Los mejores emisores térmicos digitales

Última actualización: 24.11.20

Este sitio web está sostenido por los lectores. Cuando compras a través de los links de nuestra página, podemos ganar una pequeña comisión de afiliación. Revisa más información sobre nosotros.

 

Emisor térmico digital – Guía de compra, Opiniones y Análisis en 2020

 

La calefacción del hogar es una de las necesidades básicas para contar con comodidad y con espacios climatizados que hagan de la casa un lugar agradable y seguro, por eso es importante contar con un emisor térmico digital que te ayude con esta tarea. Además de elegir un equipo que tenga características que indiquen calidad, debes consultar también qué dicen los usuarios sobre la experiencia al utilizarlo. Así que te presentamos dos opciones promovidas por los compradores de forma positiva. El modelo Lodel 4 es la primera propuesta, ya que tiene una potencia de 600 W que le aporta rapidez para calentar el espacio donde lo coloques, integrando una pantalla LCD que muestra los resultados que mide el termostato electrónico, para observar el estado del dispositivo y la temperatura ambiente. Por su parte, el modelo Lodel RA10 cuenta con 1500 W de potencia, con un diseño ultrafino que permite colocarlo con comodidad en cualquier espacio y aprovechar su programa de calentamiento rápido.

 

 

Tabla comparativa

 

Lo bueno
Lo Malo
Conclusión
Ofertas

 

 

¿Cuál es el mejor emisor térmico digital del mercado?

 

Mantener los espacios de la casa a una temperatura acogedora, sobre todo durante el invierno, es de vital importancia; para esto es requerida la ayuda de un emisor térmico digital. Aunque muchos pensamos que lo más importante es saber cuánto cuesta, antes de comprar uno, hay otros criterios que se deben considerar. Es por esto que hemos elaborado una guía para comprar el mejor emisor térmico digital a fin de que sea más fácil para ti escoger uno bueno y económico, conociendo las características que debes tomar en cuenta antes de comprar.

Guía de compra

 

Tipos

Hay diversos tipos de emisores térmicos en el mercado. Aunque todos cumplen la función de generar calor para mantener cálidos los espacios, cada uno tiene un mecanismo distinto. De este modo podemos conseguir emisores térmicos secos, emisores térmicos fluidos y emisores térmicos cerámicos.

El primer grupo calienta casi de manera inmediata, son equipos que tienen un alto consumo de energía y una vez apagados es poco el tiempo que el calor se mantiene en la habitación; el segundo emana el calor por convección al calentar el líquido que hay en su interior, la sensación térmica es más prolongada y los aparatos tienen un consumo de energía del 20% menos que los secos; el tercero es similar a los secos, pero los paneles de los emisores están fabricados en cerámica, piedra o porcelana, lo que produce mayor inercia térmica y son más lentos para calentar, pero son los que consumen menos energía entre los tres modelos.  

 

Manejo

El manejo de estos equipos es sencillo e intuitivo, pues al ser digitales solo se requiere presionar unos cuantos botones para escoger la función deseada. Basta con conectarlos a la fuente de poder para iniciar su funcionamiento. Además, disponen de una pantalla en la que se muestra la potencia y el calor que están emitiendo.

De igual modo, a través del panel de control, que en la mayoría de los modelos viene con pantalla LCD, es posible regular determinados parámetros como la intensidad del calor, el modo y visualizar el cronotermostato. Algunos modelos disponen también de un mando a distancia, por lo que podrás controlarlos desde diferentes espacios, sin tener que ir hasta el lugar donde está instalado el emisor térmico digital.

 

Programación

Los emisores térmicos digitales tienen diferentes funciones y programaciones; de hecho, estas son parte de las ventajas de su tecnología. Existen modelos que permiten la programación del encendido y apagado del equipo, lo que resulta conveniente para salir de la casa y programar una hora específica para su activación, de manera que el espacio permanezca caliente al llegar.

También, el equipo debería permitir ser programado en función a las horas del día que sean más frías o calurosas, de este modo se ahorrará energía eléctrica.   

 

Potencia

En la comparativa de emisores térmicos digitales, los usuarios mencionan que, al tratarse de un aparato eléctrico, la potencia es un factor importante que se debe considerar, ya que es un indicador del óptimo rendimiento y lo eficiente que será calentando los distintos espacios de la casa.

Mientras más potentes sean los emisores térmicos, también más elevado será su valor, pero a la vez podrán producir un calor que sea capaz de mantener cálidas y acogedoras las habitaciones de gran tamaño.

