fbpx

Las mejores muselinas

Última actualización: 17.09.19

 

Muselina – Guía de compra, Opiniones y Análisis en 2019

 

Encontrar una buena muselina para mejorar la comodidad o proteger a tu bebé fuera de casa puede ser una tarea complicada si no sabes qué aspectos debes considerar para garantizar tanto confort como seguridad. No obstante, después de revisar algunas alternativas, podemos recomendarte un par de opciones. En primer lugar, el producto HBF BABY-ZXH9005 es un set que incluye varias muselinas para que tengas reemplazos cuando la que estás utilizando se vaya ensuciando, dándote tiempo para lavarlas. Están hechas de un material suave y todas tienen diferentes diseños infantiles para llamar la atención de tu pequeño. En segundo lugar, te recomendamos CuddleBug Swaddle1. Se trata de un paquete de cuatro muselinas fabricadas en algodón, garantizando así suavidad y comodidad para tu pequeño. Tienen un tamaño grande para que puedas aplicar diferentes métodos de envoltura y presentan un diseño estampado sencillo para que te sea fácil de combinar con otras prendas del niño.

 

 

Tabla comparativa

 

Lo bueno
Lo Malo
Conclusión
Ofertas

 

 

¿Cuál es la mejor muselina del mercado?

 

Si quieres saber cuáles son las características que algunos usuarios aconsejan evaluar para poder escoger un buen modelo de muselina, te invitamos a tener en cuenta la información que te proporcionaremos a continuación en esta guía de compra para que puedas aprovechar tu dinero al máximo y garantizar confort y seguridad a tu bebé.

Guía de compra

 

Diseño

Normalmente, en una guía para comprar la mejor muselina, notarás que el diseño es ampliamente nombrado. En este aspecto, deberás considerar detalles como el tamaño de la muselina, dado que esto determinará qué tipos de métodos de dobleces podrás aplicar para acomodar a tu bebé.

Asimismo, no está demás considerar el color de la tela, dado que las muselinas tienen múltiples usos, es normal que se ensucien, pero si puedes elegir un modelo que disimule las manchas, podrá aguantar un par de usos más antes de tener que lavarse.

Y si quieres optar por una muselina que pueda combinarse con otras prendas de uso habitual de tu bebé, también puedes escogerla en base a su diseño, ya sea unicolor o con algún patrón de imágenes y colores que la hagan resaltar entre las demás.

 

Materiales de fabricación

Lo siguiente que tienes que considerar antes de adquirir una muselina son sus materiales de fabricación. Normalmente, este tipo de productos suele ofrecer una alta transpiración, un tacto suave y un peso muy ligero. Las muselinas más populares están fabricadas en algodón, aunque también son bastante conocidas las de fibras naturales de bambú.

Ambas opciones le aportarán comodidad a tu bebé y un tacto agradable donde recostarse para descansar, comer, dormir o simplemente ser cargado con más facilidad.

 

Comodidad

Como era de esperarse, la comodidad del niño al utilizar la muselina es crucial para poder asegurar su buen uso. Lo bueno es que el mercado ofrece muchas opciones y, en su mayoría, ofrecen un buen nivel de comodidad debido al tipo de tejido, ya que es ligero, suave y permite circular el aire, evitando que la temperatura aumente demasiado y así el niño no sudará.

También debes prestar atención a que pueda moverse un poco al estar enrollado en la muselina, ya que mantener la misma posición por demasiado tiempo, podría producirle calambres y dolores en sus articulaciones.

 

Seguridad

Otro detalle que no puedes pasar por alto y que puede ser mencionada en cualquier comparativa de muselinas es la seguridad. Para poder utilizar esta prenda adecuadamente, debes asegurarte en primer lugar, que los materiales de confección son seguros para tu bebé, es decir, que no sea alérgico al tejido, ya que una reacción alérgica podría ser fatal si no se trata a tiempo y de manera adecuada.

