¿Cómo funcionan los programas de la lavadora?

Última actualización: 30.09.20

 

Los programas de lavado tienen dos funciones principales, la primera es optimizar la limpieza de la prenda y la segunda es cuidar de la misma. No obstante, generalmente al usar una lavadora no distinguimos más allá del agua fría/caliente y las prendas de diferente color, por lo que vale la pena conocer a fondo cada ciclo.

 

Un estudio realizado por la empresa de investigación de mercado IPSOS logró que los españoles consultados tuvieran el valor de confesar que por lo general no consideran los programas de lavado de su lavadora. Según los resultados, más del 80% solo suele diferenciar los ciclos de lavado por color de prendas y temperatura del agua, mientras que la forma correcta de uso implica tomar en cuenta la selección del ciclo de lavado en las configuraciones, así como la resistencia del tejido de las prendas.

El estudio también comprobó que el 38 % del total ha estropeado la ropa sin motivo aparente, ya sea que se manche, rompa o simplemente se encoja. Esto se debe que los programas desempeñan un papel importante en cada ciclo de lavado, por lo que es determinante saber cómo usarlos. Antes de que conozcamos su funcionamiento es necesario considerar 3 parámetros importantes:

 

¿Agua fría o caliente?

Es bien conocido que la temperatura elegida influye directamente en la capacidad de la lavadora para remover las manchas, no obstante, puede provocar que los tejidos se encojan si es seleccionada de forma incorrecta, además, implica un consumo mayor de agua y energía. Lo más recomendable es que si tenemos prendas con manchas difíciles, entonces apliquemos previamente un quitamanchas y lavemos con agua fría.

Por otro lado, si la ropa tiene una gran cantidad de suciedad, es apropiado lavar con agua caliente y con la activación de un ciclo de lavado rápido para evitar el gasto excesivo. Asimismo, podemos considerar que durante el verano la temperatura del agua está alrededor de los 30° C, lo que nos permite evitar el agua caliente en cualquiera de sus programas.

¿Jabón líquido o en polvo?

Los fabricantes por lo general recomiendan utilizar jabón en polvo para lavar de forma óptima la ropa blanca, ya que ofrece un mejor rendimiento, eficiencia y resulta más agresivo contra las manchas, mientras que el jabón líquido puede servir para remover la suciedad de la ropa de color. No obstante, en ciertos casos el jabón en polvo cuenta con microesferas plásticas o microperlas, que tienen una apariencia inofensiva y mínima, pero van al drenaje que a su vez las lleva a los océanos y al ser tan pequeñas, los peces se alimentan de ellas e introducen sustancias potencialmente tóxicas a su organismo.

Es por esta razón que en el Reino Unido y otros países se ha prohibido el uso del jabón en polvo y se recomienda el jabón líquido. De igual forma, hay jabones líquidos más densos que resultan igual de agresivos en la ropa blanca y jabones específicos para prendas delicadas, solo es necesario informarse al respecto en tiendas físicas o virtuales.

 

¿Qué es mejor, una carga de ropa grande o pequeña?

Es recomendable acumular una pequeña cantidad de ropa para que la lavadora no invierta recursos en solo una o dos prendas. La cantidad de ropa que vamos a lavar influye principalmente en el tiempo del ciclo de lavado, por lo que a mayor carga de ropa, más jabón y agua necesita. En este sentido, es importante recordar que los programas largos de lavado son para cargas grandes.

Por lo general, las mejores lavadoras secadoras del 2020 cuentan con un sistema automatizado que pesa la ropa antes de comenzar el ciclo, de esta manera es capaz de seleccionar la cantidad de agua exacta dependiendo de la carga, lo que resulta un avance en lo que se refiere a tecnología para el hogar.

 

Uso de los programas preestablecidos para lavar la ropa

 

Algodón

El algodón es probablemente el tipo de tejido más común en el mundo por lo que todas las lavadoras disponen de un ciclo de lavado específico para este tipo de prendas. Por lo general, este tejido requiere el tiempo máximo de lavado para garantizar una limpieza óptima, además, se suele colocar a la temperatura a un máximo de 90° C para despegar las manchas más profundas, pero la mayoría de las lavadoras permiten modificar estos parámetros. Asimismo, es recomendable controlar la temperatura si incluyes vaqueros o camisas a la carga, para evitar el encogimiento de la ropa, aunque el tiempo de lavado sea un poco mayor. También, puedes utilizar este programa de lavado para ropa blanca, albornoces, toallas y sábanas.

Antibacterias

Es un programa especial que puede lavar a profundidad prendas muy sucias o que hayan sido expuestas a una gran cantidad de bacterias, ya sea que fueron usadas por un tiempo prolongado o durante enfermedades. En este sentido, esta función suele utilizar agua a temperaturas muy altas en un ciclo de lavado largo para garantizar una correcta descontaminación.

 

Cargas mixtas y bajas

Las cargas bajas se componen principalmente por prendas íntimas y de menor tamaño, por lo que al seleccionar este programa en tu lavadora secadora, estás brindándole a la ropa una temperatura media y tiempos cortos de lavado. Por otro lado, en las cargas mixtas el tiempo podría extenderse un poco más debido a la variedad de tejidos que puedes incluir en la lavadora, pero igualmente brinda agua con temperatura media o fría.

 

Seda y lana

Tanto la seda como la lana son tejidos sensibles, por lo que la lavadora automáticamente no incrementa demasiado la temperatura del agua para evitar dañar la ropa. Por consiguiente, es recomendable lavar estas prendas siempre por separado y durante tiempos cortos, de esta manera, evitaremos comprometer su resistencia alargando su vida útil. De ser posible, es apropiado que el ciclo de centrifugado brinde pocas revoluciones, ya que es preferible que se seque de forma natural.

 

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
DMCA.com Protection Status