Claves para elegir correctamente un frigorífico

Claves para elegir correctamente un frigorífico

Última actualización: 08.12.19

 

El frigorífico es un electrodoméstico imprescindible en la cocina de cualquier familia, ya que es capaz de mantener los alimentos frescos y refrigerados por un tiempo prolongado, además, es un producto que no cambiamos constantemente, por lo que es necesario que brinde durabilidad y calidad. Por consiguiente, es importante que tengas claras sus diferentes características, como el tamaño, utilidad, capacidad, distribución, consumo energético, entre otras.

 

Tipo

El tipo de frigorífico depende principalmente de sus puertas, debido a que ambas tienen mucho que ver con la comodidad que te puede brindar el equipo y la distribución interna de todos los alimentos. En este sentido, el tipo que elijas debe ir relacionado principalmente con tus necesidades y las de tus familiares.

Por consiguiente, debes saber que los frigoríficos básicos cuentan con una sola puerta y por lo general no ofrecen ninguna función o compartimento para congelar alimentos. Sin embargo, son equipos funcionales si ya tienes un congelador adicional en la casa. Además, puedes conseguirlos en su presentación básica, minibar y bajo encimera.

Los frigoríficos tradicionales de dos puertas horizontales todavía son una buena opción de compra para muchas personas, ya que disponen de un área de congelación superior para colocar hielos y carnes. Asimismo, la zona inferior está indicada para refrigerar y suele tener una amplia capacidad de almacenamiento, por si fuera poco, este tipo de frigoríficos normalmente tienen un precio accesible.

Los frigoríficos tipo combi cuentan con un diseño innovador, igualmente tienen dos puertas, pero el área de congelación se encuentra en la parte inferior del equipo, mientras que la de refrigeración está en la parte superior para acceder de forma fácil y cómoda a las frutas y verduras. Pero si dispones de una familia numerosa o sueles almacenar muchos alimentos en el frigorífico, entonces es recomendable que revises los de tipo side by side o americanos. Estos ofrecen una distribución ergonómica con dos puertas verticales de igual o distinto tamaño, una para el área de refrigeración y otra para congelar.

Sin embargo, si deseas un equipo de alta tecnología, es posible que el frigorífico de puerta francesa sea el más adecuado. En este caso, el área de refrigeración se encuentra en la parte superior para acceder cómodamente, pero está dividida por dos puertas verticales para brindar mayores posibilidades de organización. Por otro lado, la zona de congelación generalmente cuenta con uno o dos cajones, que tienen gran capacidad y los puedes deslizar fácilmente.

 

 

Tamaño

Al realizar una comparativa de frigoríficos vamos a notar que existen tamaños muy diferentes, ya que así puedes adquirir el que esté acorde al espacio que tengas disponible en tu cocina. Asimismo, tienes que considerar el uso que le darás al frigorífico, por lo que no es conveniente comprar un modelo grande si lo vas a llenar con pocos alimentos, de la misma manera, no es práctico comprar uno muy pequeño para tenerlo repleto de comida, ya que a la larga una sobrecarga puede dañar el aparato.

Por otro lado, no solo basta con medir el área donde irá el frigorífico, sino que también debes conocer las medidas de las puertas y pasillos de tu casa, así evitarás inconvenientes mientras lo ingresas a tu hogar después de realizar la compra. En este sentido, debes tomar en cuenta también el sentido de apertura de la puerta, puesto que aunque muchos modelos cuentan con puertas reversibles es necesario tener suficiente espacio y libertad para abrirlas.

La altura de estos aparatos suele estar entre 1,5 m y 2 m. Los de 1,5 m son los más compactos y apropiados para las terrazas, habitaciones o si sueles guardar pocos productos en el refrigerador. También, puedes encontrar frigoríficos medianos de 1,7 m de altura y los grandes que tienen más de 2 m, que por lo general están indicados para las familias grandes, restaurantes y lugares donde tengas que almacenar mucha comida.

 

Espacio interno

Es cierto que la capacidad depende del tamaño del frigorífico, pero no necesariamente esto quiere decir que su interior va a contar con el espacio que necesitas o que el mismo estará bien distribuido. Por esta razón, también debes estar atento a la cantidad y forma de las repisas y accesorios que incluye en su interior.

Para el uso de una sola persona bastará una capacidad de 125 litros entre el área para refrigerar y la de congelar. Por otro lado, es recomendable que si tienes una familia grande, realizas fiestas constantemente o sueles almacenar mucha comida, entonces optes por un frigorífico de 500 litros aproximadamente de capacidad interna.

El orden interno de tu frigorífico depende principalmente de la cantidad de compartimentos que incorpore, ya que estos son los que te brindan una distribución correcta del espacio y la comodidad para encontrar rápidamente tus alimentos. En este sentido, el tamaño y la capacidad pierden importancia cuando no cuentas con repisas y cajones para aprovechar el espacio.

Por consiguiente, es recomendable que el frigorífico de tu elección tenga 1 o 2 cajones en el refrigerador para separar los vegetales y frutas, asimismo, debería tener entre 2 y 4 repisas, ya que así podrás colocar cómodamente platos de comida, jarras de zumo y recipientes de diferentes tamaños. De la misma manera, es recomendable que el congelador incorpore una o dos repisas preferiblemente de tipo rejilla, ya que así no se pegaran las carnes cuando se congelen.

 

 

Funciones

El avance de la tecnología ha logrado que el frigorífico incluya funciones que optimizan las tareas de congelar y refrigerar, al tiempo que ofrecen mayor practicidad, tal es el caso de la eficiencia energética. Los frigoríficos son equipos que pasarán años conectados sin descanso, por lo que es recomendable que consuman la menor cantidad de energía posible. En la actualidad, la mayoría de frigoríficos se encuentra en el grupo A, en donde la clasificación A+++ te brinda hasta un 60% menos de consumo.

También, puede ser conveniente que tu equipo cuente con tecnología No Frost, que evita la formación de capas de hielo en el congelador, ya que estas terminan por quitarle capacidad al compartimento. Por otro lado, otros modelos incluyen un botón giratorio que ayuda a ajustar la temperatura interna del frigorífico según tus preferencias.

Algunos diseños de frigoríficos modernos pueden incluir en la parte externa de la puerta un dispensador de agua o hielo, que por lo general enfría automáticamente el agua y resulta más práctico que beber de una jarra o recipiente en el interior del frigorífico.

Por otro lado, un paso más allá en tecnología, encontramos los frigoríficos inteligentes, que ofrecen Bluetooth, conexión WiFi y un sistema operativo. Además, incorporan una pantalla externa táctil que te permite usar el equipo como un ordenador, de esta manera puedes consultar sus configuraciones y opciones de funcionamiento con solo tocar el panel de control.

 

Leave a Reply

avatar
  Suscribir  
Notificar de
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...
DMCA.com Protection Status