Además de esto, también te aconsejamos tener especial cuidado al momento de arropar a tu niño con la muselina. Como sabrás, existen varios métodos para hacer uso de esta práctica prenda para bebés, pero si aplicas demasiada presión en los dobleces, podrías incomodar al niño e incluso lastimarlo. Por ende, deberás verificar que la tela siempre quede un poco suelta para que pueda moverse en caso de que se sienta incómodo, así como también vigilar su reacción al sentirse envuelto con la muselina.

Lo mismo aplica cuando ya puedas envolver a tu bebé con los métodos para muselinas, es decir, deberás asegurarte al 100% de que todos los dobleces están bien hechos y asegurados, de manera que puedas cargar al niño sin que éstos se salgan y puedan interrumpir tu equilibrio o la comodidad del pequeño.

Mantenimiento de la muselina

Por último, el aspecto que te aconsejamos evaluar antes de invertir tu dinero en cualquier modelo de muselina es su mantenimiento. Como fue mencionado, las muselinas pueden ser adquiridas en, básicamente, dos tipos según su tejido: algodón o bambú. Puede que este detalle influya en cuánto cuesta, lo que también puede interesar a los que buscan adquirir una opción buena y económica.

Regularmente, las muselinas o cualquier prenda de ropa tienen en su etiqueta instrucciones básicas de lavado, tales como la temperatura de agua recomendada, el ciclo más adecuado para lavado en máquina, si el tejido puede plancharse o no, entre otros detalles. Revisa tu muselina y verifica si el fabricante ha incluido alguna indicación especial para su mantenimiento.

Si no es así, puedes simplemente lavar el tejido con agua fría de grifo a mano, eso sí, empleando un detergente que no tenga un aroma intenso y que no sea agresivo con el tejido, recuerda que las muselinas suelen estar hechas de algodón o bambú. Cuando se quiere lavar en máquina, los usuarios recomiendan igualmente hacer uso de agua fría, utilizar un detergente líquido suave y activar un ciclo de lavado para telas delicadas.

 

¿Cuál es la mejor muselina del 2019?

 

Si con toda la información proporcionada, aun no puedes decidir qué modelo de muselina comprar, quizá te ayude considerar las opciones que vamos a presentarte a continuación, dado que se han evaluado todos los aspectos elementales que te ayudarán a determinar qué tan práctica puede ser para ti y tu bebé.

 

Productos Recomendados

 

HBF BABY-ZXH9005

Ventaja principal:

El aspecto más práctico de esta opción de muselinas es que vienen en un set de diez unidades con las que podrás limpiar la cara o partes de tu bebé cuando quieras cambiarle su pañal.

 

Desventaja principal:

Sin embargo, debes considerar que cada unidad tiene unas dimensiones de 30 x 30 centímetros, por lo que no son aptas para realizar métodos de envoltura para cargar al niño.

 

Veredicto: 9.8/10

Si necesitas pañuelos absorbentes, multiusos y seguros para tu bebé, el set de muselinas de HBF podría ser una buena alternativa entre otras que ofrece el mercado actual.

Comprar en Amazon - Precio (€10,99)

 

 

Caracteristícas Principales Explicadas

 

Set

Las muselinas son prendas para usar con tu bebé que, usualmente, son útiles en el día a día gracias a su practicidad. No obstante, esto causa que se ensucien tan rápido como su ropa o incluso más. Por ende, te aconsejamos escoger una oferta que incluya varias unidades de muselina para que tengas prendas de reemplazo.

En el caso del producto que te ofrece la marca HBF, es una de las opciones más baratas y, posiblemente, la mejor muselina por 10 euros. Se debe destacar que se trata de un pack compuesto por diez muselinas para que puedas aumentar la comodidad de tu bebé.

Gracias a esto, tendrás nueve muselinas limpias si siempre lavas la que se vaya ensuciando o también optar por lavarlas todas de una sola vez y así no preocuparte por ensuciar la del día, ya que, al ser diez, tienes de sobra para la semana.

Diseño

Si deseas un estilo particular de muselina para tu bebé, puedes evaluar su diseño, ya sea para considerar su tamaño, color o estampado. Además, esto también influye en su practicidad, dado que las muselinas deben tener cierto tamaño para poder crear los métodos de envoltura más conocidos.