De igual modo, la potencia determina el tiempo que le tomará al emisor térmico comenzar a producir el calor una vez que ha sido encendido. Seleccionar una potencia dependerá de cuánto se esté dispuesto a pagar, pues mientras más potente, más eficiente, pero también más caro. Además, la potencia está ligada con el diseño y tamaño de estos equipos, pues uno pequeño no es capaz de emitir el mismo calor que uno grande.

Aunque no hay un modelo estándar definido como el adecuado, podemos decir que los emisores que operan con una potencia de 500 a 600W son suficientes para habitaciones pequeñas, pero no son convenientes para estancias de más de 10 metros. En este caso son recomendables equipos con una potencia superior a los 1200W.

Consumo

Todos los aparatos eléctricos consumen energía, de modo que su uso continuo hace que la factura mensual de electricidad sea más costosa. Es por esto que, aunque un aparato sea barato, si tiene un elevado consumo de energía, no representará ningún ahorro, ya que el diferencial se estará cancelando a la compañía eléctrica.

Es por esto que son recomendados los emisores térmicos digitales que dispongan de una opción de ahorro energético, que tengan un bajo consumo de amperaje para evitar que las facturas se disparen y tener que gastar grandes cantidades de dinero. Por el contrario, deben buscarse aquellos que dispongan de una potencia regular y que sean capaces de emitir calor y mantener las habitaciones cálidas con un bajo consumo de energía.

 

¿Cuál es el mejor emisor térmico digital del 2020?

 

En el mercado actual podemos conseguir gran variedad de emisores térmicos digitales: unos baratos, otros caros, grandes y pequeños. Es tan amplia la oferta que incluso un mismo fabricante puede presentar diversas propuestas.

Esta variedad de equipos puede hacer que elegir uno sea un poco complicado. Es por esto que hemos reducido la lista a los modelos recomendados de manera frecuente por los usuarios, para que así sea más fácil para ti seleccionar uno.

 

Productos Recomendados

 

Lodel 4

Ventaja principal:

Este emisor térmico digital tiene una potencia de 600W y posee programas de temperatura que te ayudarán a administrar la emisión de calor y por cuánto tiempo para facilitar su configuración.

 

Desventaja principal:

Debes tener en cuenta que está pensado para trabajar con habitaciones pequeñas de unos 25 m² aproximadamente como máximo, por lo que no es útil para tenerlo como emisor térmico principal en casa.

 

Veredicto: 9.6/10

Este modelo es una opción práctica y que te dará buenos resultados al calentar el ambiente de tu habitación por la noche. Es fácil de usar y algunos dirían que es portátil debido a su base, ya que te permite dejarlo en el suelo en cualquier parte.

Comprar en Amazon - Precio (€139,99)

 

 

Caracteristícas Principales Explicadas

 

Potencia

Los emisores térmicos digitales son equipos capaces de emitir calor para calentar las habitaciones en el trabajo o en el hogar. Para poder adquirir un modelo útil, lo primero que debes tener en cuenta es la potencia del radiador.

Lodel 4 es un emisor térmico que te ofrece una potencia de 600W, con la que podrás darle un uso en casa sin problemas. Según lo comentado por uno de los compradores, este emisor es suficiente para hacer uso en habitaciones pequeñas, tales como el cuarto de baño o la pieza de los niños. Puedes regular la temperatura e incluso activar sistemas de seguridad.

Es más seguro que los modelos de aceite y su cable de alimentación tiene una longitud de 1,3 metros para que puedas instalarlo con comodidad. Asimismo, la compra incluye una base para el suelo o la pared dependiendo de dónde quieras ubicar el emisor.

Diseño

Si necesitas batallar contra el frío en invierno, los emisores térmicos pueden ser una gran herramienta, dado que son fáciles de utilizar y no requieren de aceites o lubricantes. Te aconsejamos prestar atención a su diseño estructural en su evaluación pre compra.

En el caso de este modelo de Lodel, nos encontramos con un emisor térmico digital de fabricación robusta y buenos acabados. El equipo tiene unas dimensiones de 41 x 5,5 x 58 centímetros y un peso de 4 kilogramos. Es fácil de manejar y, al ser compacto, te será sencillo encontrar el lugar adecuado para instalarlo.

La carcasa es de color blanco y está fabricada en aluminio, el cual es un material muy bueno para conducir el calor, razón por la que podrás disfrutar de una temperatura más agradable apenas unos minutos después de haber encendido el emisor.

