Las mejores aradoras

Última actualización: 17.08.18

 

Aradora –  Guía de compra, Opiniones y Análisis en 2018

 

Si estás pensando en adquirir una aradora debes considerar varias características que van más allá de las propiedades básicas, pues es importante tomar en cuenta las opiniones de los usuarios con respecto a su funcionamiento y que además sea práctica, para facilitarte la acción sobre el césped sin riesgos de accidente. Por esto, es necesario comparar las características que ofrecen los diversos modelos para así hallar un producto conveniente a las necesidades individuales. El primer modelo que te presentamos es el Einhell 3431040, una potente máquina para trabajos profundos sobre el campo, gracias a su robusta cuchilla que funciona con una potencia eléctrica de 1400 vatios. Este modelo incorpora ruedas para facilitar su transporte y tiene un peso de 11,6 kilogramos. El siguiente modelo es el Mantis Classic 4, que funciona con un motor Honda y una potencia eléctrica de 780 vatios, disponiendo de un sistema de dientes invertidos para cultivar o desechar las malas hierbas.

 

 

Tabla comparativa

 

Lo bueno
Lo Malo
Conclusión
Ofertas

 

 

¿Cuál es la mejor aradora del mercado?

 

Para que el suelo de tu césped, granja o terreno tenga los nutrientes adecuados, es necesario removerlo y desmalezarlo. Este trabajo es arduo, por lo que será más sencillo si se cuenta con una aradora. Para contribuir en tu proceso de selección, hemos elaborado una guía para comprar la mejor aradora del mercado, en la que más allá de costos te explicamos las características esenciales de esta máquina, para que así logres conseguir la que mejor se ajuste a ti y a tus necesidades.

Guía de compra

 

Potencia, combustible y funcionamiento

Si estás apuntando las características que debes considerar para comprar un modelo adecuado, en la comparativa de aradoras no puedes dejar de lado el mecanismo de funcionamiento de estos equipos, ya que de esto dependerá su arranque. En el mercado pueden conseguirse infinidad de modelos de aradoras, todas con ventajas que las hacen prácticas, pero una de las grandes diferencias es la fuente de poder que permite su funcionamiento adecuado.

Algunas de ellas pueden generar potencia a través del uso de combustible como gasolina para el motor y aceite para el arranque, otras solo requieren el combustible, mientras que otros modelos son eléctricos y, aunque manejan una potencia adecuada y capaz de remover terrenos duros, solo funcionan conectados a una fuente de alimentación.

Para algunos usuarios es molesto tener que disponer de un cable para arar, por lo que para ampliar el rango de acción utilizan extensiones eléctricas, mientras que otros consideran que tener combustible almacenado puede ser un inconveniente que ocasione accidentes. Seleccionar uno u otro depende del gusto de cada usuario.

 

Sistema de seguridad

Es importante que la aradora sea de calidad. Características como que sea buena y económica son las principales cualidades que los usuarios buscan, pero en el caso de esta máquina, la calidad y durabilidad están también asociadas al sistema de seguridad que a su vez está condicionado en dos aspectos.

El primero se refiere a la forma de encendido y que disponga de un botón de arranque o seguridad que evite que se encienda con solo conectarla, en el caso de las aradoras eléctricas.

El segundo se refiere al sistema de seguridad en relación al sobrecalentamiento. Por ser un aparato que trabaja con alta intensidad y potencia, tras un tiempo de uso puede averiarse, por lo que lo recomendable es seleccionar un modelo que tenga protección de sobrecarga, para evitar de este modo las averías y tener que hacer una nueva inversión al poco tiempo.

 

Peso y portabilidad

Más allá de cuánto cuesta una aradora, se debe considerar su peso y la portabilidad a la hora de llevarla de un lado a otro. Algunos modelos son ligeros, pero carecen de una estabilidad adecuada y terminan volcándose, por lo que su diseño debe ser equilibrado.

Por otro lado, aunque ciertos prototipos tengan un peso elevado, también disponen de ruedas para facilitar su traslado y portabilidad. En el caso de las aradoras, son convenientes aquellas que disponen de una o dos ruedas, por lo que pueden deslizarse de un lado a otro sin tener que ejercer fuerza extra y generar dolores musculares en el usuario.   

 

Ergonomía

Manejar una aradora requiere involucrar un determinado nivel de fuerza y de equilibrio, por lo que la forma de sujetarla es importante a la hora de seleccionar un modelo.

Las asas o manijas deben ser ergonómicas para que las manos no se lastimen. En el mercado pueden conseguirse diversos modelos, que van desde algunos con una sola varilla, hasta otros que se pueden sujetar de manera firme, siendo más eficiente el desempeño y más rápido el trabajo.

Además de esta característica, es necesario que el manillar sea regulable y se pueda cambiar la altura de acuerdo a la persona que lo utilice. De esta manera, se asegura que será un equipo que puedan utilizar varias personas y que será cómodo sin importar la altura de quien lo manipule.    

Materiales de fabricación

En los materiales de fabricación radica la durabilidad y calidad de todos los productos. En el caso de las aradoras, el punto fuerte de estos artefactos reside en el motor y las aspas o cuchillas.

