Consejos para salir de paseo con el bebé

Última actualización: 04.06.20

 

Salir de paseo con el bebé es un hábito a adoptar desde que es recién nacido. Son muchos más los beneficios que aporta la calle al pequeño que los inconvenientes, así que todo lo que tienes que hacer es equiparte con un buen carrito de bebé y salir a caminar.

 

Cuando el bebé es recién nacido, es natural tender a sobreprotegerlo. En este sentido, salir a la calle con él, tan pequeñito y vulnerable, no nos da mucha confianza, por lo que nuestro primer pensamiento es quedarnos mejor en casa. A continuación, te contamos por qué deberías llevar a la calle al bebé desde el principio y los diferentes carritos que vas a necesitar de acuerdo con su proceso evolutivo para transportarlo.

 

¿Por qué es bueno que el bebé salga de paseo?

Hay papás que, nada más abandonar el hospital, están deseando dar su primer paseo con su bebé, si bien otros creen que habría que esperar al menos 15 días. La realidad es que la mayoría de los pediatras coincide en que salir a la calle ya desde el primer día es 100 % recomendable. ¿Cuáles son las razones?

En primer lugar, la luz del sol juega un papel fundamental en el desarrollo del bebé. No en vano, contiene vitamina D, una sustancia esencial para que sus huesos crezcan fuertes y sanos. Pero, además, un paseo (sea matutino o vespertino) favorece la digestión del bebé y también contribuye a que se rinda antes a los brazos de Morfeo. La calidad del sueño, así, está directamente relacionada con ese paseo con sus papás. Es más, seguro que, alguna vez, has conocido algún caso de padres que salen en mitad de la noche a la calle con el objetivo de que el peque por fin se duerma.

 

Los tipos de carritos en función de la edad del bebé

Ahora que ya te has convencido y conoces los beneficios de salir de paseo con el bebé desde recién nacido, es imprescindible disponer del mejor carrito del momento, es decir, aquel que se adecue a cada etapa evolutiva del pequeño. Si estás un poco perdido y no sabes bien cuándo es el momento de pasar a la silla de paseo, a continuación, te brindamos ciertas nociones básicas.

1. Cochecito para bebés

El primer artilugio que necesitarás para la movilidad de tu pequeño es el cochecito para bebés, indicado para niños de 0 a 6 meses. A simple vista, es posible observar que son artículos formados por dos componentes: chasis con ruedas y portabebés. Lo que nos interesa es este último que, en definitiva, es el espacio donde descansará el recién nacido cuando esté fuera de su cuna. Gracias a los cochecitos para bebés, podrás dar largos paseos por la calle en línea con lo recomendado por los médicos.

 

2. Silla de paseo

En el momento en el que el bebé dé signos de querer incorporarse para mirar a su alrededor o coger algún objeto o simplemente cuando notes que ya no está tan a gusto tumbado todo el tiempo, quizás debas pasarlo a una silla de paseo. Debes saber que será la propia evolución del bebé la que determine que ha llegado la hora de la sillita, aunque, por lo general, suele ocurrir a partir de los 4 meses. Lo recomendable es que la silla de paseo sea reclinable, de manera que el bebé no pase directamente de una posición horizontal a estar totalmente tumbado. Estos artículos infantiles suelen ir provistos de útiles elementos como reposabrazos, reposapiés y arnés de seguridad.

 

3. Silla de paseo tipo paraguas

Cuando el niño es un poco más mayor, lo ideal son las sillitas cuyo plegado es tipo paraguas. Y es que llega un momento en el que el peque de la casa goza de movilidad 100 % y solo necesite la silla para aquellos instantes en los que esté cansado de caminar. Esta tipología se orienta a niños de entre 1 y 5 años y es ideal para tener a mano, tras un largo paseo, ya que permitirá al niño sentarse e, incluso, echarse una siestecita. Dependiendo del modelo, es posible que tenga el respaldo reclinable para aquellos casos en los que el pequeño quiere dormir un rato después de andar tanto.

Sabiendo cuáles son las distintas posibilidades, para elegir la más conveniente deberás tener en cuenta varios aspectos, como, por ejemplo, la edad y peso del niño, entre otros.

Recomendaciones para su primer paseo

Antes de que el bebé se siente por sí mismo, pueda mover sus extremidades con facilidad y, sobre todo, mucho antes de que aprenda a caminar, ¡está su primer paseo! Se trata de un instante de gran emoción para todos los padres, pero, al mismo tiempo, que genera cierta intranquilidad. Si quieres que sea perfecto y que nada quede al azar, te animamos a tomar nota de estos consejos para que el primer paseo con el bebé sea 100 % exitoso.

 

Prepara la bolsa del bebé. La bolsa del bebé debiera ser inseparable del cochecito. ¡No puedes salir sin ella! Por supuesto, asegúrate de que incluye todo lo que pudieras necesitar: pañales, toallitas húmedas, ropita de repuesto, el biberón, algún juguete, el chupete, etc.

Protégelo de las inclemencias meteorológicas. Tanto la lluvia como el sol son el doble de molestos para un bebé que para nosotros, así que es conveniente que lo protejas de manera óptima. Para el sol, un accesorio para el cochecito indispensable es la sombrilla. Por su parte, un protector de lluvia de plástico es el complemento idóneo si comienza a diluviar en mitad de un paseo.

Presta atención a la ropa del bebé. Una excelente recomendación es vestir al bebé con capas, de manera que sea mucho más fácil liberarlo de ellas si, por ejemplo, hace más calor del que pensabas. Si, de repente, se levanta un temporal, es tan fácil como ponérselas de nuevo.

Pasea por los parques. Al salir con tu bebé, evita aquellas zonas demasiado concurridas y opta, en su lugar, por los parques y jardines.

 

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
DMCA.com Protection Status