¿Qué es mejor, un rodillo de entrenamiento o bicicleta estática?

Última actualización: 28.10.20

Este sitio web está sostenido por los lectores. Cuando compras a través de los links de nuestra página, podemos ganar una pequeña comisión de afiliación. Revisa más información sobre nosotros.

 

El ciclismo es una actividad no sólo recreativa sino también competitiva y beneficiosa para nuestra salud. Si eres de los que quieren iniciarse en este mundo, pero no tiene la experiencia o tiempo necesario, te interesará saber que, gracias a los rodillos de entrenamiento y bicicletas estáticas, podrás practicar desde la comodidad de tu casa.

 

El ciclismo es un mundo bastante complejo, que se inicia con los básicos entrenamientos en casa para ganar estabilidad y aprender a pedalear de forma controlada. Para ello, es necesario contar con un equipo especial, que en este caso serían las bicicletas estáticas. Se trata de una estructura fija en la que podemos subirnos a pedalear sin temor a volcarnos, ya que su base antideslizante nos brinda la estabilidad necesaria. Además, podemos controlar la intensidad del movimiento, según nuestra condición física.

Por su parte, está el rodillo para bicicleta de montaña o cualquier otro tipo, que se considera un producto adecuado para quienes dominan completamente los equipos estáticos, ya que requiere de un mayor equilibrio. Esto se debe a que tendrás que montar tu bicicleta de calle sobre dicho rodillo, para que la mantenga en pie e inmovilice el proceso de desplazamiento. 

Sin embargo, al pedalear tendrás que estabilizar constantemente la bici y esto podría generarte complicaciones en el desarrollo de tu entrenamiento. Claro está, si eres novato. En caso contrario, te ayudará a mejorar tu rendimiento, equilibrio y velocidad.

 

Rodillos de entrenamiento vs. bicicletas estáticas

Si eres nuevo en el mundo del ciclismo y actualmente estás planeando comenzar con tus prácticas, seguramente habrás escuchado acerca de los rodillos de entrenamiento y las bicicletas estáticas. Estas son dos herramientas de gran utilidad para tus prácticas indoor, dirigidas a aquellos amantes del deporte que no disponen del tiempo suficiente para salir a rodar al aire libre. Conozcamos a continuación las principales diferencias entre ambos equipos, ventajas y desventajas.

Rodillos de entrenamiento

Los rodillos de entrenamiento son estructuras compactas y muchas veces plegables, que poseen un funcionamiento completamente intuitivo. Sólo deberás coger tu bicicleta de calle, colocarla sobre dichos tambores mecánicos y proceder a realizar el respectivo ajuste en el área de la rueda trasera o delantera, según sea el modelo. Así, la bicicleta se mantendrá en pie de forma segura para que subas en ella a pedalear.

Además, con este tipo de equipos puedes disfrutar de diferentes niveles de resistencia para cada uno de tus entrenamientos, así como también obtener un mayor equilibrio. Esto se debe a que, a pesar que la bicicleta está fija al soporte desde el área de las ruedas, la parte superior continúa teniendo la inestabilidad propia de la bicicleta cuando está rodando en la calle. Por ello, la persona pondrá en práctica su equilibrio y a la vez obtendrá un mayor control del pedal.

También es importante que tengas presente que este tipo de rodillos, al trabajar directamente con tu bicicleta, te permiten conservar la postura de tu cuerpo con respecto a la ubicación sobre el manillar, sillín y pedales. De esta manera, te sentirás como si rodaras en exteriores.

 

Bicicletas estáticas

Modelos de bicicletas estáticas hay muchos, por lo que podrías encontrar equipos convencionales, elípticos, para spinning, con estructura plegable y reclinable. Asimismo, están los diseños empleados para entrenamientos de crossfit, cuya resistencia es por medio de aire.

Cualquiera de estos equipos requieren de un montaje inicial para comenzar a ser usados debido a que son estructuras fijas con pedales, manillar, sillín y sistema de rodamiento. Por ende, no tienes la necesidad de disponer de una bicicleta de calle, como ocurre con los rodillos. 

Sin embargo, el tamaño generalmente robusto de la estructura te obligará a disponer de un espacio específico para su colocación. Así, no tendrás que montarla y desmontarla diariamente, porque, aparte de ser una tarea agotadora, podrías terminar aislando los tornillos y roscas.

Por otra parte, conviene mencionar que los modelos de bicicletas estáticas resultan más adecuados para quienes quieren iniciarse en el ciclismo, debido a que la estructura brinda una completa estabilidad. 

Asimismo, suele ser usada por las personas que desean romper con el sedentarismo y ejercitarse. De hecho, estos equipos incorporan sensores y una pantalla, para que monitorees tus avances diarios con respecto al kilometraje, tiempo, cadencia y calorías consumidas, entre otros datos de interés.

Ventajas y desventajas de ambos equipos

Si bien los rodillos de entrenamiento y las bicicletas estáticas son equipos de gran popularidad y efectividad para llevar a cabo entrenamientos indoor, también es cierto que cada uno de ellos posee una serie de aspectos beneficiosos y otros poco favorables.

 

Ventajas

Los rodillos de entrenamiento no requieren de un montaje complicado. Sólo tienes que colocar la bicicleta sobre el soporte y fijarlo al marco o ruedas, según sea el caso. De hecho, poseen un diseño compacto con mecanismo plegable, que te permitirá almacenar el equipo bajo la cama o en el armario, sin ocupar demasiado espacio. Además, podrás mantener una postura similar a la adoptada en tu bicicleta de calle para un mejor control del pedaleo.

Por su parte, las bicicletas estáticas incorporan un sistema de resistencias ajustables, que, de acuerdo al modelo, pueden ser de tipo eléctrica, mecánica, hidráulica o magnética. De esta manera, el equipo brinda un entrenamiento más organizado y detallado, en el que podrás habituar tu pedaleo de forma suave y coordinada. 

Además, estas bicicletas incorporan unas convenientes pantallas y sensores. Así, podemos conocer el desempeño obtenido en cuanto al recorrido, en aspectos como cadencia y calorías consumidas.

 

Desventajas

Entre los elementos poco favorecedores de los rodillos de entrenamiento, tenemos que no proporcionan un buen nivel de estabilidad para quienes se inician en este tipo de prácticas indoor, por lo que son aconsejados para personas con experiencia. 

Además, la ausencia de algún software o tecnología similar también es una desventaja. En todo caso, los modelos más costosos poseen conectividad inalámbrica vía Bluetooth.

En lo que respecta a las bicicletas estáticas, podría no convenirte el hecho de que requieren de un espacio para su colocación, debido a que, una vez montada la estructura, no puedes desmontarla diariamente. Claro está, puedes optar por un modelo plegable, pero igualmente ocupará un espacio significativo al ser almacenado.

Es importante recordar que no se trata de tener un equipo valorado como el mejor rodillo para bicicleta de montaña del 2020 o la bicicleta estática más popular del mercado. El uso de ambos aparatos dependerá de tus habilidades, nivel de experiencia al pedalear y presupuesto.

 

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
DMCA.com Protection Status