¿Cómo cuidar tus botas de montaña?

Última actualización: 27.10.20

Este sitio web está sostenido por los lectores. Cuando compras a través de los links de nuestra página, podemos ganar una pequeña comisión de afiliación. Revisa más información sobre nosotros.

 

Cada vez que preparas una excursión es imprescindible contar con unas botas de montaña que estén perfectas y en buen estado para tu travesía. Por ello, es importante proporcionarles el cuidado apropiado antes y después de su uso, con el fin de tener un calzado apto para caminar o escalar.

 

Es bien sabido por muchos que las mejores botas de montaña son las que están diseñadas para soportar roces, kilómetros de camino, agua y mucho lodo, pero, también debes considerar que son capaces de proteger los pies contra la transpiración, la humedad, tienen una buena impermeabilización y una gran tracción. 

Una recomendación muy útil al regresar de tu aventura consiste en limpiar cuidadosamente tus botas, para eliminar los restos de barro y sedimentos que pudieran adherirse a su estructura. Aunque probablemente estás cansado y no quieres hacerlo el mismo día, así que podrías dejar esa limpieza para la mañana siguiente, pero no dejes pasar mucho tiempo para limpiarlas, si no quieres perderlas.

A continuación, te daremos algunos útiles consejos para darle un buen cuidado a tus botas para montañismo:

 

 

1. Antes de usar las botas

 

Si compraste unas nuevas botas es importante cumplir con algunas medidas antes de usarlas, para evitar posibles molestias o rozaduras cuando realices tu actividad. En este sentido, es importante, antes de emprender tu aventura, que amoldes las botas nuevas a tus pies y pisadas, siendo recomendable hacer uso de ellas unos días antes. De hecho, es conveniente que te las coloques para ir al trabajo o dar pequeños paseos. Así notarás si se amoldan perfectamente a tus pies, recuerda usar los calcetines que usarías en tu expedición, porque así también podrás verificar si se ajustan adecuadamente. De esta forma, cuando llegue el momento de la excursión, tu caminata será más agradable y placentera, ya que si llevas unas botas que te molesten, tu concentración estará enfocada en el dolor que sienten tus pies y no disfrutarás del paisaje.

 

2. Cuidado de botas de piel

 

Si eres partidario de utilizar las botas clásicas de piel para montaña, podemos mencionar que, por lo general, están hechas a tu medida y tienen una gran dureza, aunque, como dijimos anteriormente, lo más eficaz antes de usarlas es amoldarlas a nuestros pies, pero su resistencia y durabilidad permiten que puedan ser utilizadas en caminos de asfalto, en montañas, en un sendero con muchos kilómetros o en una simple salida para disfrutar del fin de semana. 

Para el cuidado de este tipo de calzado, lo más conveniente es impermeabilizar la piel adecuadamente. Ten en cuenta que este material puede durar un buen tiempo sin perder sus características, pero en la medida que va absorbiendo agua terminará por mojar tus pies, como cualquier bota con material Gore-Tex, aunque los expertos afirman que el tiempo de la piel en llegar al punto de mojar los pies es bastante amplio.

Hay quienes señalan que con tan solo utilizar aceite del arbusto de ricino (que se adquiere fácilmente en farmacias y droguerías) han obtenido una impermeabilidad y dureza en sus botas de hasta un 100%. Ello se debe a que el aceite evita la rotura de la piel, lo que aporta mayor flexibilidad.

Otros mencionan que han utilizado grasa procedente del caballo, que hace la misma función, pero todo es cuestión de gustos.

Por su parte, las botas modernas están diseñadas con mayor tecnicismo, siendo recomendable su uso exclusivo en la actividad para la cual han sido creadas. Así que, si son botas rígidas y aptas para alta montaña lo conveniente es realizar con ellas salidas con temperaturas muy frías y nieve. 

Es de acotar que los modelos modernos cuentan con una tendencia innovadora, utilizan nuevos materiales para darle una mayor comodidad a este equipo, desarrollando una mejor experiencia en la impermeabilidad y buscan aportar un aislamiento térmico más adecuado.

 

3. Después de la expedición

 

Como dijimos en las primeras líneas de este artículo, al culminar tu travesía es recomendable eliminar los restos de suciedad, lodo o arena que puedan quedar adheridos a la suela del calzado o en su parte superior. En ocasiones, no tienes que sumergirlas en agua para limpiarlas, a veces basta con pasarles un cepillo y un trozo de tela humedecida para quitar las manchas. 

Si tus botas están elaboradas con algún material impermeable o con Gore-Tex, es conveniente que utilices la manguera del jardín para humedecerlas y quitar la suciedad. 

Para esta labor, es necesario quitar los cordones de sujeción para abrir la bota completamente y que se ventile en su interior. De esta manera, se evitaría que los restos de agua o la humedad puedan dañar el interior de la bota y se impide la formación de moho. También es recomendable sacar la plantilla (en caso de ser posible) y colocarla al sol al menos unos treinta minutos.

Ahora bien, hay modelos que pueden ser introducidos dentro de la máquina de lavar, si ese es tu caso te recomendamos retirar los cordones, quitar los residuos de barro con algún cepillo, extraer la plantilla e introducir las botas dentro de una bolsa apta para lavar a máquina, siendo conveniente utilizar el ciclo delicado para ello. 

Otra opción es sumergir las botas en un envase con agua, añadiendo un poco de jabón neutro, frotar con alguna esponja las partes con suciedad, después aclarar suficientemente y dejar secar al aire de forma natural. 

 

 

4. Para después del lavado

 

Es importante que después de haber lavado tus botas utilices algún producto especial para impermeabilizarlas. También podrías emplear una crema con silicona en la parte externa de las botas para su mantenimiento, con el fin de cuidar el material del calzado y que se encuentre en óptimas condiciones para el próximo uso. 

Ahora que conoces estos pequeños consejos, te invitamos a darle un mejor cuidado a tus botas de montaña, recuerda evitar la acumulación de la suciedad, no las laves con mucha frecuencia y procura mantenerlas limpias para que te duren más tiempo.

 

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
DMCA.com Protection Status