 

Programación

Una de las ventajas que tienen los modelos digitales en comparación con los radiadores de aceite es que permiten aplicar ajustes más específicos en cuanto a su desempeño general. Por ello, debes verificar qué funciones incluye el emisor de tu interés.

Con el modelo de Lodel 4 tendrás acceso a un termostato con el que podrás ajustar la temperatura dependiendo de tu gusto y el ambiente. Esto te ayudará a disfrutar del entorno adecuado para garantizar tu descanso. También cuenta con un sistema de bloqueo para niños que evitará que los pequeños puedan cambiar algún parámetro por accidente.

El panel de control está acompañado de una pantalla LCD con retroiluminación para facilitar su lectura en ambientes de poca luz y, además, la compra incluye un mando a distancia para que no debas levantarte de la cama o el sofá para hacer uso del emisor térmico digital.

 

Comprar en Amazon - Precio (€139,99)

 

 

 

Lodel RA10 

 

Por ser un equipo de rápido calentamiento, funcionar sin fluidos y ser silencioso, este modelo se encuentra entre los mejores emisores térmicos digitales del 2020. Además, es recomendado para espacios reducidos, ya que posee unas dimensiones que lo hacen compacto y ultraligero con tan solo 8 kilos de peso.

Todo esto, sin disminuir la rapidez y potencia de calentamiento que se ubica en los 1500 vatios, una cantidad suficiente para mantener cálidas y acogedoras las estancias de más de 10 metros cuadrados. Este modelo cuenta con un diseño elegante en color blanco que combinará con el resto de la decoración del hogar.

Tiene una pantalla incorporada en la que es posible ajustar el termostato. Además, tiene un interruptor de encendido y una luz que indica cuando se está utilizando. Una de sus principales ventajas es que no requieres acercarte al equipo para controlarlo, ya que dispone de un mando a distancia que te hará la tarea más sencilla. Tiene una función de modo Eco que ahorra la energía para reducir el consumo eléctrico.

La capacidad y desempeño de los modelos de Lodel, han logrado que algunos compradores la consideren como una fuerte contendiente a ser la mejor marca de emisores térmicos digitales:

 

Pros

Potencia: Si lo que necesitas es un emisor térmico de gran potencia, quizá te interese esta opción. Tiene componentes internos que le ayudan a ofrecer una potencia de 1.500W, siendo útil en habitaciones grandes y salas de estar.

Mando: Podrás manejar todas las funciones del equipo desde la comodidad de tu cama o sofá, ya que la compra incluye un mando a distancia con todos los elementos necesarios para ello.

Accesorios: En el paquete también encontrarás un kit de accesorios y unos soportes para que puedas instalar el emisor térmico en la pared si lo deseas y así no ocupar espacio en el suelo.

Cable: Por último, se destaca que su cable de alimentación tiene una longitud de 1,4 metros, dándote libertad para ubicarlo donde quieras sin estar restringiéndote por la posición del tomacorriente.

 

Contras

Intuitivo: Algunos compradores mencionan que el manejo del equipo es un tanto complicado, sobre todo cuando se quieren añadir programaciones especiales.

Comprar en Amazon - Precio (€131,6)

 

 

 

Haverland RC4E

 

Para quienes todavía no saben cuál es el mejor emisor térmico digital, pueden revisar este modelo fabricado en España, que cuenta con una serie de características que lo convierten en una de las opciones más recomendadas, en cuanto a este tipo de aparatos eléctricos.

Este equipo funciona con fluidos y cuenta con un indicador de consumo en la pantalla, para que conozcas los datos y puedas ahorrar energía o tomar previsiones cuando sea necesario. Con una potencia de 500W, este emisor térmico resulta conveniente para distintos tipos de espacios.

Asimismo, tiene un peso aproximado de 11 kilogramos y viene en color blanco, por lo que lucirá bien con el resto del mobiliario del hogar. Este modelo del fabricante Haverland es también recomendado por estar dotado con siete programas, opciones de ajuste del termostato y un interruptor para controlar el encendido y apagado del equipo.

Antes de decidir qué emisor térmico digital comprar, ten en cuenta sus características importantes, tales como la potencia, sus funciones, etc.:

 

Pros

Indicador: En la pantalla integrada de este equipo podrás observar el consumo eléctrico que está realizando, muy útil para controlar la factura a fin de mes.

Programas: El sistema del RC4E cuenta con siete programas automáticos y uno personalizable para que puedas ajustar la temperatura y potencia según tu gusto.

