Verdades y mentiras sobre ir en bicicleta

Última actualización: 20.10.20

Este sitio web está sostenido por los lectores. Cuando compras a través de los links de nuestra página, podemos ganar una pequeña comisión de afiliación. Revisa más información sobre nosotros.

 

La bicicleta es uno de los equipos deportivos de mayor versatilidad, ya que pueden ser usados como medio de transporte, de forma competitiva o para ejercitarnos en casa, si posees los soportes necesarios para ello. Sin embargo, tras su constante uso rondan una serie de mentiras y verdades que deben ser aclaradas.

 

Actualmente, andar bicicleta es una de las actividades más realizadas en todo el mundo. No importa tu edad o género, pues este deporte es adecuado para cualquier persona. De hecho, cada vez son más los que apuestan por dejar en casa el coche y, en su lugar, hacen uso de la bicicleta para llegar a sus sitios de estudio y trabajo.

Además, es una práctica que, si es realizada diariamente, aporta grandes beneficios al cuerpo y a nuestra mente, haciéndonos perder calorías, ganar masa, tonificar los músculos y fortalecer nuestras rodillas. 

De igual manera, andar bicicleta es beneficioso para los procesos de oxigenación, nos ayuda a despejar los pensamientos y olvidar el estrés del día, por lo que viviremos más felices. Sin embargo, no todo es positivo, ya que existen algunos aspectos poco favorables tras el uso de la bicicleta. Algunos de ellos están comprobados y otros son simples invenciones.

 

Acerca del uso de la bicicleta

El uso de la bicicleta en cualquiera de sus modalidades, ya sea de calle, con rodillos para bicicleta de montaña, bici urbana o estática, genera un impacto positivo en nuestra salud. Sin embargo, si no somos lo suficientemente cuidadosos y tomamos las prevenciones necesarias, podríamos causar el efecto contrario. 

Por ello, con el paso del tiempo, investigaciones y experiencias personales de los profesionales del manubrio, hay quienes han llegado cuestionar los beneficios de ir en bicicleta. De hecho, si planeas desempolvar tu bicicleta para comenzar a rodar a diario, te convendría conocer las verdades y mentiras que existen tras su uso.

 

Verdades

 

Pedalear elimina el estrés y aumenta la felicidad

Es verdad que saliendo a rodar al menos 30 minutos al día activamos la segregación de una hormona llamada endorfina, que es la encargada de mejorar nuestro estado de ánimo al hacernos sentir felices. De igual manera, permite que liberemos el estrés y cualquier tensión acumulada. Además, gracias a ello adquirimos mayor ímpetu para la ejecución de otros ejercicios que requieren de esfuerzo.

Mejora nuestra salud cardiovascular

El corazón es el órgano encargado de bombear la sangre de todo nuestro cuerpo, por lo que nuestra misión es mantenerlo sano. Para ello, el ejercicio cardiovascular dado por el uso constante de la bicicleta es ideal.

Al pedalear, el corazón se acelera y genera una elevación en su ritmo habitual, lo que conlleva a la inmediata baja de la presión. Durante este proceso, se reducen significativamente los niveles de colesterol malo, mientras que el colesterol bueno se eleva, debido a que los vasos sanguíneos adquieren mayor flexibilidad. Todo esto significa que disminuye el riesgo de padecer un ataque cardiaco o afecciones asociadas a las arterias.

 

Fortalecimiento de la masa muscular

Está comprobado que la bicicleta es el mejor aliado para quemar calorías y mejorar la masa muscular. Se trata de un ejercicio cardiovascular bastante completo, en el que trabajan todos los músculos del tren inferior y área media del tronco.

No importa si usas el mejor rodillo para bicicleta de montaña, un equipo estático o de calle. Cualquiera que sea el caso, lograrás adelgazar de forma saludable o ganar masa muscular, según lo desees. Claro está, para ello, se requiere tener constancia en cada una de las rutinas, acompañándolas de la ingesta de suplementos vitamínicos y una buena alimentación que incorpore frutas, granos, carbohidratos y proteína.

 

Disminuye los dolores musculares

Al subirnos a la bicicleta es necesario reclinarse sobre el manillar, lo que sugiere el estiramiento de los brazos conjuntamente con la espalda. Además, se hace necesario posicionar la cabeza de forma frontal, eventualmente girándola hacia los laterales al momento de cruzar una intersección. 

De esta manera, los músculos se estiran de forma natural y sin riesgo de desgarre, siendo una postura conveniente para disminuir las contracciones o dolores en el dorso. Así, es un ejercicio recomendado para aquellas personas que pasan mucho tiempo frente al ordenador o a un escritorio.

 

Fortifica tus rodillas

Practicar entre 30 y 45 minutos diarios de bicicleta es una de las mejores terapias para nuestras rodillas, ya que todos los músculos y ligamentos que se encuentran a su alrededor trabajan conjuntamente. De esta manera, las rótulas mejoran la movilidad, que con el paso de los años se va perdiendo.

Sin embargo, si te estás iniciando en esta práctica, la recomendación es usar un rodillo para bicicleta o equipo estático, que te permitirá aprender a pedalear de forma suave y controlada. Así, no correrás riesgo de lesionarte en lugar de fortificar tus rodillas.

 

Mentiras

 

El uso del casco no es necesario

Una gran mentira que gira en torno al uso de la bicicleta tiene que ver con el casco de seguridad que, según muchas personas, no es indispensable. No obstante, en algunos países existen leyes dirigidas especialmente a los ciclistas, en las que colocarse un casco es de carácter obligatorio para transitar en la vía pública.

Esto se debe a que estadísticamente la mayoría de decesos de ciclistas en la vía han sido de quienes no llevaban puesto su casco, por lo que es considerado un equipamiento que podría salvarte de padecer una contusión cerebral, en caso de un volcamiento.

La bicicleta interfiere en la actividad sexual

La bicicleta y su influencia en la actividad sexual de hombres y mujeres ha sido tema de debate para los especialistas, quienes han deslizado distintos estudios en muestras poblacionales de deportistas.

En el caso de las mujeres, se habla de una notoria disminución en la sensibilidad pélvica, mientras que en los hombres destaca la disfunción eréctil. Ambos casos se asocian a la constante presión generada por el sillín en el área genital.

Dichos estudios fueron positivos en personas que pasan gran parte del día sobre la bicicleta. Por su parte, no se encuentra el mismo riesgo en quienes llevan a cabo esta práctica para ejercitarse algunos minutos diariamente o trasladarse desde la casa al sitio de trabajo.

 

Aire más puro

Si bien la bicicleta es un medio de transporte sostenible y ecológico que beneficia el ambiente, también es cierto que, de igual modo, expone al ciclista al monóxido de carbono generado por los coches que transitan junto a él. En este sentido, no es del todo cierto que siempre se estará expuesto a un aire más puro.

En todo caso la bicicleta es un equipo con grandes beneficios que puede ser usada sin límite de edad, con el propósito de evitar el sedentarismo, tonificar los músculos, fortalecer los ligamentos, gastar calorías y drenar el estrés.

 

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
DMCA.com Protection Status