Salud: Las bacterias que se esconden en la lavadora y cómo combatirlas

Última actualización: 25.01.21

Este sitio web está sostenido por los lectores. Cuando compras a través de los links de nuestra página, podemos ganar una pequeña comisión de afiliación. Revisa más información sobre nosotros.

 

La lavadora es uno de los electrodomésticos más útiles del hogar, ya que permite lavar nuestras prendas de vestir de manera profunda y sin ningún esfuerzo, sin embargo, es importante realizar un mantenimiento periódico a estas máquinas, ya que podrían convertirse en foco de bacterias causantes de diferentes enfermedades. 

 

Mantener la salud de los miembros de la familia es uno de los temas fundamentales en los hogares, sin embargo, esta puede ser una tarea complicada, sobre todo porque las bacterias se pueden acumular en los lugares más insospechados. Esto es lo que ocurre con las lavadoras. Por un lado, facilitan mucho la limpieza de la ropa, pero también pueden ser medios de transmisión de enfermedades.

Muy pocas personas habían pensando que las lavadoras podían ser un foco de contaminación, hasta que en 2012 la doctora Ricarda Schmithausen y otros investigadores del Instituto de Higiene y Salud Pública del Hospital Universitario de Bonn, en Alemania, descubrieron que una bacteria llamada Klebsiella oxytoca estaba presente en varios niños recién nacidos.

La investigación determinó que los pequeños estaban siendo colonizados por esta bacteria a través de los gorros y calcetines que eran lavados en una lavadora convencional, en lugar de las máquinas especiales utilizadas generalmente en centros de salud. La clave de este problema está en la temperatura del agua utilizada en cada aparato; en el caso de las lavadoras de hospitales, la temperatura es muy alta, por lo que las bacterias mueren en el proceso, mientras que las lavadoras domésticas suelen tener diferentes ciclos rápidos y a bajas temperaturas, por lo que las bacterias pueden pasar a la ropa y después a los seres humanos.

Afortunadamente, las bacterias no causaron enfermedades en los niños, debido a que estos estaban sanos y fuertes, sin embargo, este tipo de bacterias pueden producir infecciones graves en la orina y los pulmones, así como infectar heridas, agravando así la situación de salud de pacientes en cuidado intensivo y adultos mayores, que son los más vulnerables. Además, se ha observado clínicamente que la bacteria Klebsiella oxytoca es resistente a los tratamientos con antibióticos, lo que aumenta la preocupación en los hospitales.

Pero los centros de salud no son los únicos lugares donde hay lavadoras, también las tenemos en nuestros hogares, por lo tanto, existe la posibilidad de contraer bacterias a través de nuestra ropa. En este sentido, vale la pena analizar con más detalle este tema.

¿Mi lavadora es una fuente de bacterias?

Lo primero que debemos considerar es que las lavadoras domésticas no están diseñadas para eliminar las bacterias, sino para facilitarnos la tarea de lavar la ropa. Por lo tanto, en una lavadora puede haber tantas bacterias como en cualquier otro lugar de la casa, sobre todo porque se trata de una zona húmeda muchas veces con la temperatura apropiada para la proliferación de microorganismos.

Con el objetivo de ahorrar dinero en las facturas de electricidad, las mejores lavadoras Miele del 2021, así como las Siemens, Bosch y otras marcas reconocidas, tienen programas ecológicos, en los que los ciclos son más cortos y el consumo de agua es menor, pero lo más importante es que funcionan con temperaturas por debajo de los 60 °C, lo que resulta mucho más amable con el medio ambiente, pero también permite que las bacterias pasen a las prendas de vestir y de ellas a las personas.

Otra de las razones por las que las lavadoras actuales pueden ser focos de bacterias es el uso de detergentes cada vez más suaves, con la finalidad de mantener la ropa en buen estado por más tiempo, pero también para evitar alergias y otros problemas asociados a los químicos fuertes. El punto negativo de esto es que las bacterias consiguen en la lavadora un lugar propicio para multiplicarse.

Recomendaciones para eliminar las bacterias de la lavadora 

Lo primero que debemos tener presente en este punto es que los expertos han explicado que no hay necesidad de alarmarnos demasiado. La realidad es que los seres humanos convivimos diariamente con un gran número de bacterias, que en condiciones normales no causan ninguna infección. Por lo tanto, no es cuestión de comprar químicos especiales que terminen dañando los tejidos de nuestras prendas de vestir, ni tampoco utilizar siempre los ciclos más largos de la lavadora, ya que esto generaría un gasto excesivo de recursos.

En este sentido, las personas saludables y con un sistema inmunitario adecuado no están en peligro frente a las bacterias que se encuentran en las lavadoras, de modo que no es necesario realizar ningún esfuerzo adicional. No obstante, si en casa hay un miembro de la familia recuperándose de alguna enfermedad o herida en proceso de cicatrización, es mejor mantener las bacterias tan alejadas del paciente como sea posible.

Si tienes una lavadora Miele, Beko, Samsung o de cualquier otra marca, es importante sobre todo conocer a profundidad su funcionamiento, para lo que será de gran ayuda el manual de instrucciones. Vale la pena recordar que para eliminar las bacterias, es importante utilizar los ciclos con temperaturas cercanas a los 60 °C.

Por otra parte, el personal sanitario recomienda que mientras exista en casa una persona convaleciente, un anciano, una mujer en periodo posparto o un recién nacido, debemos utilizar detergentes eficientes, sobre todo para lavar la ropa que utiliza el paciente. En caso de no tener un buen producto a mano, es posible colocar en la lavadora peróxido de hidrógeno o lejía para eliminar las bacterias y virus. Hay quienes recomiendan agregar 50 ml de vinagre blanco durante el ciclo de lavado, pero no hay suficiente evidencia científica que confirme la eficacia del vinagre como desinfectante.

Es muy importante señalar que si utilizamos lejía para eliminar las bacterias de la ropa, debemos seleccionar un ciclo de agua fría en la lavadora, ya que se ha demostrado en diferentes investigaciones que el hipoclorito de sodio se evapora con el calor y pierde su capacidad de eliminar los microorganismos.

Finalmente, podemos decir que existen varias opciones para combatir las bacterias que se acumulan en la lavadora de una forma sencilla y práctica, evitando de esta forma diversas enfermedades. 

 

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments
DMCA.com Protection Status