¿Licuadora o batidora?

Última actualización: 21.10.17

 

¿Licuadora o batidora? ¿Qué elegir?

 

Cada vez la variedad de pequeños electrodomésticos que encontramos en el mercado ofrece más posibilidades y opciones para hacernos la vida más fácil. Pero también es cierto que estos productos a veces tienen funciones similares que parecen solaparse y que dificultan realizar una elección. Una de estas parejas dudosas la forman la batidora y la licuadora, que aunque tienen funciones muy similares disponen de diferencias claras que merecen evaluarlas por separado antes de elegir.

batidora licuadora

Cómo funciona la batidora

Hablar del funcionamiento de la batidora es algo que no requiere de mucha dificultad dado que el mecanismo es sencillo: un motor adosado a un eje se encarga de mover las cuchillas que baten y rompen cualquier alimento colocado en el interior del vaso dejándolo en el punto deseado. Este grado de batido depende del tiempo que dediquemos a batir y a la potencia empleada, de manera que es más fácil mantener el control sobre el resultado final.  Esto es una ventaja muy interesante a la hora de hacer batidos o sopas frías como el gazpacho, ya que podemos ajustar el nivel final de batido a nuestras preferencias personales.

 

Cómo funciona la licuadora

La licuadora es una especie de exprimidor – batidora con una mezcla particular pero con algunas diferencias. Su función principal es la de exprimir cualquier tipo de fruta o verdura para obtener su zumo, con la ventaja de que el proceso se realiza a una velocidad mucho más  reducida que en las batidoras tradicionales lo que favorece el mantener las propiedades nutricionales de cualquier zumo intactas. También es cierto que el aprovechamiento de la fruta es mejor respecto del rendimiento en el zumo líquido pero esto genera también el perder la presencia de la pulpa, que en este tipo de productos se queda en un aparte, retirándose por completo. Obviamente si no te gusta el zumo con pulpa o solamente quieres obtener el líquido entonces el resultado es perfecto.

 

En comparativa

Aunque ya hemos visto algunas diferencias propias del funcionamiento, lo cierto es que a la hora de trabajar y especialmente en cuanto a las recetas que podemos preparar, existen diferencias notables. Veamos algunas de ellas.

Dentro del propio funcionamiento la batidora ofrece una versatilidad mucho mayor, de manera que podemos usar todo tipo de alimentos sin importar su dureza, especialmente en las máquinas de mayor potencia. Sin embargo en el caso de las licuadoras no es posible utilizar ciertos alimentos ya que el funcionamiento y el sistema de cuchillas mantiene ciertas limitaciones al respecto, por lo que el tipo de alimentos a emplear queda muy limitados.

Siguiendo con las diferencias y los resultados, en la batidora obtenemos un batido (obviamente) que podemos adaptar más o menos a nuestras preferencias en lo que a espesor se refiere, de manera que podemos pasar el producto para dejarlo más fino o más en bruto. En última instancia siempre podemos pasarlo por un chino para obtener mejores resultados. En el caso de la licuadora todo este proceso sobra ya que prácticamente lo que obtenemos es el puro zumo o jugo de la fruta, con la ventaja de que los restos de fruta quedan fuera de la máquina facilitando la limpieza de la misma.

En cuanto a las propiedades nutricionales, la ventaja de la licuadora es clave, ya que el proceso es mucho más frío y consume menos energía, con lo que las propiedades del producto final se mantienen intactas. Todo ello sin olvidar que ciertos trabajos en batidora pueden cortarse o estropearse con la alta temperatura.

licuadora batidora

Qué opción elegir

Por lo que hemos comentado es obvio que aunque la licuadora obtiene resultados excelentes a la hora de obtener zumo, incluso de aquellas frutas que no se exprimen o manejan al uso, lo cierto es que fuera de este tipo de uso la licuadora pierde mucha capacidad de uso, teniendo un uso concreto. De manera que si lo que necesitas es algo para obtener el mejor zumo posible la solución pasa por la licuadora.

Pero es posible que quieras hacer más cosas, como sopas frías, batidos de leche y similares vas a necesitar la batidora porque para estas funciones la licuadora no será suficiente. Sí es cierto que para los zumos no vas a obtener los mismos resultados pero al menos vas a poder hacer mucho más sin necesidad de preocuparte y con resultados mucho más adaptados a lo que precises. En caso de duda esta debería ser tu elección.

 

 

Ver una lista de las mejores licuadoras                                         Clic aquí para ver una lista de las mejores batidoras

 

 

Deja una respuesta

Be the First to Comment!

Notify of
avatar
wpDiscuz
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votes, average: 5.00 out of 5)
Loading...