Materiales: El cuerpo está hecho de aluminio inyectado, manteniéndolo relativamente ligero pero resistente y duradero.

 

Contras

Potencia: No obstante, debes saber que es uno de los emisores térmicos menos potentes de la selección, ya que sólo alcanza los 500W de potencia.

Instalación: Además, no incluye una base para colocarlo directamente en el suelo, sino que debe ser instalado en la pared.

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

 

Orbegozo RRE 510

 

Este modelo está recomendado a quienes buscan el mejor emisor térmico digital de relación calidad precio, ya que, además de tener un buen funcionamiento, es uno de los más baratos del mercado.

Tiene un diseño en color blanco y está fabricado en aluminio, por lo que es liviano y tiene un modo de instalación sencilla que no requiere de la ayuda de un profesional. Este es uno de los equipos más recomendados porque es un emisor térmico digital programable.

En él se pueden establecer el horario y la temperatura deseada todos los días de la semana, por lo que no tendrás que llegar a casa a encender el aparato o preocuparte por no haberlo apagado antes de salir.

Dispone también de un mando a distancia y una pantalla digital LCD para configurar el funcionamiento en los modos económico, confort o antihielo, cada uno con un nivel de consumo distinto.

Este equipo se encuentra entre los modelos más baratos de este listado, por lo que algunos dirían que es, probablemente, el mejor emisor térmico digital por 90 euros:

 

Pros

Programación: Con el modelo de Orbegozo podrás olvidarte de sentir demasiado calor, gracias a que su sistema de programación permite fijar horarios y temperaturas según el día de la semana.

Instalación: Podrás instalarlo en la pared o dejarlo sobre sus patas en el suelo, evitando que debas hacer agujeros o usar herramientas.

Mando: También tienes la posibilidad de manejarlo a distancia, dado que la compra incluye un mando para ello.

 

Contras

Potencia: El emisor de Orbegozo tiene una potencia de 500W, por lo que se recomienda su uso en habitaciones pequeñas.

Lento: En la sección de reseñas algunos comentan que es un poco lento al momento de aumentar la temperatura del ambiente.

Comprar en Amazon - Precio (€73)

 

 

 

Taurus Rabat

 

Con un peso de 8 kilogramos, este equipo del fabricante Taurus funciona con tecnología sin fluidos y es recomendado por tener una eficiencia energética con una potencia de 1500W, un nivel con el que es posible mantener cálidos los espacios de más de 10 metros cuadrados.

Dispone de un programador que permite el encendido y apagado en distintas horas del día, todos los días de la semana. Este equipo está fabricado para ser amigable con el medio ambiente y contribuir con el buen consumo de energía, ya que tiene dos modos de funcionamiento: confort y economía, pudiendo seleccionar el que se desee de acuerdo a la temperatura externa y a las necesidades del momento.

Su temperatura ajustable va desde los 5 hasta los 35 grados centígrados. Está dotado con una pantalla y control digital para programar y monitorear su funcionamiento.

Con un emisor térmico digital podrás olvidarte de pasar frío durante el invierno, pero, eso sí, evalúa sus pros y contras antes de decidirte a invertir:

 

Pros

Potencia: El emisor térmico tiene una potencia de 1.500W para ofrecerte un aumento de temperatura rápido y de gran capacidad en habitaciones medianas y grandes.

Eficiencia: No tendrás que preocuparte demasiado por el consumo, dado que posee la categoría A de eficiencia energética.

Temporizador: También podrás disfrutar de las ventajas de tener a mano un sistema temporizador con un intervalo máximo de 24 horas para el apagado automático.

 

Contras

Programación: Sin embargo, para el gusto de algunos, el equipo debería contar con una función para encenderse por sí solo a determinadas horas.

Precio: Tampoco puedes pasar por alto el hecho de que sea el modelo más costoso entre los mencionados.

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

 

Lodel 4

 

Este modelo es recomendado por los usuarios a quienes buscan el mejor emisor térmico digital. Este equipo cuenta con una potencia de 600W, un nivel suficiente para calentar una habitación pequeña. Se trata de un emisor térmico sin fluido, por lo que calienta casi de manera inmediata una vez encendido.

Cuenta con un diseño elegante en color blanco y unas dimensiones reducidas de 41 x 5,5 x 58 cm. Por estar fabricado en aluminio, es liviano y delgado, por lo que no será un problema instalarlo.