El pack de muselinas de 30 x 30 centímetros de HBF te da la libertad de escoger qué diseño acompañará las cosas de tu bebé en el día a día. Cada una de las muselinas presenta un diseño diferente, pero con un tema definido: animales, naturaleza y comida. Todas tienen un fondo blanco y sobre éste se ha impreso un patrón de animales como patitos, mariposas, conejitos, cebras, ranas, etc. En cuanto a los diseños naturales y de comida, podrás usar una muselina con patrón de honguitos del bosque o también de helados de paleta y conos.

 

Materiales

Como era de esperarse, los materiales de fabricación también son muy importantes de estudiar antes de escoger qué muselina comprar. Debes asegurarte de que el material es tanto resistente como suave y agradable al tacto para que tu niño pueda sentirse a gusto cuando la muselina esté en contacto con su piel.

Si adquieres la muselina de HBF no tendrás que preocuparte por esto, dado que todas están rellenas de gasa y cubiertas por un tejido externo de algodón, siendo suaves al tacto para que puedas limpiar el rostro de tu bebé sin lastimarlo.

Además de esto, al tener gasa como relleno, las muselinas son absorbentes, lo que es útil para limpiar al niño en caso de que se ensucie con comida o alguna bebida. Asimismo, su fabricante también considera que pueden ser utilizadas para limpiarlo cuando haga sus necesidades y debas cambiarle el pañal.

 

Comprar en Amazon - Precio (€10,99)

 

 

 

CuddleBug Swaddle1

 

CuddleBug te ofrece una opción que es considerada por algunos como, posiblemente, la mejor muselina en el mercado: Swaddle 1. Este producto se presenta en un pack de diez para que puedas sacar una limpia cada vez que quieras, siempre y cuando vayas lavando las que se ensucien.

Tienen un tamaño de 120 x 120 centímetros para que puedas tanto envolver a tu bebé con diferentes métodos, así como también cubrirte al momento de amamantarlo si lo deseas o utilizarlo para secar su cuerpo después del baño.

Están fabricadas con paño de algodón al 100%, siendo así lo suficientemente suaves como para que el niño se sienta a gusto al estar en contacto con ellas y, además, tienen un diseño con patrón de estrellas grises sobre un fondo blanco, haciéndolas también unisex y fáciles de combinar con otras prendas.

El producto de la marca CuddleBug podría tener una oportunidad de convertirse en la mejor muselina del momento:

Comprar en Amazon - Precio (€29,98)

 

 

 

Lebze 13.25.Dandelion

 

Si antes de usar muselinas como prenda para acompañar el día a día de tu bebé, quizá debas considerar el producto de Lebze. Este modelo incluye una única muselina de 120 centímetros de largo con 120 centímetros de ancho, por lo que es un modelo de talla grande con el que podrás realizar varios métodos para envolver o arropar a tu bebé.

La muselina está hecha con un 70% de fibra de bambú y un 30% con algodón. Es suave al tacto y algunos compradores aseguran que, a pesar de los múltiples ciclos de lavado y mantenimiento, el tejido aún mantiene su tacto inicial y sigue siendo agradable para el niño.

Respecto a su diseño, tiene un fondo blanco y sobre él varios dientes de león de diferentes colores, por lo que algunos dicen que quizá sea una de las mejores muselinas del 2019, además de ser entre las más baratas de esta selección.

Esta opción de Lebze podría ser la muselina que necesitas en tu día a día, ya que es amplia, cómoda y multiuso:

Comprar en Amazon - Precio (€13,9)

 

 

 

Zollner Unisex

 

Esta opción de Zollner podría ser la respuesta a la duda acerca de cuál es la mejor muselina, ya que se trata de un pack que cuenta con cinco unidades de 70 x 70 centímetros para que puedas darles varios usos, ya sea para arropar a tu niño, limpiarlo o secarlo después del baño.

