5 razones por las que el lavavajillas no seca los utensilios y cómo solucionarlo

Última actualización: 28.06.20

 

Quienes desean ahorrar tiempo y esfuerzo después de preparar la comida, suelen tener a disposición un buen lavavajillas instalado en su cocina. Esta herramienta permite olvidarse de lavar los platos, por lo que su utilidad es consistente y diaria. Sin embargo, en algunos casos, ocurren averías que podrían ser prevenidas si se siguieran los consejos de cuidado previo.

 

¿Por qué se avería el secado en un lavavajillas?

Las máquinas lavavajillas son electrodomésticos que tienen como función principal lavar los utensilios de cocina después de usarlos. Suelen estar instalados en la misma habitación o incluso encastrados en la encimera, para tener un más fácil acceso.

El mercado actual ofrece una amplia variedad de modelos y marcas entre los que puedes hallar lavavajillas Miele, Electrolux, Bosch, Samsung, Frigilux, General Electric y más. Sin embargo, no tiene relevancia que adquieras el mejor lavavajillas Miele del momento, por ejemplo, si no lo cuidas adecuadamente; ya que, tarde o temprano, comenzará a dar problemas y uno de los más recurrentes se da en el proceso de secado de la vajilla.

En este sentido, no son pocos los usuarios que han reportado tener inconvenientes con el acabado de sus utensilios al terminar el ciclo de limpieza del lavavajillas, ya que indican que éstos salen todavía húmedos, por lo que no pueden ser ordenados inmediatamente e, incluso, en algunos casos, deben ser secados a mano.

 

Errores comunes al usar un lavavajillas

El hecho de que el lavavajillas no sea capaz de secar completamente todas las piezas que hayas introducido en la cesta no es normal, ya que estos electrodomésticos están equipados con los mecanismos necesarios para permitir el secado de todas las superficies después de haber sido higienizadas. Por ende, si notas que tu lavavajillas no finaliza el proceso adecuadamente eliminando los residuos de agua, deberías considerar que tiene un problema de funcionamiento.

A continuación, conoceremos cuáles son los errores más comunes que causan averías en un lavavajillas de uso doméstico, para ayudarte a evitarlos y así alargar la vida útil de tu equipo:

1. Programas de lavado 

Muchos usuarios creen que por activar únicamente los ciclos de lavado cortos en su lavavajillas están ahorrando dinero teniendo en cuenta el consumo de agua y de luz. No obstante, aunque puede ser muy útil, solo debe usarse cuando el nivel de carga sea el adecuado para este tipo de ciclos.

A la larga, el empleo de ciclos con poca duración, potencia o baja temperatura para cargas de mayores requerimientos, terminará por forzar demasiado el lavavajillas y afectar directamente el secado de los utensilios.

Para evitar esto, como podrás suponer, se recomienda siempre usar el programa de lavado acorde al tipo de carga que haya en el lavavajillas para no forzar ninguno de los componentes de la máquina.

 

2. Aseo previo 

Aunque pueda parecer poco creíble, el hecho de lavar a mano los platos, vasos, cubiertos u ollas antes de meterlos al lavavajillas es más perjudicial que beneficioso. La creencia se basa en que así el equipo no tendrá que emplear tanta potencia para eliminar la suciedad, pero la realidad es que la presencia extra de humedad y detergente en el lavavajillas afectará el aclarado y, por ende, el secado.

No te preocupes por forzar demasiado tu lavavajillas al poner una carga completa, pero siempre asegúrate de que tenga la capacidad necesaria y de elegir siempre el programa más adecuado.

 

3. Falta de abrillantador

El abrillantador es un complemento de limpieza que trabaja en conjunto con las pastillas de detergente y la sal. Su función se basa en romper las partículas de agua para facilitar el secado de la vajilla, por lo que la falta de uso de este producto no permitirá que el proceso se lleve a cabo correctamente.

Solucionarlo es bastante sencillo, dado que solo tendrás que adquirir un bote de abrillantador que sea compatible con tu modelo de lavavajillas, llenar el depósito y listo, ya podrás hacer uso normal del equipo y, además, obtendrás platos y vasos relucientes.

4. No abrir la compuerta

Otra causa que podría estar influyendo en el ciclo de secado de la vajilla en tu máquina es el no abrir la compuerta al finalizar el programa de lavado. Esta acción puede acelerar considerablemente el proceso para que acomodes tus platos sin perder tiempo.

Teniendo en cuenta que un lavavajillas hace uso de agua a altas temperaturas gracias a la presencia de calderas, el abrir la compuerta cuando haya terminado logra que el choque entre la temperatura interna y la ambiental tenga un efecto acelerador en la evaporación del agua.

 

5. Averías generales

Por último, no podemos descartar el hecho de que algunos lavavajillas simplemente presentan averías en algún punto durante su uso. Si tienes una de estas máquinas en casa, que te está dando este tipo de problemas, y ya has comprobado que ninguna de las anteriores razones son la causa, sería conveniente que evalues un posible daño a alguna pieza en tu lavavajillas.

Según lo comentado por algunos usuarios, las piezas que más suelen presentar averías y afectar el secado de la vajilla son la resistencia, la tapa del depósito del abrillantador y el ventilador. En el caso de la resistencia, lo más conveniente sería constatar su estado. Revisa si presenta suciedad, oxidación o si se ha quemado para que puedas reemplazarla y comprobar si el problema se ha resuelto.

Por otra parte, teniendo en cuenta la importancia del abrillantador para asegurar un buen secado de tus platos, es necesario que siempre estés al pendiente de la integridad de todas las piezas del depósito. La tapa es un poco más sensible a roturas que otros elementos teniendo en cuenta su manejo, por lo que si llegas a verla deteriorada o rota, será necesario comprar una nueva.

Por último, el ventilador de algunos lavavajillas puede llegar a verse obstaculizado u obstruido por diferentes objetos e incluso grasa residual de los ciclos de lavado. Para descartar esto como posible causa de la falla, deberás revisar que la rejilla no presente ningún tipo de suciedad y, de ser así, quitarla para limpiar todo a fondo.

 

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
DMCA.com Protection Status