Sal y abrillantador: dos componentes esenciales en un lavavajillas

Última actualización: 22.09.20

 

Algunos lavavajillas modernos hacen uso de algo más que agua y detergente para dejar los platos limpios. La sal y el abrillantador son dos componentes que han ganado su nivel de importancia en su uso en lavavajillas, ya que tienen efectos relevantes para aumentar la higienización de platos y cubiertos.

 

Antes de poder ahondar en el tema de la importancia que tienen la sal y el abrillantador en el ciclo de lavado de un lavavajillas, primero se debe conocer cómo funciona este electrodoméstico para así entender el efecto que tienen los componentes de limpieza.

 

¿Cómo funciona un lavavajillas?

Los lavavajillas son electrodomésticos encargados de la limpieza de platos, vasos, cubiertos, copas, ollas y más. Emplean bombas y calentadores para producir agua a temperatura elevada que, combinada con detergentes y agentes especiales, es capaz de eliminar los residuos de comida de tus cubiertos. Además, ofrecen ciclos de secado, para que solamente debas retirar los platos del lavavajillas y guardarlos en tu gabinete.

Ahora bien, en el amplio mercado de lavavajillas, podemos reconocer a diversas marcas como Bosch, LG y Miele, que es una marca que ofrecen buenas opciones en esta categoría, aunque su variedad de modelos puede dificultar decidir qué lavavajillas Miele comprar, por lo que debes tomarte el tiempo necesario y analizar todos los aspectos importantes antes de decidir cuál llevarás a casa.

Al final, no es realmente relevante si se trata de un lavavajillas Miele, Bosch, Samsung, Electrolux o de cualquier otra marca. Visto desde el punto de vista de los productos de limpieza usados en este tipo de aparatos, siempre se debe tener en cuenta que complementan el agua y el detergente para ayudar a obtener resultados satisfactorios.

 

Sal para lavavajillas

La sal para lavavajillas está pensada para ablandar el agua empleada para el ciclo de lavado de tus cubiertos. Como verás, el agua regular del grifo puede ser considerada como potable, pero para llegar a este nivel de pureza, el líquido ha pasado por una serie de tratamientos que dejan residuos en su composición.

Estos residuos son minerales y su nivel de concentración define la dureza del agua. La problemática de usar agua dura en el lavavajillas es que los residuos se acumulan en las paredes, tuberías y desagües del equipo, por lo que estos se obstruyen y dificultan el correcto funcionamiento.

El uso de sal durante los ciclos de lavado provee un ataque directo a las concentraciones de cal en el lavavajillas para evitar tanto las obstrucciones como una pobre limpieza de tus platos y cubiertos.

Uso adecuado de la sal

 

  1. Escogiendo la sal

Un dato muy importante, que no se puede pasar por alto, es el hecho de que la sal que se emplea para un lavavajillas no es la misma que se usa para cocinar. Este tipo de sal, aunque su composición principal sea cloruro de sodio, presenta agentes químicos que se encargan de evitar que se forme una masa sólida al estar en contacto con el agua. De esta manera la sal no se acumula en los orificios ni salidas de agua del lavavajillas.

Si no sabes qué sal es la mejor para tu modelo de lavavajillas, lo más recomendable sería que revises las indicaciones del fabricante o que adquirieras un producto de compatibilidad universal en tiendas como Amazon.es, por ejemplo.

 

  1. Cargando el depósito

Cuando tengas la sal para lavavajillas en tus manos, será el momento de ubicar el depósito en el equipo. Por lo general, este contenedor se suele encontrar en la parte inferior y tiene una tapa de rosca como protección. Deberás girar la tapa en sentido contrario a las agujas del reloj para abrirla y, con ayuda de un embudo, verter sal hasta donde indique la marca. Después, vuelve a poner la tapa en su lugar cerrándola firmemente.

 

  1. Activando el programa de lavado

Ahora que tienes tu lavavajillas cargado con sal, puedes activar el programa de lavado de tu preferencia según la cantidad de carga que hayas introducido en el equipo. En caso de que no tengas utensilios que lavar, de igual manera puedes activar un ciclo de prelavado que se encargará de eliminar la sal residual que pueda estar acumulada desde antes de la reposición.

 

Abrillantador para lavavajillas

El abrillantador para lavavajillas es un producto químico que tiene como función quebrar las moléculas de agua para evitar que estas se fijen en la superficie de tus platos, de manera que no se formen manchas que, a la larga, podrían ser muy difíciles de quitar. Además de esto, el abrillantador también se encarga de darle ese aspecto pulido a tu vajilla al mejorar el efecto durante el ciclo de secado.

Uso adecuado del abrillantador

 

  1. Revisa el piloto

La mayoría de los modelos de lavavajillas cuentan con pilotos luminosos o pantallas para avisar cualquier eventualidad que ocurra con el equipo, ya sea para informarte acerca del ciclo activado, su duración, el estado del lavavajillas o, en este caso, la falta de abrillantador en el depósito.

Si notas que el piloto titila, es posible que tu lavavajillas se haya quedado corto de abrillantador, por lo que tendrás que constatar la cantidad restante en el depósito.

 

  1. Localiza el depósito

El siguiente paso consiste en identificar correctamente el depósito del abrillantador. Si tienes una secadora en casa, es bastante similar. Busca cerca del compartimento para colocar las pastillas de limpieza, ya que debería estar cubierto por una pestaña o tapa de seguridad. Cuando lo hayas localizado, levanta la tapa y revisa cuánto abrillantador queda en el depósito antes de llenarlo.

Después, abre tu bote e inclínalo sobre el borde con cuidado, para vaciar el contenido dentro del depósito hasta donde esté indicado. Coloca la tapa de seguridad en su lugar y cierra el compartimento.

 

  1. Enciende el lavavajillas

Ya está todo preparado para que actives tu lavavajillas. En su mayoría, se aconseja cargarlo tanto de sal como de abrillantador antes de accionarlo, por lo que si has cumplido con todos los pasos mencionados, está todo listo para cargar la bandeja con tus platos y encender tu lavavajillas para olvidarte de la limpieza manual.

 

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
DMCA.com Protection Status