Bitcoin y las finanzas descentralizadas

Última actualización: 27.06.22

Este sitio web está sostenido por los lectores. Cuando compras a través de los links de nuestra página, podemos ganar una pequeña comisión de afiliación. Revisa más información sobre nosotros.

 

 

Seguramente, habrás oído hablar mucho de las criptomonedas, de Bitcoin y de las finanzas descentralizadas en los últimos tiempos. Sin embargo, es muy fácil que no tengas muy claro de qué va todo esto, pues son conceptos muy novedosos y que no todo el mundo es capaz de comprender.

Las finanzas descentralizadas (DeFi, por sus siglas en inglés, Decentralized Finance) son un conjunto de aplicaciones basadas en redes blockchain que, en principio, no necesitan de la intervención de una entidad para poder funcionar. Es decir, que son los propios usuarios los que se encargan de todo.

Estos servicios financieros ofrecen a los usuarios ciertas ventajas, como el anonimato y la posibilidad de no vincularse a una entidad, por lo que están creciendo en popularidad frente a servicios tradicionales, lo que podría acabar por provocar un cambio profundo en el sector de las finanzas y abrir un número de nuevas oportunidades y desafíos.

 

DeFi, la evolución del mundo de las finanzas

¿Te imaginas que cualquier persona pudiera crear un producto financiero transparente, justo y eficiente? Esto provocaría que los grandes bancos, las empresas de crédito y las entidades financieras pasen a un segundo plano, perdiendo gran parte de su poder y volviéndose casi innecesarias. 

Este es el escenario que plantean las finanzas descentralizadas; convertir las estructuras de las finanzas centralizadas tradicionales, en estructuras descentralizadas, sin vinculación con ninguna entidad.

Pero, ¿cómo se ejecutan estas transacciones sin una entidad de confianza que las supervise? Para ello, se utilizan los contratos inteligentes o smart contracts dentro de una cadena de bloques donde queda reflejado de forma transparente un registro escrito e inalterable de cada transacción. 

Vamos a imaginar que necesitas un crédito. En lugar de ir a un banco, accedes a una plataforma de préstamos DeFi y solicitas un préstamo. Este contará con unas ciertas condiciones que serán claras y transparentes, ya que estarán ligadas a un contrato inteligente, que es público e inmutable.

Y aquí encontramos otra de sus ventajas. Al ser públicos y transparentes, cualquiera puede revisar la validez de estos contratos inteligentes, por lo que los usuarios con los suficientes conocimientos podrán revisarlos y alertar de errores o fallas.

Bitcoin y el origen de las finanzas descentralizadas

Podríamos decir que las finanzas descentralizadas tienen su origen ligado al del Bitcoin. Esto se debe a que Bitcoin fue la primera criptomoneda y cadena de bloques, por tanto, la primera plataforma DeFi de la historia.

Bitcoin apareció el 9 de enero de 2009, cuando su creador Satoshi Nakamoto, publicó la primera versión del software de la criptomoneda. De esta forma, nacía la primera criptomoneda, segura, descentralizada y sin problemas de doble gasto.

La criptomoneda solo podía obtenerse mediante minería y su emisión total estaba limitada a 21 millones de Bitcoin, lo que la hacía resistente a la inflación. La emisión de cada moneda es manejada por un complejo algoritmo y son los mineros los encargados de resolverlos, inscribiendo transacciones en la blockchain y descubriendo nuevas monedas.

Bitcoin llamó la atención de muchos desarrolladores de software y, rápidamente, creó una comunidad alrededor de su concepto. Sin embargo, la criptomoneda en aquel momento tenía un papel poco relevante y era muy desconocida. El primer gran hito en su historia llegaría el día 17 de mayo de 2010, cuando Lazlo Hayneck pagó 10.000 BTC por dos pizzas, siendo este el primer pago en Bitcoins de la historia.

Desde su aparición en 2009, Bitcoin ha ganado mucho valor, pasando de valer casi nada a los cerca de 45.000$ que vale en estos momentos. Esto se debe, entre otras cosas, a que los inversores han visto en este activo criptográfico una cobertura contra la inflación y una inversión de futuro.

 

Características de las finanzas descentralizadas

Ahora que ya sabes qué son las finanzas descentralizadas y cuál es su origen, vamos a ver cuáles son sus principales características:

 – Funcionan gracias a la tecnología de cadena de bloques y a los contratos inteligentes, que rigen las reglas de cada transacción.

 – Son seguras, debido al uso de técnicas de criptografía que aseguran que el acceso y uso de las plataformas, solo se permite a personas autorizadas.

 – Son descentralizadas, es decir, que tienen la capacidad de funcionar sin la necesidad de la burocracia o la imposición de reglas de una institución.

 – No hay intermediarios, las transacciones se realizan directamente entre el usuario y la plataforma. No es necesaria la actuación de terceros, gracias a la tecnología blockchain y los contratos inteligentes.

 – Son transparentes y públicas, las plataformas DeFi se construyen sobre software libre, por lo que cada línea de código es pública y se puede auditar. 

 – No tienen fronteras, por lo que todo el mundo puede acceder libremente a ellas. 

¿Qué ventajas y desventajas tienen las finanzas descentralizadas?

Como cualquier tecnología, las finanzas descentralizadas tienen sus ventajas y sus inconvenientes. 

Entre las ventajas, podemos destacar que facilitan el acceso a las finanzas a personas que tradicionalmente quedan fuera de los bancos, como aquellas que viven en países del tercer mundo o en vías de desarrollo. 

También permiten la financiación internacional de empresas y proyectos sin tener que depender de instituciones financieras o bancos. De esta forma, ofrecen nuevas posibilidades de desarrollo, ya que pueden invertir en cualquier país del mundo de forma segura.

Por otra parte, nos encontramos con que la seguridad sigue siendo uno de los puntos débiles de este tipo de aplicaciones. A pesar de ser plataformas muy seguras, siguen siendo vulnerables a los ataques y los pirateos. Además, un simple fallo de código en un contrato inteligente puede provocar un auténtico desastre y la pérdida de millones de activos.

También son vulnerables a la volatilidad de los precios de las criptomonedas. Aunque muchas de estas plataformas cuentan con mecanismos para garantizar cierta estabilidad, estos pueden ser insuficientes en un escenario de gran volatilidad, que acabará afectando a la liquidez y, por tanto, provocando pérdidas.

Como vemos, las finanzas descentralizadas se posicionan como el futuro de la economía a nivel mundial. La cadena de bloques y las criptomonedas, con Bitcoin a la cabeza, plantean un futuro de libertad financiera y una democratización de los productos financieros.

 

 

Deja un comentario

0 COMENTARIOS

DMCA.com Protection Status