La depilación masculina en auge

Última actualización: 22.09.20

 

Que la depilación masculina es una costumbre en auge es algo que podemos comprobar fácilmente. Cada vez son más los hombres que lucen sus cuerpos depilados y también los productos dedicados precisamente a ayudar a estos hombres a lucir mejor.

 

Durante muchos años los hombres nos hemos regido por aquel viejo refrán de que “el hombre y el oso, cuanto más pelo más hermoso”. De hecho, la famosa imagen de Alfredo Landa luciendo vello corporal en “Venta a Alemania, Pepe” es todo un clásico. Sin embargo, la llegada de la metrosexualidad y el cambio de paradigma masculino, que ahora tiende a cuidarse más y mejor, ha puesto al vello en su diana. Ya no se trata solo de ciclistas, nadadores o modelos sino que ahora son muchos los hombres que deciden que el momento del vello ha pasado a la historia y se ponen manos a la obra para cambiar su imagen.

Lo más curioso de este nuevo paradigma es que afecta a los más jóvenes, tal como sería esperable, pero también está incluyendo cada vez más a nuevos usuarios de cierta edad, deseosos de sumarse a esta nueva tendencia. Una capacidad de penetración considerable sobre la que vamos a profundizar a continuación

Qué dicen los datos

Para que una tendencia se convierta en una realidad la misma debe contar con datos que la sustenten. Y precisamente esto es lo que ocurre con el auge de la depilación. Conforme a los datos que manejan diferentes empresas del sector se observa un crecimiento considerable en lo que a demanda de servicios y productos relacionados con la depilación masculina se refiere. 

Algunos de estos estudios apuntan a que prácticamente la mitad de los hombres de entre 16 a 32 años se depilan. Una cifra obtenida mediante un estudio realizado en 2019 y que también señala como la depilación masculina ha crecido un 10% en los últimos dos años, aunque esta cifra llega a un incremento de nada menos que el 36% entre los llamados milenial. 

Respecto de los hombres de mayor edad es cierto que estos también acuden a estos centros aunque en su caso  influidos por la moda de la barba, de modo que buscan pequeños retoques en la misma o bien productos con los que cuidar mejor de ella. Por cierto, es probable que estas cifras puedan irse incrementando con el paso del tiempo, pues el mercado aún se encuentra en fase de crecimiento, según comentan los profesionales.

 

Qué se depilan los hombres

En estos estudios de mercado también se ha evaluado cuáles son las zonas en las que los hombres tienen mayor aversión al vello corporal. Las principales zonas de depilación de los hombres tienen que ver con la zona púbica, con un 57% de demanda, seguido del tórax, con un 30% y también las axilas, con un 16%. Del resto de zonas destacan las piernas y los brazos, demandados especialmente por los ciclistas y otros deportistas, a los que el vello de estas zonas le resulta bastante molesto a la hora de realizar sus entrenamientos. El resto de zonas del cuerpo mantienen una menor demanda aunque prácticamente en todas las zonas del cuerpo es posible eliminar el vello, gracias a la amplia tecnología actual.

En estos resultados sorprende el auge de la zona púbica, que en anteriores estudios siempre había sido una zona algo más tabú a la hora de la depilación. También sorprende el escaso peso de la zona de la espalda, que tradicionalmente ha sido una zona en la que el vello ha resultado bastante molesto, tanto en la zona más cercana al cuello como en la de la cintura. De todos modos, como tendencias que son las mismas pueden cambiar en poco tiempo.

La técnica importa

Ya hemos visto que los hombres, en su auge de lucir una imagen diferente, están abriendo cada vez más el abanico de zonas en las que están dispuestos a depilarse. En paralelo, los usuarios tienen a su disposición cada vez más productos con los que lograr resultados óptimos y de forma segura. Muchas de estas soluciones están pensadas para que los propios hombres acaben con el vello de forma doméstica y sin necesidad de salir de casa, mientras que otras son de carácter profesional y, aunque tienen un mayor coste, también ofrecen mejores acabados e incluso resultados definitivos para la depilación.

Empezando por los productos para usar en casa tenemos algunos muy específicos como las soluciones tradicionales basadas en cera. Si conviene que sean ceras específicas y creadas para ellos, por el mayor grosor de su vello. Como alternativa a las ceras y sus riesgos tenemos las cremas depilatorias. Estas cremas se presentan en todo tipo de variantes para cada zona del cuerpo, de modo que podemos encontrar cremas específicas para piernas, para pecho, para genitales o para casi cualquier zona. Más polivalente resultan las depiladoras para hombre, que suele incluir una buena oferta de accesorios de corte con los que no tendrás problemas para limpiar de vello casi cualquier zona de tu cuerpo. Basta con elegir la mejor depiladora para hombre conforme a tus preferencias y ponerte manos a la obra. Por cierto, muchas de ellas incluso funcionan bajo el agua, por lo que puedes depilar tu cuerpo cómodamente mientras te duchas.

En cuanto a las soluciones profesionales, las técnicas actualmente más de moda son las de la depilación mediante láser y la depilación por luz pulsada. Ambas técnicas son similares y tienen por objetivo ir debilitando el folículo piloso que genera el cabello, de modo que no solo se produzca la caída del vello sino que esta irá perdiendo fuerza hasta que no vuelva a salir. Así que si quieres olvidarte del pelo no deseado para siempre esta es tu solución. Eso sí, frente al coste más ajustado de las soluciones domésticas, la depilación profesional tiene el inconveniente de ser más caro y más duradero en el tiempo que los tratamientos convencionales.

 

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
DMCA.com Protection Status