Guía definitiva para eliminar los malos olores de tu ropa

Última actualización: 28.05.20

 

Es importante aprender a lavar cualquier tipo de prendas sin importar la calidad y delicadeza de su tejido, ya que de otra forma podríamos estar reduciendo su vida útil, propiciando los malos olores y favoreciendo la propagación de bacterias. Por lo tanto, conviene revisar algunas prácticas que podemos realizar en casa.

 

El olor a humedad en la ropa es un problema frecuente en algunos hogares, sobre todo en aquellos que no disponen de mucho espacio de almacenamiento, ya que es en los armarios cerrados donde más se acumula la humedad debido a la mala ventilación. Sin embargo, es necesario identificar el motivo que causa el mal olor en la ropa, ya que no siempre es consecuencia solo de la humedad, sino también de un incorrecto proceso de secado y la utilización de productos de baja calidad. Una vez tengamos claros los motivos del mal olor, podemos tomar algunas medidas para prevenirlo.

Actualmente, existe una gran cantidad de productos químicos que neutralizan los malos olores y le proporcionan un aroma agradable a la ropa, pero al tiempo de uso podrían resultar dañinos para algunos tejidos, además, no garantizan la limpieza de las prendas. Por esta razón, es bueno saber que hay algunas opciones más naturales que podemos considerar.

 

Mantener la lavadora limpia

El electrodoméstico más popular para lavar la ropa actualmente podría ser la lavadora de carga superior, pero aunque sea un equipo de lavado también debe ser limpiado con el debido cuidado, ya que de otra forma podría albergar moho u otro tipo de microorganismos. En este sentido, lo más recomendable es realizar una limpieza regular al menos una vez al mes, asegurándote principalmente de desinfectar todos sus compartimentos, tanto los inferiores como los superiores. Para esta tarea puedes utilizar jabón líquido o una solución de vinagre con bicarbonato de sodio.

Otra opción efectiva para garantizar su buen olor es dejar abierta la puerta unos minutos después de utilizarla, ya que así la lavadora puede airearse y evitar la acumulación de humedad en su interior. También, puede ser conveniente contratar un servicio técnico profesional 1 o 2 veces al año para mantener sus piezas internas en estado óptimo. 

 

Secar al aire libre

Si la ropa no pasa por un buen sistema de secado, entonces es probable que adquiera un olor fuerte y desagradable. Para esto debes sacar la ropa de la lavadora inmediatamente después de haber terminado el ciclo, procurando al mismo tiempo extenderla al aire libre durante el momento del día en el que el sol esté más intenso. Tampoco conviene acumular las prendas y colocarlas una encima de la otra, ya que el aireado no será efectivo, por el contrario, debes separar las piezas y dejarlas en el exterior el tiempo que sea necesario para que queden completamente secas.

Limpiar a profundidad los armarios

Si estás utilizando métodos óptimos de lavado y estás secando la ropa por un tiempo prolongado, entonces es probable que el problema del mal olor no sea causado en el proceso lavado sino durante el almacenamiento. Por consiguiente, es conveniente revisar con detenimiento todos los compartimentos del armario para descartar cualquier tipo de problemas de humedad, en este sentido, puede ser de gran ayuda utilizar un producto de limpieza y desinfección para atacar el problema rápidamente y evitar su propagación.

Por otro lado, es importante ventilar el armario entre 2 y 3 veces a la semana, ya que aunque no tengan humedad visible, pueden acumular polvo y bacterias con el transcurrir del tiempo. Asimismo, puedes utilizar una solución de vinagre y agua para desinfectar el mueble y si deseas eliminar el olor natural de la madera puedes colocar pequeños granos de café en las esquinas, ya que dejan un aroma agradable y son fáciles de adquirir.

 

Los beneficios del vinagre blanco para eliminar el olor a humedad de la ropa

Aunque el olor del vinagre no es muy agradable, puede ser un gran aliado a la hora de cuidar las prendas de vestir, siendo considerado incluso como una efectiva alternativa al suavizante convencional, ya que no está elaborado con productos químicos y resulta más efectivo que los productos industriales.

En este caso, solo debes añadir una taza de vinagre blanco en el compartimento principal de la lavadora y activar el ciclo normal de lavado. En caso de las prendas lavadas a mano, entonces debes sumergir la ropa en una solución de vinagre y agua por 20 minutos aproximadamente. No debes preocuparte por el olor inicial del líquido, ya que cuando se seque el olor habrá desaparecido.

Otras recomendaciones a la hora de lavar la ropa

Aunque dispongas de la mejor lavadora de carga superior o frontal, debes saber utilizarla con conciencia y organización, ya que de otra forma podrías reducir la vida útil de la ropa. Por esta razón, es recomendable separar la ropa de color de la prendas blancas, ya que así evitamos las manchas y los desteñidos, también, es recomendable lavar las toallas por separado, ya que estas podrían desprender pelusas o hilos que se adhieren con facilidad a las prendas de algodón, seda y otros materiales delicados.

Por otro lado, para retirar las manchas puedes optar por lavar con agua a una temperatura de 40 °C aproximadamente, que favorece la remoción de la suciedad, ayudando a eliminar bacterias y gérmenes, pero no es buena idea abusar de las altas temperaturas, ya que esto puede debilitar el tejido o reducir sus dimensiones. Asimismo, no es recomendable utilizar suavizantes a la hora de lavar prendas delicadas o toallas, ya que el producto podría desmejorar la capacidad de absorción del tejido, lo que en el caso de las toallas resultaría contraproducente.

Al contrario de otro tipo de prendas delicadas, es recomendable secar la ropa de tejido de gran grosor utilizando una secadora, incluyendo los edredones, mantas o toallas, debido a que es la forma más efectiva de eliminar la humedad de su tejido en su totalidad.

 

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
DMCA.com Protection Status