La mayoría de modelos que se consiguen en el mercado están elaborados con metales y plástico. Es conveniente que estos materiales dispongan de un elevado nivel de calidad y robustez, porque funcionan con potencia y están pensados para el trabajo pesado.

En este aspecto, las aspas o cuchillas deben estar fabricadas en acero o algún otro metal que tenga la capacidad de remover y pasar sobre rocas de hasta 6 cm de ancho sin deformarse. De igual modo, el motor debe ser potente y generar la fuerza para emitir más de 200 revoluciones por minuto aproximadamente y la aradora, en general, debe tener un rango de acción con capacidad para remover hasta 40 cm de profundidad, por unos 30 cm de ancho.

Estas medidas se consideran adecuadas para esta clase de artefactos, aunque también pueden conseguirse modelos que disponen entre 20 y 30 cm de profundidad, que suelen ser populares y su precio llega a ser más accesible.

 

¿Cuál es la mejor aradora del 2018?

 

Cultivar el campo, arar la tierra y mejorar el suelo para que sea más fértil son tareas que pueden lograrse en corto tiempo gracias a una aradora. Para hacerte más sencilla la selección, te presentamos las características de los modelos que son recomendados de manera frecuente por los usuarios, para que selecciones el que te conviene y puedas obtener la mejor aradora del mercado.

 

Productos Recomendados

 

Einhell 3431040

 

Si estás en busca de potencia y economía, entonces te conviene revisar las propiedades de este modelo que se alza como un representante de las mejores aradoras del 2018, porque es de los más accesibles y prácticos.

Esta aradora funciona con una potencia eléctrica de 1400 vatios y tiene un peso de más de 11 kilogramos, pero está habilitada con un par de ruedas para facilitar su traslado. Además, está dotada con un mango ergonómico plegable que, a pesar de la fuerza del arado, no maltrata las manos.

Una de las ventajas que la hacen popular entre los usuarios es que tiene un interruptor de seguridad para evitar inconvenientes y un sistema de protección de sobrecargas, que previene los sobrecalentamientos del motor y engranajes, impidiendo o minimizando los riesgos de averías.

Está fabricada con materiales robustos y de alto nivel de calidad, que combinan el plástico y el metal para ofrecer un producto adecuado para el arado, sobre todo en lo que respecta a sus cuchillas que son escarificadoras y capaces de entrar en suelos duros y de difícil penetración.

Comprar en Amazon - Precio (€129,94)

 

 

 

Mantis Classic 4

 

La calidad es un factor que los usuarios nunca dejan de lado y este modelo del fabricante Mantis se encuentra entre las mejores, porque tiene una potencia de 780 vatios que hace funcionar un motor Honda GX25 de 4 tiempos.

Esto te permitirá arar de manera más fácil y rápida, incluso sobre suelos o terrenos complicados, profundos y duros como la arcilla, a través de un diseño de excavación revertido con dientes que sirven tanto para cultivar como para desechar las malas hierbas. El motor es silencioso y para su potencia tiene un bajo consumo de combustible.

Las puntas de estas cuchillas están fabricadas en metal de alta calidad y robustez, con la propiedad de girar hasta en 200 revoluciones por minuto. Este modelo de aradora cuenta también con una manilla ergonómica que facilita su traslado, además de dos asas en metal, largas y resistentes que brindan comodidad durante su uso.

Comprar en Amazon - Precio (€469)

 

 

 

Drako M231097

 

Si no sabes cuál es la mejor aradora del mercado, entonces te convendrá revisar las características y propiedades de este modelo del fabricante Drako, que cuenta con un funcionamiento a base de gasolina.

Su motor tiene una potencia de cilindrada de 140 centímetros cúbicos, que hacen girar las cuchillas con transmisión por correa y cadena. Esta aradora de fabricación italiana está dotada con una rueda delantera que facilita su traslado y que le da velocidad delantera, ya que tiene un peso de 28 kilos.

Una de las principales características de este modelo de aradora, que la hace popular entre diversos usuarios, es que dispone de un diseño práctico para sujetarla. Además, estas asas o manillares son regulables, por lo que se pueden ajustar a la medida de la persona que las esté manipulando en el momento, haciendo la tarea más cómoda y sencilla.

Comprar en Amazon - Precio (€270)

 

 

 

Einhell 3431050 

 

Con una potencia de 750 voltios y un funcionamiento a base de energía eléctrica a través de un cable de alimentación, este modelo es conveniente y recomendado para quienes buscan la mejor aradora de relación calidad precio.

Es una de las más baratas de la presente lista y está avalada por una de las marcas fabricantes más reconocidas en esta clase de artefactos. Con un interruptor de apagado y una cuchilla robusta elaborada en metal, esta máquina es adecuada para el arado porque dispone de un mango plegable que es cómodo para ejecutar la tarea.

Además, gracias a su diseño ergonómico y firme, es posible sujetarla con rigidez y al mismo tiempo le brinda estabilidad al producto durante el arado, por lo que es más sencillo acceder al terreno duro o arcilloso, llegando a una profundidad de hasta 200 milímetros y un rango de acción de 300 milímetros de ancho.

