¿Cómo saber si necesito una smartband o un smartwatch?

Última actualización: 27.11.20

Este sitio web está sostenido por los lectores. Cuando compras a través de los links de nuestra página, podemos ganar una pequeña comisión de afiliación. Revisa más información sobre nosotros.

 

En los últimos años hemos sido testigos de la aparición y evolución de numerosos gadgets, incluidos los “wearables” para nuestras actividades diarias. Entre estos equipos los más populares son el smartwatch o reloj inteligente y la smartband o pulsera interactiva. Sin embargo, algunas de las características de estos dispositivos se asemejan mucho y dificultan diferenciarlos claramente. 

 

No cabe duda de que amamos la tecnología, así que está en nuestra naturaleza consumista desear todos los dispositivos electrónicos que salen a la venta, o al menos la mayoría de ellos. 

Son muchas las personas que tienen un móvil de última generación, una tableta, gps para el coche, gps para hacer senderismo, un ordenador portátil, reproductores de música, auriculares inalámbricos y así la lista puede continuar para completar un gran ecosistema electrónico de uso individual o familiar.

Y desde hace pocos años surgió también el interés por tener un reloj inteligente o una pulsera electrónica para registrar el ejercicio diario, contar los pasos y hasta medir la frecuencia cardíaca. Todo esto con la finalidad de tener información sobre el rendimiento físico y reducir al máximo el sedentarismo, pero eso sin dejar de mantenerse conectados para recibir llamadas, mensajes, notificaciones de email o redes sociales.

En este sentido, el desarrollo de gadgets pequeños, funcionales e intuitivos sigue en auge, principalmente por los grandes rivales de la tecnología como lo son Apple y Samsung, así como otras marcas reconocidas como Sony, Motorola, Xiaomi o Huawei, que se han mantenido a la vanguardia con los novedosos Smartwatches y Smartbands. A continuación, conoceremos más de estos dispositivos para aprender a diferenciarlos.

 

Una pulsera inteligente y ligera

Para aquellos que tienen una rutina fitness, en la que el ejercicio y actividades físicas están presentes en su día a día es necesario llevar un registro la actividad deportiva, al mismo tiempo que mantienen la autonomía y libertad de movimiento. En consecuencia, las pulseras de actividad o smartbands se establecieron desde el 2014 para satisfacer las necesidades de este sector del mercado que demandaba un producto ligero, fácil de usar y que permitiera registrar toda la información de su desempeño físico.

Simultáneamente, era imperante que este dispositivo pudiera sincronizarse al móvil para recibir notificaciones y mensajes, evitando así tener que llevarlo a las sesiones de ejercicio porque la pulsera es suficiente. 

Por otro lado, y al hacer una comparativa de smartbands nos damos cuenta de que la mayoría no tiene pantalla porque envían directamente los registros de tus actividades al móvil, la tableta u ordenador. Pero, hay otros modelos de alta gama que tienen una pequeña pantalla en la que se pueden observar los datos registrados y las notificaciones de mensajería o llamadas de tu móvil.

Es esta característica una de las similitudes con los relojes inteligentes que hace más difícil aprender a diferenciar estos dispositivos. 

Ventajas de la Smartband

Principalmente, debemos destacar que las pulseras inteligentes son ideales para quienes tienen un presupuesto reducido, ya que en el mercado se consiguen modelos de alta gama y de marcas reconocidas, con un diseño de hardware y software bien cuidados para una sincronización casi perfecta con los móviles del mismo fabricante y que pueden costar hasta menos del 75% que un smartwatch.

Si bien es cierto que sus funciones son más limitadas que las del reloj inteligente, son suficientes para iniciar una rutina de ejercicios, registrar tu evolución y evitar el sedentarismo con excelentes resultados.

Adicionalmente, el diseño de las smartbands es mucho más compacto en comparación con los relojes, así que son menos llamativas, ligeras y su estilo es ideal para atuendos deportivos.

 

La novedad de los smartwatches

Para los verdaderos fanáticos de la tecnología, un reloj inteligente es una gran adquisición. Con él podrán tener todas las funciones de un reloj convencional, pero con una pantalla táctil e interactiva en la que se pueden visualizar notificaciones del correo electrónico, mensajería instantánea, reproducir música y tener acceso a otras aplicaciones. 

En algunos modelos que admiten tarjetas Sim también se pueden recibir y realizar llamadas con excelente conectividad. Por supuesto que todas estas funcionalidades inciden directamente en el precio de estos dispositivos, razón por la cual terminan siendo mucho más caros que las pulseras inteligentes. Por ejemplo, revisando en las principales plataformas de comercio electrónico encontramos la smartband Huawei Band 3e por un valor de 24 euros aproximadamente, mientras que el Watch 2, de la misma marca, está disponible por un poco más de 100 euros.

Sobre los smartwatches también destacamos que están diseñados para todos los gustos y ocasiones, no solo para actividades deportivas urbanas, por lo que puedes elegir modelos más sofisticados y con una apariencia más casual, elegante y ejecutiva, siendo posible también hacer la distinción entre modelos masculinos y otros más delicados para el público femenino.

Entonces ¿cuál es el mejor?

No podemos afirmar que debes comprar exclusivamente una smartband o un reloj inteligente, porque esta decisión dependerá de tus necesidades, actividades que realizas y de las funciones que quieres en tu dispositivo. Indudablemente, tu presupuesto es otra variable a tener en cuenta para tomar una decisión.

Lo que sí podemos afirmar es que cada uno de estos dispositivos tiene sus ventajas y características que te ayudarán a mantenerte conectado a donde quiera que vayas, pero sobre todo te permitirán conocer tus hábitos para mejorar algunos aspectos relacionados con la actividad física.

No perdamos de vista que la idea principal detrás de adquirir uno de estos dispositivos, es que puedes cuantificar tus pasos, los kilómetros recorridos en bicicleta o hasta la cantidad de ejercicio realizado durante un día de natación. Ofreciendo la oportunidad de establecer pequeñas metas que se podrán superar poco a poco y mejorar así el rendimiento físico. En consecuencia, tu salud mejorará y tu cuerpo mostrará los frutos del esfuerzo. 

Por otro lado, tu autoestima también se podría ver favorecida, estarás de buen humor y te sentirás bien contigo mismo por mantener un buen ritmo físico, y cuando tu alarma de sedentarismo se active o el registro de tus horas de descanso sea deficiente podrás hacerte un llamado de atención para corregir esa conducta y retomar tu progreso deportivo. 

Con esto es importante acotar que cualquier persona puede usar una smartband o un reloj inteligente, ya que estos dispositivos no son exclusivos para deportistas profesionales o aficionados del fitness. Al contrario, todo aquel que quiera empezar una actividad física y llevar el registro de su evolución, así como mejorar sus hábitos diarios, puede usar estos gadgets y aprovechar todos sus beneficios para dar inicio a una vida más saludable.

 

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
DMCA.com Protection Status