Carga a tu bebé con amor, tal como una mamá canguro

Última actualización: 06.07.20

 

Muchos padres disfrutan de llevar en brazos a sus pequeños y estos, a su vez, logran sentirse protegidos fuera del útero; lo que estimula su desarrollo tanto físico como psicológico. Para hacer de esta práctica algo seguro, saludable y cómodo recurrir al uso del fular o mochila portabebés puede ser lo más recomendable.

 

La salud en muchos de sus sectores ha logrado demostrar lo valioso que resulta ser el contacto de piel con piel entre la madre y el bebé, pues no solo es una experiencia hermosa, sino que, además, está cargada de emociones provechosas para fortalecer los lazos familiares. Esto se logra gracias al ambiente uterino que se recrea al llevar el infante entre los brazos, realizar movimientos relajantes o expresar caricias y besos. Por tal motivo, dicha vivencia genera una sensación de tranquilidad, seguridad y de cercanía.

En la actualidad, se ha ampliado una nueva tendencia conocida como el porteo, el cual logra precisamente dar en el punto con las ventajas de cargar al bebé en brazos. Pero, este se vale del uso de los portabebés, que son productos que mantienen al pequeño en el pecho de sus padres permitiéndoles tener sus manos libres.    

 

Conoce más sobre el método del canguro

Esta resulta ser una buena opción a fin de transmitir constantemente a los pequeños el amor, la tranquilidad y el calor corporal que tanto necesitan en sus primeros meses de vida. Y, a pesar de que es un método altamente recomendado para los bebés prematuros, también resulta ser vital para todos en general.

Por otra parte, esta técnica igualmente fomenta el desarrollo psicomotor de los pequeños, ya que poseen una mayor libertad y autonomía a la hora de realizar sus movimientos. Además, es favorecedor para las columnas de los niños de 10 meses en adelante, pues se evita mantenerlas en forma de C.

No obstante, antes de emplear el fular es indispensable que los padres se aseguren de la correcta postura de sus pequeños, es decir, que estos queden sentados con la cadera y rodillas en posición de rana. Así mismo, es conveniente que las tiras del fular sean gruesas y distribuyan adecuadamente el peso.  Por otro lado, se debe verificar el ajuste apropiado del mismo.

 

Un sinfín de diseños en portabebés 

Hay muchos accesorios que puedes adquirir para transportar a tu hijo de un lugar a otro con comodidad. Por ejemplo, la marca Chicco ofrece un amplio catálogo de sillas de paseo con características diferentes, que se adaptan a las necesidades de cada familia. Por su parte las sillas de paseo Maclaren se definen como artículos cómodos, elegantes y muy seguros. No obstante, la realidad es que sin importar que adquieras la mejor silla, siempre tendrás el inconveniente de no poder acceder con facilidad a ciertos lugares estrechos, como podría ser una tienda departamental. Aquí es cuando los diseños que permiten tener cerca de ti a tu bebé en todo momento resultan muy prácticos. A continuación hablaremos más de las opciones que podrías elegir. 

1. Bandolera

Este modelo se caracteriza por estar conformado por un largo trozo de tela cercano a los 70 cm de ancho y 2,5 metros de largo. En sus extremos tiene incorporadas dos argollas, las cuales se prestan para ajustar a la medida la tela. Así mismo, este producto permite colocar al bebé en diferentes posiciones y sostenerlo a través de un hombro.

Es un portabebé muy adecuado para las temperaturas altas, se usa con recién nacidos colocándolos en posición horizontal y si son más grandes se podrían sentar. También facilita la lactancia materna, pues dada la posición en dirección del hombro da una inclinación propicia para amamantar, aunque se debe evitar esforzar una sola posición.

 

2. Pouch

El término hace referencia a una bolsa abdominal de canguro y, por ende, su diseño es parecido a la bandolera, pues va desde el hombro hasta la cadera, pero a diferencia de ella es una banda de tela que no tiene anillas y tampoco requiere de nudos para ser ajustada.

Es recomendada tanto para los recién nacidos, al prestarse para colocarlos en posición fetal, como para aquellos pequeños que están comenzando a caminar, pues se podrían subir y bajar fácilmente.  Pero, como el peso está dirigido a un solo hombro es indispensable no exceder de 16 kilos o los que indique el fabricante.

 

3. Mei Tai

Este tradicional método asiático es un rectángulo de tela con tres o cuatro tiras en sus extremos, que se atan al pasarlas por los hombros y la cintura de los padres en función de la edad del pequeño y la comodidad que buscan. La clave del mei tai está en ubicarlo y anudarlo adecuadamente. 

Es un producto que distribuye equilibradamente el peso del pequeño y las manos de los padres podrían estar libres. Así mismo, al facilitar la posición vertical del infante, ayuda a prevenir los cólicos y a mantener una adecuada posición de su columna, aunque se podría dificultar la tarea de amamantarlo.

4. Fular

Es una pieza de tela que imita las técnicas étnicas de países de América como México, Bolivia y Perú, alcanza cerca de los y 4,8 metros de largo y 1 m de ancho. Precisamente, dada la gran amplitud de tela, se presta para atar y acomodar al bebé alrededor del cuerpo en una infinidad de posiciones.

Se podría sujetar de frente, de costado o de espalda, ya que gracias a su sentido diagonal impide que el nudo se desplace. Otro aspecto atractivo es que resulta propicio para los bebés prematuros, pues el contacto es directo entre el infante y su madre; y, aunque parezca un tanto complicado de usar, con la práctica aprenderás a sujetar al pequeño adecuadamente. 

 

5. Mochila ergonómica

Este portabebés se considera muy seguro y rápido de poner, solo consta de ciertos cierres de clic para sujetar al bebé. Es un sistema muy conocido por los padres, por lo que existe una amplia variedad de diseños. Aunque la mayoría de los modelos constan del característico panel central, un cinturón acolchado y unos tirantes. 

En función de su diseño este tipo de portabebés se podría colocar al frente, en las caderas o en la espalda de los padres e incluso existen algunos que incluyen un soporte para la cabeza de los pequeños. Pero en las épocas de calor no son muy aconsejados, ya que su material es grueso y puede hacerlos transpirar.

 

Al final tú decides

A la hora de hacer una elección del portabebés entre tantos diseños es importante que identifiques tus necesidades y las del pequeño. Por ello, considera distintos factores como la edad, el peso, el ajuste, la postura que debe de tener el pequeño, hasta, incluso, la condición física que tienes para sostenerlo. 

Nuestra recomendación es que no te excedas al cargar a tu pequeño, ya que si van a ir de paseo por varias horas, quizá lo mejor para la comodidad de ambos es realizar una comparativa de sillas de paseo Maclaren, o alguna otra marca de tu preferencia, y adquirir la más adecuada. De esta manera el peso del bebé no representará una lesión o fatiga excesiva para ti.

 

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
DMCA.com Protection Status