Cómo influye el frigorífico en el sabor de tus alimentos

Cómo influye el frigorífico en el sabor de tus alimentos

Última actualización: 07.12.19

 

Una de las quejas más habituales de los consumidores es que los alimentos no saben cómo antes. Una cuestión en la que tienen mucho que ver los modernos procesos de refrigeración de los alimentos.

 

Frutas, verduras, carnes, pescados e incluso algunos platos preparados…. Seguro que alguna vez has pensado que estos alimentos ya no son lo que eran, dado que han perdido sabor, han cambiado su textura y ya no tienen nada que ver con lo que eran hace unos años. Una cuestión en la que generalmente le echamos la culpa a los actuales procesos de producción y al afán de las empresas de maximizar sus beneficios, dejando de lado la calidad.

Estas culpas no son del todo erróneas, dado que parte de los cambios que percibimos actualmente en los alimentos tienen que ver con esos procesos, aunque no tanto con la producción. La principal razón tiene que ver con el uso de la refrigeración en sus diferentes formas, que a cambio nos permiten disponer de alimentos frescos a precios más razonables y que se mantienen en buen estado por más tiempo. Algo en lo que incluso influye el almacenamiento de esos alimentos que hagamos en nuestro hogar, lo que hace más importante disponer del mejor frigorífico que podamos encontrar en el mercado.

 

La refrigeración, clave en todos los procesos

El primer problema al que se enfrentan nuestros alimentos es la refrigeración a la que se someten una vez recogidos. Este problema es altamente frecuente en las frutas y las verduras, dado que los ciclos actuales de producción son mucho más largos de lo que eran antaño. Antiguamente, esas frutas y verduras apenas recorrían unos kilómetros desde el campo a la mesa, distando unas pocas horas desde su recogida a su consumo. Sin embargo, en la actualidad es frecuente que estos alimentos tarden días en llegar desde el campo al consumidor, pasando además por almacenes y cámaras de maduración, lo que hace obligado el proceso de refrigeración, a fin de mantener en buen estado estos alimentos.

 

 

Este problema afecta a toda la fruta y verdura que comemos a diario, salvo aquella que podamos encontrar procedente de nuestro entorno. Pero aún más grave es el problema cuando se trata de frutas tropicales, cuyas características pueden deteriorarse de forma considerable si el tiempo les pasa por encima. Por tanto, el proceso de refrigeración es fundamental para que estos alimentos se mantengan saludables hasta su consumo.

En el caso de las carnes y pescados, el problema es similar. Los procesos industriales con los que se trabaja actualmente, como los que se llevan a cabo en los mataderos extensivos para la carne o en los barcos congeladores que faenan en alta mar, hacen de la refrigeración algo imprescindible para que los alimentos duren en buen estado por más tiempo. Imaginemos sino cómo podría llegar a nuestra mesa ese pescado que ha sido capturado a miles de kilómetros de nuestro hogar. 

Adicionalmente a lo comentado, actualmente los alimentos se refrigeran prácticamente desde su recogida del árbol, desde el matadero o bien desde su pesca. Pero este proceso de refrigeración también se lleva a cabo en la distribución e incluso en el almacenamiento de los alimentos en la superficie de venta. Así que los efectos del frío están presentes durante prácticamente toda la vida del producto.

 

Los efectos del frío

Este proceso de refrigeración no es gratuito para los alimentos, sino que dejan su marca. En el caso de las frutas, por ejemplo, este proceso de refrigeración provoca la deshidratación de los tejidos de las frutas y verduras, lo que provoca una mayor sequedad de estos alimentos y, por tanto, una mayor dureza de estas frutas a la hora de consumirlos. Esta es la causa por la que nos sangran las encías la hora de comernos una pera o una manzana.

En el caso de las verduras, los efectos son similares. La pérdida de sus propiedades organolépticas, el deterioro de su estructura e incluso un proceso de maduración que poco tiene que ver con lo convencional alteran la estructura e incluso el sabor de estos alimentos. Así que en este caso, si notas cambios de sabor no es nada extraño.

Respecto de carnes y pescados, si ya teníamos problemas con las estructuras de las frutas y verduras, el problema se acrecienta. El proceso de refrigeración puede llegar a quemar los tejidos de la carne o a deshacer el pescado. Algo que afecta a su aspecto, a su sabor y a su textura. En algunos casos, incluso podemos encontrar zonas de las carnes y pescados directamente quemadas por efecto del frío. Así que el tener alimentos de todo tipo a mano tiene su precio.

 

 

Nuestro frigorífico también influye

Hemos hablado hasta ahora de toda la influencia de los procesos de refrigeración durante la manipulación y distribución de los alimentos, pero lo cierto es que nuestro frigorífico también influye de forma notable en la manera en que los sabores de nuestros alimentos pueden modificarse, siendo una fuente considerable de contaminación cruzada.

Por suerte, los fabricantes de frigoríficos son conscientes de esta situación y dedican buena parte de sus esfuerzos a diseñar procedimientos que eviten la mezcla de sabores y olores durante la refrigeración de los alimentos. Un proceso en el que los frigoríficos actuales cuentan con filtros de olores, que se encargan de absorber esos olores fuertes de aquellos alimentos que los generen, para que no se mezclen con los del resto. Una tarea en la que también se incluyen diferentes opciones como los cajones para productos frescos, que refrigeran mejor estos alimentos y también mantienen los olores a buen recaudo.

En paralelo, los usuarios también tenemos algunos trucos para impedir esa presencia de olores y mezcla de sabores en el interior de nuestra nevera. Entre estas opciones tenemos el uso de fiambreras y otros recipientes, en los que envasar aquellos alimentos que tengan olores fuertes o puedan “contaminar” el ambiente interior. También contamos con accesorios, como los absorbe olores, con las que eliminar los olores más molestos del interior e incluso reducir la presencia de humedad, lo que también es una mejora más.

 

Leave a Reply

avatar
  Suscribir  
Notificar de
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...
DMCA.com Protection Status