Están hechas de algodón y lo más llamativo es que cada una tiene un diseño diferente. Podrás encontrar tres muselinas unicolores en marrón, azul y blanco, mientras que las otras dos tienen un estampado de estrellas sobre un fondo blanco muy llamativo. Además, son de estilo unisex para que puedas utilizarlas tanto con niños como con niñas.

Pueden lavarse a máquina con agua a una temperatura no mayor a los 60° C e incluso puedes llevarlas a que se sequen en una lavadora convencional, ahorrándote tiempo y esfuerzo para mantenerlas limpias y listas para usar.

Cuando no sepas qué muselina comprar, revisar aspectos como los materiales o las unidades, puede ayudar. A continuación, los referentes al producto de Zollner:

Comprar en Amazon - Precio (€15,99)

 

 

 

AiKiddo AD-1015

 

AiKiddo te ofrece la que podría ser la mejor muselina de relación calidad precio con su modelo AD-1015. Esta opción es un set que cuenta con tres muselinas en total, cada una de tela combinada de 70% de fibra de bambú y 30% de estándar muselina.

Tienen un tamaño de 120 x 120 centímetros cada una, siendo amplias, fáciles de usar y muy útiles. Esto influye en su practicidad, dado que son consideradas como multiusos: pueden usarse como manta de lactancia, paño de arrullar o sábana encimera, según su fabricante.

Cada muselina tiene un diseño diferente: estampado de estrellas, rayas y una combinación de nubes y estrellas, los tres sobre un fondo blanco que hace resaltar sus colores, aunque sean de tonos grises. Son de estilo unisex y podrían ser una buena opción para obsequiar en un baby shower, por ejemplo.

AiKiddo podría ser la mejor marca de muselinas y aquí te presentamos los pros y contras de su modelo AD-1015:

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

 

Cómo utilizar una muselina

 

Las muselinas son prendas muy prácticas para el cuidado del día a día de tu bebé, ya que pueden doblarse, enrollarse, cubrir al niño, limpiarlo si se ensucia, etc. Si quieres saber cómo sacarle el máximo provecho a la nueva muselina de tu bebé, te invitamos a revisar estos consejos básicos.

 

 

Lava la muselina

Cuando desempaques la muselina, lo primero que te recomendamos hacer es lavarla para que puedas deshacerte de cualquier resto de polvo y suciedad que pudiera tener el tejido debido al almacenamiento o transporte.

Debido a que las muselinas están hechas con tejidos delicados y suaves, tienes la opción de lavarla a mano junto con un detergente líquido que no sea agresivo o también utilizar una lavadora doméstica. Para ello, deberás emplear agua fría, un detergente suave y con poco aroma para no incomodar al niño. Luego, inicia el ciclo de lavado para telas delicadas y evita combinar otras prendas de ropa que no sean de algodón en la misma carga de la lavadora.

 

Decide qué método de envoltura vas a utilizar para cargar a tu bebé con ella

Existen tres métodos básicos para utilizar una muselina según su doblez y su finalidad. El primer método es conocido como el método rápido, con la que podrás cargar a tu bebé y protegerlo un poco del frío, secarlo o arrullarlo. El segundo método podría ser el australiano, una serie de dobleces con el niño sobre la tela que logra ofrecer una especie de capullo para que se sienta cómodo, seguro y calentito. Por último, también puedes optar por el método manos libres, con el que, básicamente, podrás cubrir a tu pequeño, pero dejar libres sus manitas si se siente incómodo con los métodos anteriores.

 

 

Dobla la muselina acorde al método

Para aplicar el método rápido, deberás extender la muselina encima de la cama y acostar a tu bebé con su cabecita fuera del borde del tejido. Toma uno de los extremos y cubre a tu bebé con él y guarda la punta de la tela debajo de su espalda. Repite el proceso con el otro extremo de la muselina y, por último, toma la tela sobrante y guárdala debajo del doblez a la altura de los hombros.

