fbpx

Nuevo vs remanufacturado: el caso de los frigoríficos 

Última actualización: 23.08.19

 

En muchas partes del mundo el comercio de electrodomésticos y equipos electrónicos remanufacturados ha tenido mayor auge porque son más baratos si los analizamos en cuanto a costes de producción. Por esta razón, el Instituto Tecnológico de Massachusetts en Estados Unidos, ha realizado un estudio para analizar si es mejor comprar un producto nuevo o uno reutilizado, en el que el frigorífico arrojó unos datos muy interesantes que merecen ser comentados. 

Anualmente, en Estados Unidos la industria de remanufactura de equipos electrónicos y electrodomésticos factura más de 50 millones de dólares, pues se venden más baratos en países de África y Asia, y se estima que su impacto ambiental es menor al ahorrarse la energía en la construcción de nuevos equipos cuando se reutilizan otros más antiguos.

Sin embargo, esta situación ha generado cierta polémica, ya que hay que considerar otros factores más allá de los recursos o la energía que se necesitan para la fabricación de nuevos aparatos, especialmente cuando se analiza el consumo de energía que tienen dichos equipos para su uso cotidiano.

En este sentido, el profesor de Ingeniería del MIT Timothy Gutowski, publicó un trabajo en el que analiza diferentes equipos y compara los remanufacturados con los nuevos, entre ellos están los frigoríficos.

 

 

Comprar uno nuevo o reparar el viejo

El caso de los frigoríficos es muy interesante de analizar, pues este estudio demuestra, sin duda alguna, que la fabricación de un frigorífico tiene un alto consumo energético, sumado a la inversión para los materiales de fabricación.

Sin embargo, se destaca que los refrigeradores modernos han sido desarrollados para hacer un consumo eficiente de energía durante su tiempo de vida, a diferencia de un frigorífico que tiene más de 20 años, por lo que las mejoras energéticas hacen más rentable la adquisición de un frigorífico nuevo, que reparar y reutilizar uno viejo que va a afectar negativamente las facturas de electricidad.

Con respecto a lo anterior, se estima que el consumo de energía en los hogares por el uso de frigoríficos oscila entre 15 y 29%. En esto inciden considerablemente los años de fabricación del electrodoméstico, si ha tenido un mantenimiento a lo largo de los años, si los sellos de las puertas funcionan correctamente, entre otros.

En consecuencia, las empresas se han enfocado en diseñar frigoríficos que cumplan con las certificaciones establecidas por la Unión Europea, pues los avances en un periodo de 15 años en materia energética son palpables en todos los sentidos, porque ya no se venden frigoríficos por debajo del nivel A+, reduciendo el consumo energético de estos aparatos en un 25%, gracias a la motivación de los consumidores de adquirir productos más eficientes. 

 

Eficiencia y ahorro

El mejor frigorífico del momento es aquel cuya calificación energética es la A+++, pues estos son más eficientes a lo que consumo se refiere, y si bien su coste es más alto que un frigorífico convencional A+, el ahorro de dinero a largo plazo en las facturas de electricidad compensan totalmente la inversión.

Algunas marcas de gran trayectoria ofrecen modernos combi no frost, frigoríficos de clase energética A+++, que consumen hasta 50% menos energía que uno convencional. Además de poseer un diseño funcional, en que se concentran temperaturas bajas en algunos compartimentos para conservar los alimentos sin afectar la temperatura de otros. 

El uso de compresores inversores en estos frigoríficos es lo que determina gran parte de su eficiencia energética, pues estos equipos incorporan sensores que detectan los cambios de temperatura, y solo se enciende el compresor cuando verdaderamente es necesario, en función de las demandas de frío en determinadas zonas del combi. De esta forma, el consumo energético es totalmente eficiente y reducido en comparación con frigoríficos convencionales. 

Entre las marcas que incorporan esta tecnología para fabricar equipos más eficientes están LG, Bosch, Balay, etc. Así que si quieres adquirir un frigorífico bueno y económico, no dudes en buscar las opciones que estos fabricantes ofrecen, recuerda que la relación calidad precio a largo plazo es lo que va a determinar tu ahorro, especialmente al pagar las facturas de electricidad.

 

 

Consejos para ahorrar energía con tu frigorífico 

La mayoría de las veces el uso del frigorífico pasa tan desapercibido en la familia, porque ya forma parte de la dinámica diaria y no nos damos cuenta de que es uno de los pocos aparatos que pasa todo los días del año encendido. Así que si quieres conocer una forma de usar mejor tu frigorífico para ahorrar energía, presta atención a estos simples, pero útiles, consejos.

Coloca el frigorífico alejado de cualquier fuente de calor, es decir, que debes ubicarlo lejos de la cocina preferentemente, para que cuando estén encendidas las estufas o el horno, no afecten la temperatura del refrigerador.

 Nunca acerques demasiado el frigorífico a la pared, es recomendable dejar un espacio aproximado de 15 cm, pues estos equipos toman el aire y lo expulsan es por la parte de atrás. Igualmente es aconsejable limpiar profundamente, al menos una vez al año, el área detrás del frigorífico, ya que se acumulan el polvo y la suciedad, que pueden afectar el desempeño del equipo.

 Mantener el frigorífico ordenado te permitirá abrirlo por poco tiempo cuando necesites algo de su interior, pues sabrás dónde buscarlo y así evitarás el derroche de energía si la puerta está abierta por mucho tiempo.  

Si te vas de vacaciones por un tiempo considerable, lo más recomendable es vaciar el frigorífico, limpiarlo y dejarlo desconectado. Te sorprenderás al ver lo que ahorras en electricidad al realizar esta acción. 

En casa, toda la familia puede participar en hacer un uso eficiente del frigorífico con acciones tan sencillas como decidir lo que quieren antes de abrir su puerta, colaborar en la organización de los alimentos y hasta evitando guardar comida caliente para no forzar el enfriamiento. En definitiva, es importante que toda la familia se eduque en función del ahorro energético, no solo con el frigorífico sino con todos los electrodomésticos que usan a diario, así como los aparatos electrónicos. Ya verás, que con pequeñas acciones se empiezan los grandes cambios.

 

Leave a Reply

avatar
  Suscribir  
Notificar de
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...
DMCA.com Protection Status