La eliminación del conector Jack en los móviles divide a los usuarios

Última actualización: 05.07.20

 

Durante mucho tiempo, el conector Jack de 3.5 ha sido clave para que podamos disfrutar nuestra música favorita en nuestro móvil. Sin embargo, la nueva tendencia de muchos fabricantes es eliminar este puerto. Algo que no deja indiferente a nadie.

 

Si echamos un vistazo a cualquier dispositivo que reproduzca sonido que veamos cerca de nosotros, seguramente tenga a la vista la clásica conexión para auriculares, el denominado puerto Jack. Este lleva muchos años siendo fundamental para que podamos escuchar sonido desde nuestro ordenador, nuestra mini cadena o nuestro teléfono móvil. Sin embargo, en estos últimos dispositivos, a este conector le ha salido un competidor muy potente como es la conexión Bluetooth. Tan fuerte como para que algunas compañías dedicadas a la fabricación de estos terminales hayan optado por eliminar este puerto y dejar a los usuarios sin la principal opción para conectar sus auriculares.

Esta decisión, al igual que ocurre con cualquier cambio de un hábito casi tan antiguo como la tecnología, ha generado seguidores y detractores, con algunos más de los segundos. Y aunque es cierto que las empresas tienen unos motivos razonables para eliminar este puerto, también es cierto que las opiniones de los usuarios al respecto son controvertidas.  

 

La conexión mini Jack, un estorbo para los fabricantes

Aunque es cierto que los primeros móviles del mercado no tenían este puerto Jack entre su oferta de conexiones, la verdad es que este conector no tardó demasiado tiempo en hacerse un hueco en los dispositivos. El motivo es obvio: esta solución estandarizada es mucho más fácil de utilizar para los usuarios y tiene un carácter universal a la hora de conectar nuestros auriculares para atender llamadas desde nuestro móvil. Un sistema mucho más sencillo que los complicados ingenios que inventaron las marcas de los primeros móviles, los no inteligentes, para hablar en modo manos libres.

Es cierto que aquellos primeros móviles, e incluso los primeros teléfonos inteligentes que se lanzaron, poco tienen que ver en su diseño con los actuales. Los móviles de hoy día son cada vez más planos, tienen un peso cada vez más reducido y necesitan de más batería para dar al usuario más autonomía. Un aspecto en el que la presencia del mini Jack resulta un engorro, puesto que el puerto ocupa un espacio considerable en la carcasa y en la circuitería del terminal.

Este es, precisamente, el argumento que usan las compañías que han optado por eliminarlo. Estas compañías aseguran que si aprovechan este espacio pueden incluir baterías más grandes en sus terminales, hacer móviles aún más compactos y planos e incluso ganar en procesamiento, al tiempo que reducen costes de desarrollo. Incluso algún fabricante defiende que, en las conexiones cableadas, el cable tipo C con la salida mini Jack aumenta la calidad del sonido que percibe el usuario. Algo que se ha demostrado falso, por mucho que las firmas vendan las bondades del sistema.

Creando problemas donde no los hay

En este contexto, la primera reacción del usuario al ver un smartphone que carece de este conector es darle unas cuantas vueltas al teléfono hasta convencerse de que al móvil le falta algo. Ya tenemos la primera frustración.

El segundo problema es que si queremos seguir usando nuestros auriculares con cable vamos a necesitar de un adaptador, tal como decíamos antes. Otro inconveniente y por duplicado. Por un lado, porque este adaptador se conecta al puerto de alimentación del móvil, que no suele ser precisamente una de las partes más resistentes del terminal. Así que llevar conectado continuamente a este puerto un cable que se va a mover bastante no parece una buena idea. Por si fuera poco, ese conector puede llegar a ser un auténtico engorro en ciertos terminales, así que añadimos peso y molestias al procedimiento de escuchar música desde nuestro móvil.

Como alternativa, siempre podemos buscar los mejores auriculares in ear calidad precio con conectividad Bluetooth, con los que olvidarnos de los cables y simplificar el proceso. Pero de nuevo aparecen los problemas. El primero tiene que ver con la autonomía de estos dispositivos. Ni siquiera con los auriculares in ear de relación calidad precio con conectividad Bluetooth más destacados del mercado estamos libres de que la batería se desplome de golpe, ni tampoco de tener que cargarlos cada pocos días, lo que no pasa con los modelos cableados.

 

Terminales desconectados

Hasta ahora hemos hablado del problema que supone conectar nuestros auriculares de siempre a nuestro móvil si nos falta ese famoso Jack. Pero los problemas no acaban aquí. Si queremos conectar un móvil sin conexión Jack a unos altavoces, un Smart TV o cualquier otro dispositivo vamos a tener que hacerlo forzosamente por Bluetooth. A poco que tu dispositivo sea un poco antiguo y no disponga de esa conexión queda claro que no vas a poder realizar esa conexión. Es lo que pasaría, por ejemplo, con una radio de coche que solo tenga puerto auxiliar o una minicadena sin Bluetooth.

En paralelo a este problema nos encontramos con la ocupación del adaptador ya mencionado. Es verdad que ese adaptador nos permite conectar el móvil mediante el sistema Jack pero ¿qué pasa si necesito cargarlo? Puesto que el puerto de carga está conectado con el adaptador mini Jack no sería posible. Al igual que tampoco sería posible transferir archivos desde dispositivo por cable, teniendo que usar el sistema Bluetooth, que no es lo más recomendable.

Por cierto, un detalle que a veces se le pasa a todo el mundo. Si no tienes Jack de 3.5 y no puedes conectar unos auriculares con cable, tu móvil pierde la función de radio. No hay más. Solo podrías escuchar la misma en streaming, con su correspondiente gasto de datos móviles.

Cómo anda el mercado

Ante toda esta controversia no resulta extraño que los fabricantes no se hayan pasado de forma masiva a este diseño sin puerto Jack. En parte, porque estamos hablando de un cambio drástico y que supone modificar por completo la fisonomía del móvil. Algo que implica una elevado inversión en investigación y desarrollo. Por otra parte, la respuesta de los usuarios no está siendo muy positiva. Así que las compañías prefieren no arriesgarse en este terreno.

La prueba la tenemos en que la lista de marcas y modelos que han eliminado este conector es breve. La primera marca que apostó por ello fue Apple, eliminando el conector de su Iphone 7. Posteriormente, le seguirían algunos modelos de Motorola, Google, algún producto de Samsung y poco más. Así que por ahora el consenso del mercado es mantener el Jack en su sitio y dedicar sus esfuerzos a otras tareas.

 

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
DMCA.com Protection Status