Consejos para combinar aceites esenciales y armar tus propias creaciones

Última actualización: 01.06.20

 

Si te apetece ir más allá y crear fragancias personales a partir de la combinación de aceites esenciales, he aquí algunas recomendaciones para hacerlo. Te contamos qué tener en cuenta para las mezclas y cómo agrupar los aceites esenciales en función de su tipología para un resultado exquisito.

 

Si eres nuevo en esto de los aceites esenciales, pero, al mismo tiempo, tienes interés en profundizar en ellos e ir más allá para crear tus propias fragancias, este artículo te interesa. La combinación de aceites esenciales no puede realizarse de manera aleatoria, sino que tiene su teoría. Se trata de un proceso creativo para el que necesitarás ciertos conocimientos y nociones previas.

Lo primero es conocer cómo mezclar los aceites esenciales. Estos pueden combinarse en función de determinados factores. Entonces, es primordial que sepas cómo categorizarlos. Veamos cómo agrupar los aceites esenciales para que el resultado sea 100 % satisfactorio.

 

Fragancia

Una primera clasificación para combinar aceites esenciales es por tipo de fragancia. Es importante que solo mezcles aquellos que desprenden un aroma parecido. Por ejemplo, puedes mezclar entre sí los aceites esenciales florales, amaderados, herbáceos, cítricos, picantes, etc.

La lavanda, jazmín, rosa o ylang-ylang son aceites esenciales de tipo floral que admiten su combinación sin ningún problema. Lo mismo ocurre con los aromas amaderados, como es el caso de los aceites de sándalo, mirra, incienso o abeto. Por su parte, en cuanto a aceites esenciales herbáceos, encontramos el romero, el tomillo, el árbol de té, etc. También hay aceites cítricos que pueden combinarse entre sí, como aquellos de limón, bergamota o pomelo. Por último, puedes crear una fragancia de tipo picante mezclando aceite esencial de jengibre, canela, clavo o cardamomo, por mencionar solo algunos.

Notas aromáticas

Para combinar aceites esenciales para humidificador o para cualquier otro propósito, necesitas saber algo de teoría. En estos productos, identificamos lo que se conoce con el nombre de “notas altas”, “notas medias” y “nota base”.

Las notas altas son aquellas que se evaporan de manera más rápida, en torno a una o dos horas, mientras que las notas medias tardan un poco más en evaporarse (entre dos y cuatro horas). Por último, la nota base es aquella que permanece incluso días. Es conveniente que tengas estos detalles en cuenta durante el proceso de mezcla de aceites esenciales. Y es que, quizás, el aroma inicial difiera bastante del que se presente pasadas unas horas.

Identificar estas notas aromáticas requiere algo de experiencia. Es, de hecho, una habilidad que necesitarás para que lleves a cabo la combinación de aromas de manera exitosa. A la hora de mezclar, recuerda la importancia de escoger un aceite esencial de cada, es decir, uno vinculado a la nota superior, otro a la nota media y un último a la nota base.

En este punto, encontramos varios ejemplos de cada tipología. Aceites esenciales de nota alta serían el de bergamota, árbol de té, limón, mandarina, pomelo, tomillo o romero. Respecto a los aceites esenciales de nota media, tenemos el de canela, azahar, geranio, clavo, jengibre, jazmín, rosa o nuez moscada. En la categoría de aceites esenciales de nota base, hallamos el de ylang-ylang, sándalo, pimienta negra, incienso, mirra o pachuli.

 

Efecto

También puedes combinar los aceites esenciales en función del tipo de efecto que desees conseguir. Esto quiere decir que puedes realizar la mezcla dependiendo de si deseas obtener una fragancia relajante, antiestrés, antiséptica o energizante. La mirra y el incienso son excelentes rejuvenecedores, mientras que el romero, menta o pachuli están indicados para levantar el ánimo. Para alejar los mosquitos de tu piel, apuesta por la canela, el eneldo o la menta. Por último, ejemplos de aceites esenciales antisépticos son los elaborados a base de cítricos, como mandarina, limón o bergamota.

 

Mezclar aceites esenciales paso a paso

¡Llegó la hora de la verdad! No importa si deseas armar el mejor aceite esencial para humidificador del momento o uno para masajes, lo importante es que conozcas el paso a paso. ¡Toma nota!

 

Reúne los elementos imprescindibles

Lo primero es reunir aquellos objetos y artilugios que necesitarás durante el proceso. Apunta: un envase de vidrio donde verter la mezcla, un cuentagotas, unos guantes, papel y bolígrafo para revisar tus anotaciones y una tira de prueba. Por supuesto, ten a mano tu colección de aceites esenciales para las futuras combinaciones.

Selecciona los aceites esenciales

Este es, quizás, el paso más difícil e importante. Una vez que has reunido todos los útiles indispensables, toca decidir qué fragancia quieres componer. Para ello, debes valorar tus gustos y sobre todo si los aceites esenciales encajan entre sí. Para ayudarte, hazte cuestiones del tipo de: ¿Me gustan los aromas florales? ¿Qué hay del aroma a hierba recién cortada? ¿Qué opino de los aromas intensos y algo picantes?

 

Haz la primera prueba

A estas alturas, seguro que ya tienes en mente 5 aceites esenciales. Entonces, ha llegado la hora de que comiences las primeras pruebas para verificar si has acertado con la elección. Con el cuentagotas, recoge una gota de cada aceite y sitúala sobre la tira de perfume. Inhala su aroma, aireándola ligeramente a unos centímetros de tu nariz.

 

Espera unos minutos

Es posible que con el primer acercamiento se te hayan venido a la mente algunas ideas. Espera, entonces, de 10 a 30 minutos para que el aceite esencial se evapore. Pasado este tiempo, vuelve a oler la tira de perfume para comprobar si el aroma inicial se mantiene o bien para examinar en qué ha cambiado.

 

Toma nota de lo que te inspira la fragancia

Coge papel y bolígrafo y comienza a tomar notas de lo que sientes al inhalar la fragancia. Si tuviera personalidad, ¿cómo sería? Pregúntate también qué notas son las predominantes y cuáles han desaparecido. Por último, intenta clasificar los 5 aceites esenciales elegidos en notas altas, medias y base. Lo ideal es que un aceite sea la base, dos sean las notas altas y otros dos, las medias.

 

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
DMCA.com Protection Status