fbpx

Almacenamiento consciente: la mejor forma de organizar tu frigorífico

Última actualización: 17.09.19

 

Para muchas personas una de las tareas más tediosas del hogar es la limpieza esporádica del frigorífico. La idea de sacar todas las cosas para limpiar las bandejas y compartimentos, botar los alimentos viejos y ordenar los productos causa mucha pereza y siempre retrasamos dicha actividad. Pero, para cambiar esta situación hay que entender cómo hacer un almacenamiento consciente que nos permita mantener el frigorífico limpio y ordenado por más tiempo.

El frigorífico es un electrodoméstico indispensable en cualquier hogar, pues es el lugar en el que podemos conservar los alimentos, refrigerar las carnes y guardar las verduras y otros productos para nuestro consumo diario. 

Pero, la realidad es que a veces acumulamos tantas cosas sin el cuidado necesario y el interior del frigorífico termina muy desordenado, sucio y manchado, siendo obligatoria una limpieza urgente. Así que, queremos darte unos consejos para evitarte esta incómoda situación, para ello la organización y el conocimiento de tu frigorífico son las claves principales.

 

Almacenamiento con sentido

El orden del frigorífico no dependerá de tus habilidades para apilar envases y empaques de alimentos, sino de aprovechar los espacios y compartimentos de este electrodoméstico, para guardar cada cosa en su lugar. 

Ahora bien, antes de iniciar los cambios es necesario desocupar el frigorífico y usar una solución de agua, vinagre y jabón neutro o lavaplatos, también puedes usar un poco de bicarbonato.

Con esta mezcla y un paño o esponja, podrás limpiar todo el interior del frigorífico para eliminar manchas, suciedad y malos olores. Después de este paso, ya estará todo el espacio disponible para empezar el almacenamiento consciente de tus alimentos.

 

 

Conocer el frigorífico

Es necesario identificar las diferentes zonas de la nevera para darles el uso correcto. Si hacemos una comparativa de frigoríficos podemos observar que la mayoría posee bandejas superiores, inferiores y centrales, divisiones en las puertas y el espacio para las verduras. Cada una de estas áreas, recibe una cantidad específica de frío, por lo que se recomienda usarlas, según el tipo de alimento a conservar.

La primera recomendación es colocar en la puerta del frigorífico aquellos productos que no son susceptibles a los cambios constantes de temperatura, pues la apertura del refrigerador impide que el frío se concentre en esta área. Es por ello, que en la puerta se deben colocar el agua mineral, las salsas, el vino y los huevos. 

En el caso de la bandeja superior, se aconseja colocar los productos lácteos pasteurizados: leche, yogurt, mantequilla, queso; los embutidos y el pan. Las frutas y verduras de consumo diario deben ubicarse en la bandeja central, así como los conservadores con sobras de comida que se vayan a consumir al día siguiente de su preparación, o en un máximo de dos días. 

En la parte inferior donde se concentra la mayor cantidad de frío, se pueden guardar las carnes, pescados, y otros productos que necesiten temperaturas bajas. Por su parte, en el congelador se deben almacenar aquellos alimentos que vamos a consumir a mediano plazo y que necesitan de la mínima temperatura para conservarse en buen estado. En el caso de las carnes y pescados, ya sean congelados o refrigerados, existen varias normas para su almacenamiento.

El empaque por separado de cada tipo de carne y evitar su contacto con otros alimentos nos ayudará a reducir los riesgos de contaminación cruzada, así como el crecimiento de las bacterias naturales de estos alimentos, las cuales solo se eliminan por completo con temperaturas extremadamente bajas o altas. 

 

Organización funcional del frigorífico

Una vez que has aprendido a colocar los alimentos en las bandejas y compartimentos correctos, te será más sencillo mantener limpio y organizado el frigorífico. Lo importante es evitar colocar al azar los envases y alimentos, pues si lo haces la apariencia del frigorífico será totalmente lo opuesto a lo que quieres.

La organización que deseas en tu cocina y electrodomésticos va a incidir positivamente en tu presupuesto familiar, pues el orden dentro del frigorífico te evitará la compra innecesaria de productos sepultados detrás y que no sabías que tenías, reduciendo la acumulación y significando un ahorro al comprar solo lo necesario. 

En este sentido, es aconsejable siempre revisar la nevera antes de ir de compras para saber qué es lo que falta y lo que realmente necesitas elaborando una lista, siendo consciente de las cantidades necesarias para el consumo de la familia por un tiempo reducido, pues si haces compras grandes para una familia pequeña, los alimentos frescos van a perder vigencia si no los consumes rápidamente.

Una alternativa a esta situación es pelar, lavar y cortar todas las verduras para envasarlas y guardarlas en el congelador. Si las separas por porciones te será más fácil cocinar solo lo que necesitas sin alterar la cadena de frío de los otros alimentos. 

 

 

Limpieza y orden preventivos

Si la obsesión por la limpieza no es una cualidad en tí, puedes aplicar algunos trucos que te ayudarán a simplificar esta tarea, cuando te toque hacerlo en el frigorífico.

Revisa que los empaques de carnes no estén derramando líquidos.

Usa en la bandeja de las verduras un paño o toallas absorbentes que recojan hojas, tierra y los restos que se desprenden de estas. 

No guardes las sobras de las comidas dentro de las ollas ni platos, usa fiambreras y conservadores con tapa. Además, puedes identificarlos con un post-it, que indique la fecha de preparación y qué comida es. 

Al hacer las compras, no guardes los alimentos que no requieren frío para su conservación dentro del frigorífico, como podrían ser pastas sin preparar, semillas, etc. Es mejor usar la alacena en estos casos, para evitar sobrecargar el interior del electrodoméstico.

Revisa la fecha de caducidad de los alimentos y coloca adelante los que estén más próximos a vencer, así los consumes primero.

Con estos prácticos consejos te será más fácil mantener limpio el frigorífico por más tiempo y te dará gusto cada vez que lo abras para sacar algún alimento, pues no se verá desordenado ni te será difícil encontrar lo que buscas. Asimismo, estas prácticas deben extenderse en todos los miembros de la familia, para que cada uno use correctamente el frigorífico y aplique este sistema de almacenamiento consciente.

 

Leave a Reply

avatar
  Suscribir  
Notificar de
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...
DMCA.com Protection Status