El mejor tensiómetro manual pediátrico

Última actualización: 19.04.19

¿Cuál es el mejor tensiómetro manual pediátrico del 2019?

Considerada una enfermedad silenciosa, la hipertensión es la causante principal de riesgo de muerte a nivel mundial. Cuando no se controla adecuadamente puede provocar accidentes cerebro-vasculares, infartos, insuficiencia renal, ceguera y otras alteraciones. Es por ello que se recomienda el monitoreo periódico de la tensión, bien sea con un profesional o en casa, y para esto contamos con los tensiómetros manuales.

Los tensiómetros llamados también esfigmomanómetro son los instrumentos médicos indicados para la medición de la presión arterial. Usualmente los problemas de hipertensión ocurren a partir de los 60 años, sin embargo hay casos donde esta enfermedad aparece a muy temprana edad, en la niñez o adolescencia.

Segun las estadisticas existe hasta un 70% de probabilidades de padecer hipertensión en la edad adulta si en la infancia ha sido diagnosticado con esta enfermedad. Es por ello que los pediatras deben incluir en su examen médico de rutina, la toma de tensión para los niños a partir de los 3 años de edad. De esta manera, no pasará desapercibida esta dolencia y podrá ser tratada en sus comienzos.

Muchos profesionales no realizan este examen a sus pequeños pacientes por la falta de disponibilidad de los brazaletes adecuados que ofrecen los tensiómetros manuales pediátricos, lo cuales son especialmente diseñados para el diámetro del pequeño brazo del niño. Estos dispositivos vienen diseñados según la edad en tres tamaños: para los recién nacidos, para los niños de 3 a 6 años y los indicados para  mayores de 6 años.

A la hora de elegir un tensiómetro manual pediátrico es importante que analices algunos aspectos que harán de tu compra una buena decisión. Cuando observamos una comparativa de estos dispositivos, destaca la calidad de la construcción que ofrece el aparato, la idea es que te brinde una larga vida útil y que no sea desechable. También es importante la comodidad que ofrece al paciente y la facilidad de uso, sin dejar de lado que la precisión e interpretación de los resultados sea confiable.

Riester Minimus II

Ventaja principal:

Este modelo de tensiómetro manual destaca principalmente por su versatilidad, la cual viene dada por su facilidad para ser usado tanto en adultos como en niños. 

Desventaja principal:

Los usuarios hacen referencia a que este dispositivo cuenta un llenado de aire un poco lento, comparado con otros modelos que integran doble manguera.

Veredicto: 9.8/10

Un producto con un diseño compacto, adecuado, por tanto, para los más pequeños, pero que mantiene tanto la calidad como la precisión de las mediciones propia de los modelos de Riester.

Ver ofertas del día en Amazon

CARACTERÍSTICAS PRINCIPALES EXPLICADAS

Control de la tensión infantil

Si en tu familia hay antecedentes de riesgo como hipertensión arterial, hipercolesterolemia, diabetes, muerte súbita u obesidad, es muy probable que tu hijo pueda presentar elevados los registros de tensión. Un diagnóstico temprano podría predecir la presencia de esta enfermedad en la edad adulta, es por ello que lo mejor es comenzar a controlar a tu pequeño hijo desde muy temprana edad, y ahora podrás hacerlo de una forma sencilla con el tensiómetro Riester Minimus II.

Poder monitorear la tensión arterial de tu pequeño, te permite ayudarlo a mejorar su calidad de vida y aunque para los pediatras resulta todo un reto, muchos casos logran ser curados gracias a ese dispositivo que sirve de apoyo para el historial médico. En casa puedes vigilar que no ingiera alimentos con conservantes y exceso de sodio, ayudarle a reducir de peso haciendo actividad física y alimentándose de vegetales, frutas y lácteos desnatados.

Funcionalidad

Cerca de un 60% de los niños con esta enfermedad no presenta síntomas hasta que ya es tarde y la hipertensión ya ha causado un daño significativo. Es por ello que la prevención y el diagnóstico a tiempo son las mejores herramientas, aunadas con un tensiómetro que te facilite la tarea de monitorear a tu hijo. Tener en casa este dispositivo es una alternativa que te evita los viajes constantes a la consulta del pediatra; no obstante, el médico es quien determina cualquier decisión.

Este modelo Riester es fácil de usar, por ello es recomendado tanto para uso doméstico, como para estudiantes y también a nivel profesional. Cuenta con un manómetro de medición que viene regulado para intervalos de presión mayores a 20 puntos, también puede medir menores variaciones con gran precisión. Dispone de una manguera directa que facilita la entrada de aire de una manera uniforme y segura, además el sistema de atornillado que une el manómetro ofrece un óptimo desempeño e impide fugas del aire al exterior.

Diseño y versatilidad

La Organización Mundial de la Salud ha establecido la importancia de controlar la presión arterial en las consultas por controles pediátricos tanto en niños como en adolescentes, ya que esta práctica no es usual ni rutinaria entre estos profesionales. Sin embargo, como padres podemos pedir al pediatra que realice este examen con un tensiómetro adecuado para niños.

Este modelo está dotado de un diseño versátil, ya que cuenta con la posibilidad de ser usado en adultos y niños, para ello están disponibles los brazaletes idóneos para cada caso. Toda la familia podrá controlar la presión arterial de una forma sencilla y en la comodidad del hogar. Su pera está fabricada en látex de gran resistencia con un mango tipo cuchara fabricado en acero inoxidable y su manómetro tipo reloj está hecho en material cromado resistente y duradero.

Ver ofertas del día en Amazon

Leave a Reply

avatar
  Suscribir  
Notificar de
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (3 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...
DMCA.com Protection Status