Cómo elaborar paso a paso crema con aloe vera natural

Última actualización: 30.11.20

Este sitio web está sostenido por los lectores. Cuando compras a través de los links de nuestra página, podemos ganar una pequeña comisión de afiliación. Revisa más información sobre nosotros.

 

Hay un ingrediente que se encuentra entre los más buscados a la hora de adquirir un producto de cuidado de la piel. Nos referimos al aloe vera, componente muy común en las cremas hidratantes, tanto para la cara como para el cuerpo.

 

El aloe vera, hace unos años un total desconocido, hoy en día apenas necesita presentación. Esta planta milenaria originaria del noroeste de África ofrece un sinfín de propiedades tanto para la piel como para la salud, dependiendo de si es un producto para uso tópico o para consumir. Por este motivo, es habitual encontrarla en la lista de componentes de cualquier crema o loción tanto para el cuerpo como para la cara o el cabello.

Entre sus beneficios para la piel, encontramos que es una planta con propiedades altamente hidratantes. No solo suaviza la piel, sino que también favorece la regeneración celular. De igual modo, combate las irritaciones y es antiinflamatoria, de ahí que el aloe vera esté recomendado para pieles sensibles.

Dependiendo de su pureza, es posible que nos topemos con una crema de aloe vera de textura algo gelatinosa que, en último término, contribuye a refrescarnos tanto el cuerpo como el rostro. Si te apetece elaborar tu propia crema con aloe vera natural, te animamos a seguir este paso a paso. ¡Toma nota!

 

1. Extrae el gel de la planta de aloe vera

Puedes acudir a un herbolario o, incluso, al supermercado para adquirir una planta de aloe vera, en el caso de que no tengas ya una en casa. Lo primero es, entonces, extraer el gel de la planta. Para ello, deberás cortar una hoja y, de esta forma, podrás obtener la pulpa. Echa mano de un cuchillo que tengas por casa para el proceso.

 

2. Reúne el resto de ingredientes

Aunque el gel de aloe vera es el ingrediente fundamental, no es el único. En este sentido, también vas a necesitar aloe vera en líquido (que puedes encontrar en los herbolarios o establecimientos especializados) y aceite de almendras. Incluso, no dudes en agregar a la mezcla algún aceite esencial cuyo aroma te guste para que la crema resultante esté mucho más a tu gusto.

 

3. Consigue un frasco de vidrio

Antes de proceder a la preparación de la crema con aloe vera natural, es aconsejable que tengas a mano un frasco de vidrio, donde verterás la crema. Asimismo, vas a requerir una cuchara de madera con la que remover todos los ingredientes.

4. Pon agua a hervir

Con todos los útiles ya al alcance de tu mano, lo siguiente es hervir agua. Seguidamente, deberás añadir el gel de aloe vera obtenido de la planta. Remueve con energía la mezcla ayudándote de una cuchara de madera hasta que vaya formándose una masa más o menos homogénea.

 

5. Agrega el aloe vera en líquido

Cuando observes que se ha formado la masa, es el momento de añadir el aloe vera en líquido. Solo vas a necesitar agregar unas gotitas. Entonces, vuelve a coger la cuchara de madera para remover y, de este modo, conseguir que todos los ingredientes se integren adecuadamente.

 

6.Deja enfriar la mezcla

Lo siguiente es simplemente dejar enfriar la mezcla a temperatura ambiente. Para ello, retírala del fuego y espera unos minutos para proceder al siguiente paso.

 

7. Añade el aceite de almendras

Cuando la mezcla esté fría, toca añadir el aceite de almendras. Si te has decidido por agregar también aceite esencial, es el momento de hacerlo. Coge de nuevo la cuchara de madera y remueve la mezcla hasta que todos los ingredientes se integren bien.

 

8. Vierte la mezcla en el frasco

Llegó una de las partes más importantes del proceso: envasar la crema. Ayúdate de la cuchara de madera para introducir la mezcla en el frasco de vidrio que ya tenías preparado. Hazlo sin prisas con el objetivo de que se desperdicie la menor cantidad de crema posible.

9. Mantén en un lugar fresco y seco

Por último, recuerda que, después de cada uso, es conveniente cerrar bien el tarro, pues, de lo contrario, la crema podría perder sus propiedades. Asimismo, no olvides conservar el frasco en un lugar fresco y seco.

 

Cómo aplicar la crema de aloe vera natural

Ahora que ya tienes lista tu crema de aloe vera, es imprescindible que sepas cómo aplicarla correctamente sobre la piel. Como mencionábamos anteriormente, es una loción que se caracteriza por su textura algo gelatinosa. Pero que no te dejes intimidar por el aspecto, pues tienes ante ti un verdadero milagro para tu rostro, cuerpo o cabello.

Aplica esta crema directamente sobre la piel para disfrutar de una suavidad inusitada. No en vano, seguro que sabes que las mejores cremas con retinol del 2020 incluyen el aloe vera entre sus ingredientes, así como otros productos de cuidado facial del mercado. He aquí su secreto.

Te recomendamos no preparar grandes cantidades de crema de aloe vera casera, dado que, al ser 100 % natural y no contener ningún elemento químico, tiende a oxidarse con gran facilidad y, poco a poco, va perdiendo sus propiedades. Es conveniente conservarla el tiempo de uso en el frigorífico, aunque se aconseja utilizar inmediatamente. Si te fijas, al entrar en contacto con el aire, la crema adquiere un tono rojizo, lo que indica que es de oxidación rápida.

En cualquier caso, ya has visto que el proceso de elaboración es bastante sencillo y ágil, así que seguro que no te costará ningún trabajo repetirlo varias veces al mes.

Lo mejor de la crema de aloe vera es que es ideal tanto para pieles secas como grasas, normales o mixtas. Esto significa que cualquiera puede aprovecharse de sus beneficios. Este paso a paso que acabamos de presentarte es apto tanto para la cara como para el cuerpo, así que ya solo te queda mimar tu piel con esta crema con aloe vera natural preparada en casa.

 

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
DMCA.com Protection Status