Si te interesa el método australiano, deberás estirar y girar la muselina hasta obtener una forma de rombo. Luego, toma la punta superior y hálala hacia abajo para formar un triángulo invertido. Acuesta a tu bebé con su cabeza y hombros por encima del doblez superior. Toma su brazo derecho y colócalo paralelo a su cuerpo para cubrirlo con el extremo de la muselina sin tapar el brazo izquierdo y guardando la punta debajo de su espalda. Haz lo mismo con el otro lado y listo.

En el caso del método manos libres, para lograrlo deberás aplicarlo los mismos pasos que en el método australiano, solamente que deberás tener cuidado de flexionar sus bracitos a la altura del pecho para que, al enrollarlo, sus manitas queden a la altura de su rostro.

 

 

 

Preguntas más frecuentes

 

Q1: ¿Cómo poner muselina para bebé?

Lo primero que debes hacer es doblar la muselina en forma de triángulo para recostar a tu bebé encima de ella a la altura del doblez de la tela. Ahora, toma el brazo del niño y colócalo un poco flexionado junto a su costado, cúbrelo con el extremo de la muselina y pon la punta debajo de su espalda.

Recoge la punta inferior del tejido y cubre los pies del bebé guardando ésta dentro del doblez que acabas de obtener. Ahora, mueve el otro brazo y colócalo en la misma posición que el primero. Repite el proceso de cubrir al niño con el extremo sobrante de la muselina y ya está todo listo para que puedas cargarlo con comodidad.

 

Q2: ¿Cómo lavar muselina?

Para poder asear adecuadamente la muselina de tu bebé, debes emplear ciertos productos a base de oxígeno en caso de que el tejido se haya manchado. Luego podrás poner a llenar la tina de la lavadora con agua fría para echar una tapita de detergente. Trata de utilizar un producto que sea hipoalergénico y libre de aromas intensos para no incomodar a tu pequeño.

Cuando todo esté listo, mete la muselina dentro de la lavadora e inicia un ciclo de lavado suave para tejidos de algodón para evitar dañar la integridad de la tela. No agregues a lavar otras prendas que no sean 100% de algodón.

 

Q3: ¿Cómo planchar muselina?

Para poder planchar con éxito una muselina y no dañarla en el proceso, lo primero que debes hacer es leer las instrucciones de mantenimiento que, usualmente, se integran en la etiqueta de la prenda. Toma la plancha, caliéntala un poco y pasa un paño húmedo para retirar cualquier resto de polvo, manchas o suciedad que pueda tener acumulada.

En caso de que la muselina tenga impresiones de plástico, se recomienda plancharla del revés para evitar dañar el diseño, pero también tienes la opción de colocar un paño fino encima de la tela y pasar la plancha con suavidad y sin hacer presión.

 

Q4: ¿Cómo poner muselina para dar el pecho?

Si te sientes incómoda al amamantar a tu bebé en público por sentirte observada, puedes utilizar una muselina para cubrirte con facilidad dado que es un tejido transpirable y suave que será cómodo de percibir por tu bebé. Además, al dejar pasar el aire, no sentirá calor.

Por otra parte, también podrás utilizar la muselina para limpiar su boca cuando esté amamantando, ya que, en algunos casos, es usual que se queden dormidos mientras comen, por lo que alguna gotita podría caer. Asimismo, con la muselina podrás evitar ensuciar tu ropa con la leche cuando le des el pecho a tu niño dentro o fuera de casa.

 

Q5: ¿Qué es mejor, muselina o arrullo?

Para poder saber si escoger una muselina o un arrullo para tu bebé, primero debes saber que la muselina suele estar confeccionada con tejidos de fibras naturales, tales como el bambú o el algodón. Esto la hace resistente, ligera y muy transpirable, evitando que tu niño sienta calor cuando esté envuelto en ella, dado que ayudan a regular la temperatura corporal y se evita el sudor.

Por otra parte, si lo que necesitas es abrigar a tu bebé, quizá te convenga considerar un arrullo, ya que éstos están diseñados para proporcionarle al niño unas condiciones parecidas a las que percibía dentro del útero materno para poder calmarle.

 

 

 

Leave a Reply

avatar
  Suscribir  
Notificar de
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...
DMCA.com Protection Status