Comprar en Amazon - Precio (€85,82)

 

 

 

Ikra FEM 1200 

 

Si lo que deseas es una aradora que funcione sin necesidad de combustible y que sea potente, entonces no puedes dejar pasar las características de este modelo del fabricante Ikra, que puede trabajar con una potencia eléctrica del motor de hasta 1200 vatios.

Una de las principales características de este modelo es que dispone de varias medidas en relación al ancho de trabajo, que van desde los 17 hasta los 45 centímetros, por lo que es posible regular el radio de trabajo de acuerdo a las necesidades que tengas.

Asimismo, esta aradora está dotada con seis cuchillas potentes, con cuatro de ellas extraíbles, por lo que también se puede regular la intensidad del trabajo de acuerdo al tipo de suelo.

Como funciona con electricidad, el fabricante incorporó en este modelo un sistema de protección, que evita la sobrecarga de energía y, por ende, la avería del motor, lo que resulta conveniente tras horas de trabajo intenso sobre el campo.

Comprar en Amazon - Precio (€165,98)

 

 

 

Cómo utilizar una aradora

 

En el mundo de la jardinería el uso de una aradora o motoazada es muy común y necesario, ya que todas las personas que posean un pequeño huerto o mínimos conocimientos agrícolas saben lo útil que resulta tener una aradora para trabajar la tierra de forma correcta. Estos aparatos nos permiten realizar diferentes funciones como: arar, roturar y arrancar malas hierbas, entre otras.

A simple vista nos pueden parecer una herramienta sencilla de utilizar, sin embargo, se debe seguir una serie de recomendaciones para que su uso sea eficiente y seguro, ya que trabajan con poderosos motores de gasolina o eléctricos.

 

 

Primero la seguridad

Antes que todo, te recomendamos tener en cuenta tu seguridad y la de los demás, por lo que lo principal es contar con algunas prendas necesarias para protegerte. Te sugerimos emplear un casco, un par de guantes y un par de botas de campo. De esta manera, estarás protegiéndote contra cualquier posible peligro.

 

Escoge el lugar para arar

Lo siguiente que debes hacer antes de comenzar a utilizar tu aradora es decidir sobre qué terreno vas a trabajar. Selecciona el espacio de tierra y dependiendo del tamaño podrás saber si utilizas tu modelo eléctrico o el de gasolina. Como ya lo sabes, el eléctrico es ideal para espacios más pequeños y tiene el beneficio de no requerir mucho mantenimiento, el modelo a base de gasolina es perfecto para terrenos amplios y te brinda mayor movilidad.

 

Limpia tu herramienta

Luego, procede a hacer un pequeño mantenimiento de tu herramienta. Siempre es recomendable realizar una pequeña limpieza de las piezas de tu aradora y revisar que la cuchilla esté libre para girar. Comprueba que no tenga ningún filamento anudado que pueda perjudicar el rotor de la herramienta al ser accionada.

 

Comprueba y recarga la fuente de poder

En cualquier caso, ya sea que vayas a emplear tu aradora eléctrica o tu modelo a gasolina, deberás comprobar que tiene suficiente potencia para trabajar.

En caso de utilizar el modelo eléctrico, examina el lugar y ubica cerca una toma de corriente. Ésta brindará el impulso eléctrico que necesita tu herramienta para trabajar. En caso de estar utilizando tu aradora de gasolina, lo primero que debes hacer es llenar el depósito de combustible, cuidando utilizar el combustible indicado por el fabricante.

 

Coloca el aceite

Luego de abastecer tu herramienta de energía, ya sea conectándola a una toma de corriente o suministrándole combustible, procede a llenar el tanque de aceite si el caso amerita, ya que es muy importante para que el motor de la aradora funcione correctamente sin que llegue a perjudicarse. Un aceite monogrado es suficiente para refrigerar y lubricar la máquina, por lo tanto, se recomienda cambiarlo cada 15 o 20 horas de uso.

 

Procede a arrancar el motor

Tira de la cuerda suavemente únicamente para que entre la gasolina al motor, repitiendo este paso varias veces sin acelerar la máquina. Luego tira de la palanca de aire y acelera al máximo mientras se tensa la cuerda. Luego se presiona la palanca del embrague y ya tu aradora estará en funcionamiento. Si tu modelo es eléctrico, tan sólo presiona el botón de inicio.

 

 

Recorre el terreno

El terreno normalmente se recorre en línea recta y con cuidado de no forzar la máquina ya que, según la profundidad y el estado de la tierra, podrás encontrarte con varias piedras. Camina creando franjas por donde luego se irán colocando las semillas de las plantas que vas a querer sembrar.

 

Apaga tu herramienta

Al final de tu trabajo es muy recomendado vaciar completamente el depósito de gasolina y poner en marcha el motor para que termine de quemar el residuo que queda en el motor, de manera que evites posibles daños al interior de la herramienta y facilites el arranque del motor para el próximo trabajo.

 

 

 

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votes, average: 5.00 out of 5)
Loading...