¿Cómo saber si tu smartwatch es a prueba de agua?

Última actualización: 22.09.20

 

Quienes practican algún deporte acuático deben revisar las características de su smartwatch antes de usarlo en piscinas o aguas abiertas, pues existe una clara diferencia entre ser resistente al agua y ser a prueba de esta. Además, al adquirir un dispositivo de este tipo, se debe tener claro el nivel de protección que posee el reloj inteligente para evitar inconvenientes.

 

Antes de empezar la búsqueda del mejor smartwatch para ti es importante identificar qué tipo de deportes quieres practicar, para que el gadget responda con eficiencia a todas tus necesidades.

En este sentido, las personas que realizan natación en piscinas, aguas abiertas u otras disciplinas acuáticas deben usar dispositivos a prueba de agua, es decir, que se puedan sumergir a varios metros de profundidad y en un lapso de tiempo amplio. 

Para hacer esta distinción, todos los dispositivos cuentan con una clasificación de acuerdo a la norma internacional IEC 60529 Degrees of Protection, por lo que son calificados con una nomenclatura específica. Te invitamos a continuar leyendo para saber más al respecto.

 

Grado de protección IP 

La protección de entrada, identificada con las iniciales IP, es una norma internacional que identifica el nivel de resistencia de un dispositivo a cuerpos extraños, como el polvo y el agua. 

Por esta razón, al realizar una comparativa de smartwatches vemos con frecuencia la nomenclatura IP68. Pero ¿qué significan exactamente estos números? Aquí te lo explicamos.

El primer número hace referencia a la protección contra intrusos, es decir, el polvo, y la calificación va del número 0 al 6, en el que cada dígito tiene un valor:

Si el aparato no tiene protección de este tipo su calificación será 0. En caso de tener defensa contra cuerpos sólidos con un tamaño superior a los 50 mm de diámetro su puntuación será 1.

Con el número 2 se distinguen los aparatos que tienen protección contra elementos de hasta 80 mm de longitud y 12 mm de diámetro.

Mientras que el nivel 3 indica que no se admite la entrada de cuerpos delgados que miden 2,5 mm o más. Por su parte, el nivel 4 de protección es contra cuerpos sólidos que miden 1 mm.

El nivel 5 indica resguardo contra el polvo que puede dañar los componentes del equipo y el nivel 6, el más alto en esta categoría, indica que el producto está completamente sellado y no puede entrar ninguna partícula de polvo.

El siguiente dígito hace referencia al nivel de protección contra la humedad y se cuantifica desde el 0 hasta el 8. 

En este caso el 0 indica que no hay protección, el 1 ofrece una barrera contra la condensación, mientras que el nivel 2 protege contra gotas de agua con una orientación de 15° verticalmente.

Los productos con la numeración 3 tienen protección contra salpicaduras de hasta 60° en una orientación vertical. El nivel 4 ofrece resguardo contra la salpicadura de agua desde todas las direcciones.

El nivel 5, en cambio, proporciona una defensa mayor que la anterior, evitando que los chorros de agua provenientes de diferentes direcciones  afecten el dispositivo.

La protección 6 cubre también estos factores además de las olas. En lo que respecta a la inmersión, los dispositivos con nivel 7 son seguros para estas actividades por tiempo limitado.

Finalmente, el nivel más alto es el 8 que indica la protección de los dispositivos que son inmersos durante tiempo prolongado bajo presión. 

Ahora bien, según este indicador de protección el smartwatch más idóneo para nadar y practicar deportes acuáticos es el que tiene la clasificación IP68, ya que puede ser sumergido en agua a una profundidad de hasta 1 metro por un período de 30 minutos o según lo que indique el fabricante. 

En el caso de que el dispositivo, ya sea reloj o pulsera inteligente, tenga una clasificación IP67 significa que su protección solo abarca periodos cortos de inmersión, mientras que los identificados con IP65 o IP64 apenas resisten salpicaduras de agua. 

 

Unidad ATM en los smartwatches y la ambigüedad de este término

La popularidad de los relojes inteligentes ha vuelto algunos términos un estándar que puede determinar la elección de un producto u otro según las actividades realizadas. Claramente, nos referimos en este caso a la capacidad de ser sumergibles o no que tienen algunos dispositivos wearables.

ATM, en la categoría de smartwatches, se refiere al término atmósfera y a la unidad de presión más popular en física que se utiliza para identificar la resistencia a inmersiones en agua que tiene el dispositivo. En consecuencia, 1 ATM equivale a 10 metros de profundidad.

Sin embargo, pensar que un reloj inteligente que tiene una resistencia de 5 ATM pueda sumergirse en el agua a 50 metros de profundidad es un concepto erróneo y que confunde mucho a los usuarios por su ambigüedad. 

Para entenderlo mejor te mostramos en el siguiente cuadro el nivel de inmersión que resisten estos dispositivos según su certificación. 

Certificación Nivel de inmersión
3 ATM ó 30 m Lluvia y salpicaduras accidentales
Hasta 5 ATM ó 50 m Ejercicios de natación moderados e inmersiones en la ducha
Hasta 10 ATM ó 200 m                Buceo, ejercicios de natación intensiva y tareas de submarinismo moderado
Hasta 15 ATM ó 150 m Tareas de submarinismo intensivo y buceo con escafandra
Hasta 20 ATM ó 200 m Totalmente sumergibles: tareas de buceo y submarinismo profesional

 

Con esta explicación te será más sencillo distinguir cuál es el mejor smartwatch que se adapta a tus actividades acuáticas o en todo caso que tenga una buena resistencia al agua para un uso diario, sin preocuparte por mojarlo en la lluvia, en la ducha o al lavarte las manos.

También es importante mencionar que la mayoría de estos dispositivos recomiendan en sus instrucciones secarlo bien después de sumergirlo. Por otro lado, se debe tomar en cuenta que al bañarse con el smartwatch o nadar con él, existen otros elementos que pueden afectar sus componentes como el contacto directo con el jabón o el agua clorificada de la piscina.

En este sentido, te sugerimos que si las actividades acuáticas son tu principal ejercicio revises modelos como el Apple Watch 4 que permite detectar el tipo de natación, ya sea estilo libre, espalda o pecho. También, permite registrar la frecuencia cardíaca durante la natación, las brazadas y el ritmo promedio.

Por su parte, el reloj deportivo Garmin Fenix 5 Plus tiene una resistencia al agua de 10 ATM que permite resistir a diferentes actividades acuáticas y que también sirve como smartwatch porque recibe las notificaciones del móvil.

Asimismo, el Huawei Watch GT Sport se puede usar para practicar natación siempre y cuando no sea el de la correa de cuero. Este gadget tiene una resistencia de 50 ATM y puede reconocer tu posición al nadar y calificar tu desempeño al terminar la sesión. 

Estos son solo algunos de los modelos más populares en esta categoría de smartwatches a prueba de agua, y a partir de la información que te proporcionamos estamos seguros de que te será más fácil elegir el dispositivo más conveniente para monitorizar tu evolución en los deportes acuáticos, además de otras actividades físicas para mantener una vida activa y saludable.

 

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
DMCA.com Protection Status