¿Cómo fabricar de forma casera detergente para lavavajillas?

Última actualización: 01.12.20

Este sitio web está sostenido por los lectores. Cuando compras a través de los links de nuestra página, podemos ganar una pequeña comisión de afiliación. Revisa más información sobre nosotros.

 

Aunque en el mercado se pueden encontrar una gran variedad de detergentes para lavavajillas, la gran mayoría tienen químicos que afectan el medio ambiente y son capaces de causarnos reacciones alérgicas si estamos en contactos con ellos. Por ello, una buena alternativa para cuidar el ecosistema y tu piel es haciendo tu propio detergente biodegradable.

 

¿Qué es el detergente para lavavajillas?

El detergente para lavavajillas está especialmente diseñado para la limpieza y desinfección de platos, ollas, cubiertos y utensilios de cocina. Además, se puede encontrar en tabletas y en polvo en una gran variedad de marcas, lo que te permitirá seleccionar aquel que cumpla con tus expectativas de limpieza y se ajuste a tu presupuesto.

 

¿Qué tiene de especial el detergente para lavavajillas?

En comparación a los detergentes líquidos para lavar platos que está compuesto por una serie de químicos espumantes que no afectan negativamente a la piel, pero en comparación a los detergentes para lavavajillas tienen una serie de químicos como calcio, blanqueadores, sales alcalinas, abrillantador, agentes anticorrosivos y antiespumantes que, al estar en contacto con la piel, pueden causar una reacción alérgica o dañarla. 

Adicionalmente, el detergente para lavavajillas es especial para utilizarse en la limpieza de artículos de cocina, pero no todos son compatibles. Dado que, la madera, latón, vidrio delgado, hierro fundido, aluminio, la plata y el plástico desechable se dañan con facilidad.

 

¿Qué beneficio tiene elaborar detergente para lavavajillas casero?

Como mencionamos anteriormente, los detergentes para lavavajillas elaborados por empresas tienen una gran cantidad de compuestos químicos que pueden llegar a afectar la piel y hasta el medio ambiente. No obstante, entre los mejores lavavajillas del momento, están aquellos que hacen uso de componentes biodegradables que no afectan gravemente el medio ambiente.

No obstante, si deseas hacer uno de forma casera, tendrás como beneficio prevenir afecciones e irritaciones en la piel haciendo uso de sustancias y componentes ecológicos, así como también podrás ahorrar algo de dinero.

4 recetas de detergentes 100% ecológicos y caseros

Ahora, en el siguiente apartado, te mencionaremos algunas de las recetas caseras que podrás preparar en tu casa para que laves tus platos, los desinfectes y haciendo una pequeña inversión.

 

1. Detergente para lavavajillas casero con bicarbonato de sodio

Una buena alternativa de limpieza es utilizando el bicarbonato de sodio combinándolo con limón. Dado que, estos componentes son 100% seguros, libre de químicos y, lo más importante, es que es ecológico. Por tanto, lo primero que deberás hacer es mezclar 10 gotas de zumo de limón con 100 gramos (1 taza) de bicarbonato de sodio, lo que formará una pasta y deberás dejar secar en pequeños cubos según la porción necesaria que necesite el lavavajillas.

En cuanto a la forma de utilizar el detergente, es igual a la manera que el convencional. Deberás colocar la porción en el compartimiento del lavavajillas e iniciar el ciclo de lavado con normalidad.

 

2. Detergente casero para lavavajillas con vinagre blanco y limón

Como bien se sabe, el vinagre y el limón son desinfectantes, limpiadores y desengrasantes, tampoco es un secreto que el vinagre puro es dañino para los lavavajillas. Por ello, esta receta hace uso de una pequeña cantidad de vinagre, ya que en dosis pequeñas y, en combinación con otros compuestos, pierde las propiedades ácidas dañinas.

En cuanto a los ingredientes y el modo de elaboración de este tipo de detergente para lavavajillas es el siguiente: 

1 limón, 100 ml de vinagre blanco y 30 gramos de bicarbonato de sodio.

Lo primero que deberás hacer es buscar una taza o recipiente para proceder a mezclar los ingredientes en él. Pica el limón a la mitad y usa el zumo de una de las partes, el vinagre y el bicarbonato. Después, esto comenzará a hacer espuma, por lo que tendrás que esperar a que dicho efecto pase, pero teniendo en cuenta que esos gases no debes olerlos. Por tanto, aléjate o coloca la mezcla cerca de una ventana.

Ahora, tendrás como resultado una pasta un poco espesa que deberás colocar en el compartimiento donde va el detergente, pero tienes la posibilidad de vaciar la misma en varios moldes y pesarlos para que no tengas que estar adivinando la cantidad exacta de detergente. 

3. Detergente casero para lavavajillas con aloe vera

El Aloe vera, para una gran parte de la población, es una planta medicinal que ayuda al cuidado de la piel, por lo que utilizarla como ingrediente para preparar un detergente para lavavajillas es una buena alternativa, puesto que estarás usando componentes ecológicos y libre de químicos. Además, puedes también lavar los platos con tus manos sin ningún temor a tener reacciones alérgicas.

Ingredientes: El cristal de 2 hojas de aloe vera, 2 cucharadas de bicarbonato de sodio, 4 tazas de agua, 1 taza de vinagre blanco y 1 taza de saponaria en polvo.

Preparación: Primero, coloca a hervir el agua en una olla o cazuela y, cuando hierva, agrega la taza de saponaria hasta diluir por completo. Después, incorpora el bicarbonato de sodio y el vinagre y continúa removiendo. Ahora, cuando ya no veas grumos y los ingredientes se encuentren mezclados bien es momento de apagar la estufa y retirar la olla; agrega los 2 cristales de aloe vera en la mezcla y remueve hasta que verifiques que se hayan diluido por completo.

Espera hasta que enfríe un poco y vierte la mezcla en moldes para usarla en el lavavajillas o en el envase deseado si es que prefieres utilizar el detergente para lavar los platos a mano. 

 

4. Detergente casero para lavavajillas con lavanda y sal

El aceite de lavanda es un compuesto que, además de oler muy bien, tiene propiedades desinfectantes que es capaz de eliminar bacterias y malos olores, por lo que al combinarlo con la sal gruesa, la cual tiene la capacidad de ayudar a remover los restos de comida y grasa de los utensilios de cocina, proporcionará buenos niveles de higiene.

Ingredientes: 

20 gotas de aceite de lavanda

100 gramos (1 taza) de sal gruesa

Modo de preparación: Utiliza un recipiente y mezcla los ingredientes hasta que quede una textura homogénea. Después, viértela en otro envase de tu preferencia.

 

Modo de uso:

Al ser un detergente ecológico y libre de químicos, podrás utilizarlo para lavar los platos a mano y hasta en el mejor lavavajillas, ya que es un producto 100% biodegradable que no tendrá efectos nocivos en tu electrodoméstico, ni mucho menos te causará reacciones alérgicas.

 

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
DMCA.com Protection Status