Quema calorías al entrenar con tu bicicleta

Última actualización: 30.10.20

Este sitio web está sostenido por los lectores. Cuando compras a través de los links de nuestra página, podemos ganar una pequeña comisión de afiliación. Revisa más información sobre nosotros.

 

La práctica del ciclismo de una forma constante podría cambiar radicalmente nuestra condición física y, por ende, hacer que bajemos de peso y medidas. De esta manera, puede lograrse un cuerpo con una musculatura definida, gozaremos de mejor salud cardiovascular  y nos sentiremos anímicamente más activos.

 

La quema de calorías es un tema que interesa a un gran número de personas a nivel mundial, ya sea con el propósito de mejorar su estado de salud o conseguir el cuerpo deseado, es decir, abdominales, piernas, brazos y espalda con una definición muscular libre de grasa.

Las alternativas para mantenerse en forma, enfocadas en la realización de actividades de tipo cardiovascular, suelen ser variadas, por lo que podrás caminar o trotar diariamente, practicar yoga y asistir al gimnasio. 

Igualmente, destaca también el uso de la bicicleta en todas sus modalidades, pues, según los expertos, es uno de los deportes más convenientes cuando de quemar calorías se trata. De hecho, con una sesión corta es posible eliminar un aproximado de 300 calorías. Sin embargo, esto podría variar dependiendo del metabolismo y régimen alimenticio de cada persona.

Con respecto a los entrenamientos en bicicleta, te interesará saber que actualmente el ciclismo indoor se ha convertido en una práctica popular, ya que cada vez más personas han comenzado a realizar ejercicio en casa. 

Asimismo, son muchos los que han desempolvado sus bicicletas estáticas, con el propósito de romper con el sedentarismo de una forma definitiva y eficiente. Sin embargo, el hecho de no tener este tipo de equipos no ha sido un obstáculo, porque quienes tienen en casa una bicicleta convencional, solo han necesitado incorporar un rodillo para, de la misma forma, quemar calorías pedaleando, tal como si hicieran un recorrido convencional por la calle.

Acerca de la quema de calorías

Si bien el uso de la bicicleta es considerado como una de las prácticas con el mayor poder de quema calórica para el ser humano, también es cierto que existen algunos requerimientos para que los resultados obtenidos no terminen por desgastar nuestra salud.

Recuerda que la ejecución de cualquier deporte requiere de una previa asesoría dada por un entrenador, lo que nos permitirá evitar lesiones en la espalda y brazos a causa de una mala postura al sujetar el manillar, así como también en los pies al pedalear. 

De igual manera, es conveniente la orientación de un nutricionista para que te asesore acerca de los efectos tras la pérdida acelerada de calorías sobre la bicicleta. En este sentido, nos referimos a la baja de energía causada por la ingesta de una dieta poco balanceada, deshidratación del cuerpo, entre otros tantos factores que podrían hacerte perder kilos en pocos días, pero poniendo en riesgo tu salud.

Por todas estas razones, lo ideal es crear un plan de alimentación saludable y acompañarlo de una sesión diaria de ciclismo al aire libre o indoor. Cualquiera que sea el equipo usado, la quema calórica está más que garantizada. Claro, deberás tener presente que cada cuerpo es diferente, por lo que no debes obsesionarte con eliminar un número de calorías específico.

El gasto calórico puede depender de la edad de la persona, tipo de alimentación, resistencia, constancia en las prácticas e intensidad aplicada en cada una de las sesiones ejecutadas. En este sentido, no es fácil precisar una cantidad exacta de calorías por cada sesión de pedaleo.

Sin embargo, los expertos suelen citar un consumo promedio de 300 calorías por hora, cuando se completa una rutina de bajo impacto. Además, comentan que es posible plantearse una meta de entrenamiento diario a corto plazo, para bajar hasta un máximo de cinco kilogramos en un período de 90 días. De igual manera, si eres consecuente con tu alimentación y ejercicios sobre la bicicleta, a lo largo de un año podrías perder 20 kilogramos.

En todo caso, lo importante es que comiences a pedalear sin exceder tus límites. Así, en pocas semanas podrás incrementar paulatinamente la intensidad de cada uno de los programas de entrenamiento dados por tu equipo, lo que te permitirá quemar calorías, fortificar los músculos y mejorar tu estado de ánimo.

 

Ciclismo indoor: Una modalidad para consumir calorías

El ciclismo indoor puede llevarse a cabo montando tu bicicleta de calle sobre unos rodillos o entonces con una bici de tipo estático. Cualquier opción es válida para brindarle a cada uno de los grupos musculares un acondicionamiento adecuado, mientras se quema un importante porcentaje de calorías diarias. Sin embargo, es necesario seguir algunas recomendaciones:

 

Evita distracciones

El uso de un rodillo para bicicleta de montaña, de ciudad o de bicicletas estáticas, son dos eficaces formas para llevar a cabo una progresiva quema calórica, que te permitirán estar en constante pedaleo. Caso contrario en el ciclismo de calle, puesto que obligatoriamente tienes que detenerte frente a un semáforo o hacer incontables pares debido a los cruces peatonales, perdiendo la concentración. 

Esto resulta poco conveniente para el desarrollo de tu rutina, porque durante estas pausas se disminuye la cadencia, fuerza en el pedaleo y, por ende, la efectividad en el consumo calórico. En este sentido, si tu propósito es perder esos kilos de más, lo mejor es pedalear desde la comodidad de casa para imprimirle a cada práctica una mayor intensidad.

Ejecuta tu rutina en la mañana

Los expertos recomiendan pedalear a primeras horas de la mañana y en ayunas para perder peso de manera efectiva, porque es en ese preciso momento cuando el cuerpo experimenta una importante baja de glucógeno y, en su lugar, usa la grasa acumulada como principal fuente de energía. Así, al iniciar tu práctica de bicicleta, el metabolismo se activará inmediatamente y, con ello, la rápida quema de calorías.

 

Una correcta hidratación

Al pedalear en un espacio cerrado, la concentración de calor es mayor, al igual que la sudoración, lo que podría deshidratarnos rápidamente. En vista de ello, tendrás que tener a mano una botella de agua fresca para que constantemente te hidrates. No obstante, deberás beber el líquido en pequeños sorbos mientras pedaleas, ya que el objetivo es no detenerse durante la práctica para obtener mejores resultados.

Recuerda que no se trata de tener aparatos considerados como el mejor rodillo para bicicleta de montaña o el equipo estático más sofisticado del momento. Bastará con tener una bicicleta en buen estado, ser consecuente con los entrenamientos e ingerir alimentos saludables. Así, comenzarás a ver resultados positivos en tu cuerpo.

 

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
DMCA.com Protection Status