7 verdades detrás de los mitos más comunes sobre lavar a máquina

Última actualización: 28.06.20

 

Es normal que cualquiera de nosotros desee optimizar las tareas del hogar, ya sea para ahorrar tiempo, dinero o electricidad, esto ocurre especialmente a la hora de utilizar la lavadora, por lo que han surgido una serie de mitos. En este sentido, vale la pena consultar a los expertos para saber qué es lo correcto.

 

La mayoría estamos de acuerdo en los beneficios que ofrece la lavadora en el hogar. Principalmente, la idea es evitar el esfuerzo físico que implica lavar prendas de vestir a mano, pero también se trata de practicidad, ya que podemos realizar otras tareas de la casa mientras la máquina hace su trabajo. Esto supone una gran ventaja para los padres que deben supervisar constantemente a los niños mientras realizan las actividades correspondientes durante el día. Además, tiene otros puntos positivos, como el ahorro de tiempo y dinero en lavanderías.

Con el tiempo, las lavadoras se han convertido en un electrodoméstico muy común en los hogares de todo el mundo y esta popularización ha traído también ciertas ideas sobre cómo utilizar estas máquinas para sacar el mayor provecho posible. Sin embargo, algunas afirmaciones corresponden a mitos sin base científica que los respalde y en lugar de representar una mayor eficiencia se convierten en errores que al final cuestan tiempo y dinero.

En este sentido, el diario británico Daily Mail ha publicado recientemente un artículo en el que Will Lankston, el principal responsable de la tintorería más reconocida de Londres, revela qué hay de cierto en los mitos más comunes sobre lavar a máquina. El director de operaciones de Jeeves of Belgravia tiene una amplia experiencia en el ramo de la lavandería, por lo que es una fuente confiable. Revisemos las ideas más importantes.

 

1. Es seguro lavar los zapatos en la lavadora

Todos quisiéramos que esto fuera cierto, ya que es tedioso lavar los zapatos a mano y resulta caro contratar un servicio especializado de limpieza. Sin embargo, esto todavía está lejos de la realidad, ya que ni siquiera la mejor lavadora secadora es capaz de garantizar buenos resultados en los zapatos, aunque utilicemos un ciclo para ropa delicada, debido a que el movimiento del tambor hace que el calzado vaya de un extremo a otro dando tumbos, afectando de esta forma los materiales de los zapatos, así como las costuras. Este daño puede ser mayor al utilizar agua caliente en el ciclo y la función de secadora, ya que por lo general los zapatos incluyen un pegamento para fijar la suela que no es apto para altas temperaturas.

 

2. Colocar los vaqueros en el congelador antes de lavarlos hará que duren más

Si tomamos en cuenta que algunos expertos han dicho que las temperaturas bajas conservan mejor el color de ciertas prendas, podríamos asumir que esta idea tiene sentido. No obstante, la tintorería Jeeves of Belgravia ha explicado a través de su director que se trata de un mito urbano y en lugar de esto recomienda lavar este tipo de pantalones a mano, con agua fría y por el reverso para a mantener el color por más tiempo. Asimismo, explica que es bueno utilizar los pantalones de 4 a 5 veces antes de lavarlos para prolongar su vida útil. En resumen, introducir los vaqueros en el frigorífico no hará ninguna diferencia.

3. Introducir pelotas de tenis en la lavadora permite que los edredones salgan esponjosos

Según los expertos en el tema, es cierto que las pelotas de tenis generan un efecto positivo en ciertos tejidos rellenos de plumas. Esto es posible gracias a que las pelotas producen golpes suaves sobre las fundas y otras prendas, moviéndolas constantemente, por lo que las pelotas reducen los pliegues y arrugas al tiempo que dejan las plumas con una textura más esponjosa. Sin embargo, esta estrategia debe ser acompañada por un centrifugado corto. Además, se recomienda utilizar una lavadora secadora porque si las plumas no se secan bien, acumulan olores molestos y si se secan al aire libre es difícil que recuperen su volumen original.

 

4. El vino blanco elimina las manchas de vino tinto

Es común que las personas crean en este famoso consejo de limpieza y terminen con una gran mancha marrón sobre las prendas de vestir, ya que solo aplican una pequeña cantidad de vino blanco sobre la mancha pensando que desaparecerá mágicamente. En realidad la mancha se extiende y después se seca, adhiriéndose mucho más. Puede que el vino blanco te ayude a remover un poco el vino tinto recién derramado sobre un tejido, pero no completamente, por lo que debes utilizar un detergente y agua fría para eliminar la mancha.

 

5. Más detergente significa una ropa más limpia 

Es cierto que algunas prendas de tejidos robustos y con mucha suciedad acumulada necesitan un poco más de detergente para aumentar el efecto del lavado a máquina. Sin embargo, esto es en casos muy puntuales, ya que generalmente la ropa que usamos con regularidad sólo está ligeramente sudada y no necesita gran cantidad de detergente. Por el contrario, el exceso de este producto puede dañar mucho los tejidos, creando manchas y disminuyendo la calidad de los colores. Incluso, puede afectar negativamente el funcionamiento de la propia lavadora. Por lo tanto, es falso que cuanto más detergente le pongas la ropa saldrá más limpia.

6. La lejía deja la ropa más blanca

Esto no es del todo cierto. La lejía es un producto que puede ayudar a limpiar la ropa, pero es uno de los más agresivos, por lo tanto, la ropa blanca más delicada adquiere un tono amarillento con el uso de la lejía, sobre todo en combinación con detergentes. En cambio, los expertos recomiendan utilizar blanqueadores a base de oxígeno, que son más suaves y eliminan mejor las manchas, produciendo unos blancos más brillantes. Además, también sirven para las prendas de color sin dañarlas.

 

7. Es mejor lavar con agua fría siempre

Como estamos preocupados por el medio ambiente, es preciso señalar que el lavado a máquina con agua fría es la mejor opción para ahorrar recursos, además, es bueno para la mayoría de los tejidos. Sin embargo, no siempre es recomendable el agua fría. Hay prendas que acumulan una gran cantidad de gérmenes, como las toallas, fundas, edredones, entre otras, por lo tanto es más que justo lavarlas con agua caliente y si es posible también secar en la secadora para eliminar las bacterias completamente con la ayuda de las altas temperaturas.

 

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
DMCA.com Protection Status