo kilómetros y llenar lo que falta de lubricante. Esta es una medida que se debe tomar en caso de emergencia y lo aconsejado es que se utilice el mismo aceite que ya tenía el coche para evitar que haya inconvenientes.

Ahora bien, si se cuenta con el tiempo, es necesario hacer un cambio de aceite completo, incluyendo el filtro. Para esto, se debe corroborar cuál es el aceite recomendado por el fabricante y de acuerdo a las especificaciones del motor se debe seleccionar la densidad del lubricante. 

De cualquier modo, es necesario que cuando se haga el cambio se utilice el mejor aceite 5W30 que se pueda conseguir en el mercado para que su funcionamiento en el coche sea eficiente. Recuerda que cuando se realiza el cambio de aceite es prudente que también se cambie el filtro, para evitar que las impurezas lleguen a los ductos y piezas del motor. 

 

Luces y batería

Si es importante verificar el estado del aceite antes de salir de viaje, también es prudente que se preste atención al estado de todas las luces y faros del coche, tanto los focos principales de iluminación como las luces de cruce traseras y el resto de componentes para la iluminación.

Para ello, enciende las luces y verifica que emitan una correcta iluminación. En ocasiones, las bombillas no están quemadas, pero la iluminación es deficiente a causa de que los focos del coche están manchados, siendo necesario limpiar antes de salir de viaje. 

 

 

En caso de que las bombillas están quemadas, es necesario sustituirlas por unas nuevas. Esto mejorará la visibilidad y se evitará que se generen multas por cometer la infracción de estar sin una de las luces principales. 

Otro factor que se debe tener en cuenta antes de hacer un viaje es el nivel de la batería y su estado en general. La batería es el foco central del coche, que se encarga de mover la parte eléctrica del vehículo. De manera que si falla y deja de enviarle energía al alternador, el coche dejará de funcionar, ni siquiera encenderá y el resto de las funciones quedarán limitadas. 

Además, antes de salir de viaje, se debe tener limpio todo el coche, incluso los vidrios y espejos retrovisores, pues esto garantizará que haya una mejor visibilidad en la vía. De igual modo, es conveniente que se revise el nivel del refrigerante, limpiaparabrisas, el estado del agua, los frenos, el líquido, los neumáticos, la suspensión, las bujías, los cables y demás filtros. Lo más importante es la seguridad, de modo que se deben cubrir todos los aspectos para reducir los riesgos y peligros. 

Por ello, hay quienes aconsejan que, antes de recorrer una ruta larga en coche, se lleve el vehículo a un centro de mantenimiento, de modo que todo esté al día y el coche sea capaz de funcionar de manera adecuada.

 

Leave a Reply

avatar
  Suscribir  
Notificar de
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...
DMCA.com Protection Status