Una de las principales características de este modelo es que dispone de opciones de programación que pueden ser controladas por el usuario, escogiendo el día e incluso la hora en que desea que inicie su funcionamiento. Está dotado con una pantalla LCD en la que se pueden apreciar los datos de su funcionamiento y el nivel de temperatura del ambiente.

Si deseas adquirir el que podría ser el mejor emisor térmico digital del momento, te aconsejamos tener en cuenta el equipo de Lodel:

 

Pros

Diseño: Lodel te ofrece un emisor térmico de diseño atractivo. Es delgado, ligero y de tamaño compacto para que puedas ubicarlo cómodamente en cualquier rincón de la habitación. Tiene una base ancha para mejorar la estabilidad y es de color blanco para combinar.

Dimensiones: Las dimensiones de este modelo son de 41 centímetros de ancho con 5,5 centímetros de largo y 58 centímetros de alto. Su peso es de apenas 4 kilogramos, menos que otras alternativas disponibles en el mercado.

Pantalla: En la estructura se ha integrado una pantalla LCD de gran tamaño con sistema de retroiluminación. En ella podrás observar la información de desempeño, es decir, datos de programación y temperatura ambiental.

Programación: Puedes ajustar todos sus parámetros a través de su panel de control, de forma que disfrutas de un ambiente agradable en base a la temperatura del entorno en la habitación.

Potencia: Tiene una potencia de 600W que, aunque no es la más alta de este listado, es suficiente para calentar tus noches durante el invierno y puedas dormir más a gusto.

 

Contras

Capacidad: Sin embargo, debes tener muy en cuenta el tamaño de la habitación donde quieras ubicarlo, ya que su capacidad y diseño lo hacen apto para piezas de unos pocos metros cuadrados.

Comprar en Amazon - Precio (€139,99)

 

 

 

Cómo utilizar un emisor térmico digital

 

A la hora de calentar nuestro hogar, los emisores térmicos digitales nos ofrecen una alternativa interesante con un coste ajustado, especialmente en el consumo. Unos productos que tienen la ventaja adicional de no ocupar mucho espacio, dada su instalación en pared, ofreciendo además opciones de control avanzadas que lo hacen todo mucho más sencillo. De todos modos, para que no tengas más dudas, te damos algunas pistas para usar adecuadamente estos productos.

 

 

Elección de la ubicación

Aunque este paso ya deberíamos haberlo realizado previamente, es el momento de verificar de nuevo la ubicación en la que vamos a colocar el producto.

Conviene que sea un lugar alejado de lugares donde haya corriente que se lleve el calor, procurando que esta ubicación tampoco afecte al espacio libre ni tampoco se coloque en zonas de paso. Estas precauciones son más recomendables para los modelos de pared, dado que los de suelo pueden desplazarse sin problemas según lo necesites.

 

Montaje del producto

El siguiente paso que debemos dar una vez que hemos elegido la posición donde colocar el producto y tras sacar el producto de la caja, aparte de verificar que todo está como debe, es proceder a su montaje.

En general, estos emisores se colocan anclados a la pared, aunque también existen modelos con patas que podemos situar donde nos convenga. En caso de que sea necesario montar el emisor sobre la pared tendremos que elegir el espacio, hacer los agujeros en la pared, colocar los tacos y atornillar el producto. Si lo que tenemos es un modelo de pie, bastará con fijar las patas con los tornillos correspondientes, para que el emisor se mantenga en su lugar.

 

 

Configuración del calor

Una de las ventajas de los emisores térmicos es que son productos bastante sencillos de usar. Para ello cuentan con un panel LCD y una botonera donde elegir las diferentes funciones del equipo.

Funciones entre las que se encuentra el ajuste de la temperatura o bien la intensidad del calentamiento, así como diversas opciones de encendido remoto y apagado con temporizador, según los  modelos. Verifica con tu manual el procedimiento a seguir y configura el producto como más te convenga.

 

Mantenimiento del emisor

Como último consejo, es el momento de echarle un vistazo al mantenimiento del emisor. Una tarea sencilla que no te va a llevar demasiado tiempo, dado que la misma se limita principalmente a limpiar el cuerpo del mismo y las salidas del aire.

Algo que ayuda a que estas salidas funcionen correctamente y que el ambiente no se cargue de polvo durante el funcionamiento. En los modelos de pie también conviene echarles un vistazo a las patas, para verificar que las mismas están bien apretadas, lo que evita su rotura.

 

 

 

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
DMCA.com Protection Status