Cómo elaborar una crema facial casera: 5 ideas

Última actualización: 18.09.20

 

Para darle a tu cutis el cuidado que se merece, no tienes por qué recurrir a un establecimiento. ¡Puedes prepararte tú misma una crema facial casera! Lo mejor de todo es que los ingredientes que se requieren o ya los tienes por casa o son muy fáciles de conseguir. Te dejamos 5 propuestas.

 

No necesitas ser una virtuosa de la artesanía para elaborar una crema de cara sin salir de casa. En ocasiones, parece mucho más difícil de lo que es. Además, una gran ventaja es que te aseguras de que está confeccionada solo con ingredientes naturales y sin químicos. Si tienes la piel sensible o alguna necesidad específica, es más que probable que estas propuestas de cremas faciales caseras te interesen.

En esta ocasión, vamos a hablarte de cremas limpiadoras que te permitirán decir adiós a las impurezas acumuladas en tu rostro durante el día. También, conocerás cómo crear un par de tónicos calmantes y refrescantes. Este asunto te va a interesar especialmente si vives en un área urbana con excesiva contaminación o pasas la mayor parte del día fuera de casa. Regresar a tu hogar tras una jornada intensiva y darle a tu piel el descanso y limpieza que precisa se convertirá en un pequeño placer.

 

Aprende a crear tu propia crema facial con lavanda, aloe vera o rosas

La limpieza diaria de la piel del rostro no es que sea recomendable, es que es imprescindible. Solo así podrás gozar de un cutis más luminoso y lleno de vida. Pero, además, tener la cara limpia hará que esta esté más receptiva a la aplicación de los diferentes tratamientos. He aquí tres ideas de cremas faciales caseras para elaborar con ingredientes muy fáciles de conseguir.

 

Crema facial de lavanda

La lavanda es una planta conocida sobre todo por sus propiedades relajantes. De ahí que sea un componente esencial en infusiones, ambientadores, perfumes y otros productos de belleza. Se trata, entonces, del ingrediente principal en esta primera propuesta indicada para pieles secas o sensibles. Si es tu caso, echa un vistazo al modo de preparación.

En primer lugar, vas a necesitar 5 gotas de aceite esencial de lavanda, tres cucharadas de aceite de almendras, una yema de huevo y agua mineral. Pero aún falta un último componente: 25 gramos de avena.

Para empezar a preparar la mezcla, debes dejar reposar la avena durante al menos una hora en un bol con agua. Aparte, bate la yema de huevo y agrega el aceite de almendras. Por último, añade el aceite esencial de lavanda. Entonces, es el momento de unir ambas mezclas, pero antes deberás colar la leche de avena. Una vez lista esta crema facial, consérvala en el frigorífico. Ya tienes la mejor crema facial del 2020 para pieles sensibles.

Crema facial de aloe vera

El aloe vera es una planta que apenas requiere presentación. Entre sus características, encontramos que tiene propiedades antiinflamatorias y refrescantes. Su combinación con la manzanilla la convierte en la crema de rostro perfecta para calmar la piel.

Los ingredientes que necesitas son dos cucharadas de extracto de aloe vera, otras dos de yogur natural y una decena de bolsitas de té de manzanilla. En una taza de agua hirviendo, introduce las bolsitas de té para preparar una infusión. Cúbrela y, posteriormente, agrega el extracto de aloe vera y el yogur de natural poco a poco hasta obtener una pasta que sea lo suficientemente consistente como para mantenerse en el rostro.

He aquí una interesante crema facial que podrás utilizar para exfoliar tu cutis y dejarlo perfecto.

 

Crema facial de rosas y miel

Una tercera propuesta de crema facial tiene en las rosas el ingrediente principal. Para prepararla, necesitarás combinar las propiedades de estas flores con las de la caléndula, una planta idónea para tratar las afecciones cutáneas. Pero, además, esta loción se completa con la acción de la miel, conocida por todos por sus beneficios hidratantes.

Lo que vas a necesitar, entonces, son 25 gramos de pétalos de rosas, aceite esencial de rosas y caléndula, dos cucharadas de miel y algo de aceite de lavanda. Realiza una infusión con los pétalos de rosa y, después, ve añadiendo el resto de elementos. El resultado será una pasta que actuará de exfoliante facial natural.

 

Ideas de preparación de tónicos faciales para calmar y refrescar la piel

Otro producto de belleza que no puede faltar en tu neceser de artículos dedicados al cuidado facial es el tónico. Se trata de una loción cuya misión es equilibrar el pH de la piel y preparar el cutis para tratamientos posteriores. A continuación, toma nota de cómo preparar un tónico calmante y otro refrescante para el rostro.

Tónico facial calmante

Para elaborar un tónico facial con propiedades calmantes, puedes echar mano de ingredientes como el aceite esencial de rosas o el hamamelis. Basta con que mezcles un puñado de pétalos de rosas o bien el extracto de hamamelis con unos 75 ml de agua mineral. Para ello, realiza una infusión primero y luego deja enfriar. Envasa en una botella e introdúcela en la nevera para su conservación.

 

Tónico facial refrescante

Por último, te contamos cómo confeccionar un tónico facial refrescante a base de componentes como aloe vera o hierbabuena. En el primer caso, una buena idea es mezclar 75 ml de agua mineral con extracto de aloe vera y una cucharada de agua de flor de azahar. Así, obtendrás una loción que restaurará tu piel. En el segundo caso, realiza una infusión de hierbabuena fresca, eneldo y perejil con 75 ml de agua mineral. En ambos casos, deberás dejar enfriar la mezcla para, seguidamente, envasar en una botella.

Tanto el tónico facial calmante como el refrescante que acabamos de proponer tienen una duración de en torno a 3 meses, siempre y cuando permanezcan en el frigorífico cuando no los estés usando. Como ves, resulta muy fácil cuidar tu piel facial con ingredientes que tienes por casa.

 

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
DMCA.com Protection Status