Cómo refrigerar tus alimentos sin frigorífico

Cómo refrigerar tus alimentos sin frigorífico

Última actualización: 06.12.19

 

El frigorífico es uno de los electrodomésticos que más han cambiado nuestra forma de vida. Refrigerar y tener los alimentos siempre a mano es algo estupendo. Pero también podemos cuidar de nuestros alimentos sin necesidad de este producto.

 

Una de las grandes mejoras para nuestra vida diaria que nos trajo la modernidad es la conservación de los alimentos. Así ocurrió en su día con el ahumado y el salado en tiempos ya bastante lejanos. Algo que cambió con la llegada del frigorífico en sus diferentes versiones, en los últimos tiempos. Un producto que también ha evolucionado, desde el viejo frigorífico de hielo de antaño a los modernos frigoríficos actuales, capaces incluso de contar con zonas independientes para cada alimento. Así que es fácil tener alimentos bien refrigerados en casa con solo encontrar el mejor frigorífico para nuestro hogar.

Sin embargo, también es posible cuidar o refrigerar nuestros alimentos sin necesidad de este electrodoméstico, ya sea porque no tenemos un frigorífico a mano o bien porque el que tenemos a mano esté averiado. Para ello, son varios los diseñadores que han creado opciones alternativas y fácilmente integrables en cualquier cocina, para cambiar la forma en la que cuidamos de nuestros alimentos. Entre estas opciones se encuentra la propuesta novedosa del diseñador coreano Jihyun Ryou, que pasamos a analizar a continuación.

 

 

La propuesta de Ryou

Todos los conocimientos de Ryou se recogen en dos elementos principales. Uno de ellos son una serie de elementos con los que podemos colocar la comida, pero también mantenerla fresca por más tiempo y de forma sencilla. El otro aspecto fundamental de este sistema tiene que ver con los conocimientos que nuestros abuelos ya tenían respecto de la manera en la que los alimentos deben colocarse para que nos duren el mayor tiempo posible.

La buena noticia es que estos métodos pueden aplicarse a prácticamente todo tipo de alimentos, salvo aquellos estrictamente frescos, tales como carnes, pescados o congelados. No obstante, si estos se adquieren al día, incluso podríamos prescindir por completo de la nevera en nuestro hogar. De todos modos, aunque no es necesario llevar este planteamiento al extremo, lo cierto es que los conocimientos de Ryou sí resultan de una considerable utilidad en muchas cuestiones relacionadas con la conservación de los alimentos.

 

Los consejos de la abuela

Empezando por esos consejos de nuestras abuelas, que Ryou recoge en su documento “Save Food from the Fridge”, el autor recopila una serie de ideas fáciles de poner en práctica y con las que reducir el desperdicio de alimentos y mantener mejor su estado, empleando para ello sistemas de siempre.

Uno de estos sistemas es el uso del arroz como absorbente de la humedad. El arroz, por sus características, tiene la capacidad de absorber el exceso de la humedad del ambiente, de modo que si se coloca en la parte superior de un tarro de especias o de cualquier otro producto que deba conservarse en seco, este va a evitar el exceso de humedad en el interior de forma adecuada y prolongará la vida útil de los alimentos. 

Otro uso interesante es el de la arena, siempre que la misma sea fina y esté limpia. Si enterramos en la arena los vegetales, tales como las zanahorias o las cebolletas, estos se mantendrán frescos por más tiempo. Basta con echar un poco de agua a esa arena para que estos vegetales mantengan su humedad correctamente. Lo mismo ocurre si usamos una repisa, con una bandeja de agua en la parte inferior, de modo que esta humedad suba a los alimentos y los mantenga frescos.

En el caso de las patatas, estas no requieren más que de una ubicación que esté protegida de la luz solar y el calor intensivo, para que las mismas se mantengan adecuadamente. En la parte superior de esa bandeja o cajón podemos colocar manzanas, por ejemplo, que se mantendrán frescas gracias a la humedad que sale de las patatas.

 

Las estructuras de Ryou

De todas estas enseñanzas surgen las diferentes estructuras que Ryou ha diseñado para tal fin. Una serie de elementos pensados para ser colgados en las paredes, en forma de pequeños estantes decorativos, que además le dan un toque más diferente y natural a cualquier cocina. De todos modos, esta es la parte más “decorativa” de la propuesta del artista, que podemos adaptar a lo que necesitemos y a nuestras propias preferencias. Así que basta con diseñar o contar con estructuras adaptadas al espacio que tenemos disponible y al diseño propio de nuestra cocina, para que te sea fácil ajustar y personalizar ese planteamiento.

 

 

Pero si no quieres complicarte, tampoco es preciso llenar las paredes de estantes. Con solo ir cumpliendo esos consejos de la abuela que hemos ido mencionando, vamos a poder disfrutar de frutas y verduras más frescas, sin necesidad de frigorífico. La lista es bastante más extensa de los ejemplos que hemos dado en este artículo, así que puedes bucear en profundidad en esas lecciones de Ryou, para saber más al respecto.

 

No todo necesita de nevera

Una de las cosas que tenemos que recordar, a la hora de “prescindir” del frigorífico, es que no todos los alimentos que usamos a diario requieren de frío. Una prueba la tenemos en los huevos, cuya carcasa exterior dura evita que el interior se contamine, siempre y cuando se guarden en un lugar fresco y seco. Algo parecido pasa con el pan, que no requiere más que de una simple panera para que tenga un nivel de humedad adecuado y se conserve por más tiempo.

Lo mismo pasa con los alimentos curados o ahumados, tales como el jamón o el chorizo. Estos ya están preparados para soportar el ambiente de cualquier hogar, de modo que la única precaución que debemos tener es la de guardar estos alimentos en un sitio fresco y alejado de la luz solar. Lo mismo ocurre con los quesos curados, que basta colocar en una quesera para que duren por más tiempo.

 

Leave a Reply

avatar
  Suscribir  
Notificar de
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...
DMCA.com Protection Status