6 consejos para seleccionar el mejor termo eléctrico

6 consejos para seleccionar el mejor termo eléctrico

Última actualización: 12.12.19

 

En la actualidad, la mayoría de los hogares europeos cuentan con un termo eléctrico para calentar el agua en toda la casa, ya sea en las duchas, lavavajillas, lavadora y lavamanos. Sin embargo, muchos de ellos son aparatos con años de uso, que aunque sigan funcionando, no cuentan con los requerimientos mínimos para ofrecer calidad y eficiencia. Por consiguiente, en este artículo te detallamos una serie de características que deben ser tomadas en consideración para elegir el termo eléctrico más apropiado para tus necesidades.

Una vez que tengas claras tus necesidades, entonces podrás establecer la capacidad del termo que más se adapte a tu estilo de vida. De esta manera, sabrás qué resistencia debe tener el termo, la eficiencia energética adecuada para evitar grandes gastos, la frecuencia del mantenimiento, entre otras características que analizaremos a continuación. 

 

1. Grupo familiar, hábitos de consumo y capacidad del termo

Antes de seleccionar el mejor termo eléctrico lo más importante es definir la cantidad de personas que integran el grupo familiar, así como el número de cuartos de baño disponibles, horarios de uso, frecuencia en las duchas, uso de la lavadora y el lavavajillas, es decir, las costumbres y hábitos de consumo con respecto al agua caliente sanitaria.

Es bueno que tomes en cuenta que la oferta de termos es bastante amplia en cuanto a su capacidad, por lo que debes escoger un modelo capaz de contener igual o mayor cantidad de agua de la que necesitas.

Por lo general, la capacidad de los termos para el hogar va desde los 5 litros hasta los 300 litros, pero depende directamente del modelo y el fabricante. Las empresas han diseñado algunas guías de orientación con la cantidad de personas que conforman el grupo familiar, así como la cantidad de litros de agua necesarios al día.

Por consiguiente, 1 persona necesita aproximadamente 50 litros de agua, 2 personas 80 litros, 3 personas 100 litros, 4 personas 150 litros y 5 personas 200 litros. Por otro lado, otra forma de medir las necesidades es según la edad, tomando en cuenta que 1 adulto necesitaría 50 litros de agua, 1 adulto y 1 niño 75 litros, 2 adultos 100 litros, 2 adultos y 1 niño 150 litros, 2 adultos y 2 niños 200 litros y 2 adultos con 3 niños 250 litros. Sin embargo, siempre es una buena idea buscar asesoría con personal experto para estudiar cada caso. 

 

 

2. Resistencia y aislante térmico

Es importante que conozcas los tipos y usos de las resistencias y los aislantes térmicos del aparato que selecciones, para asegurarte de que pueden ser adaptados a las condiciones del lugar.

La resistencia eléctrica es la pieza clave de todos los termos, pero debes saber que existen dos tipos de resistencia, la sumergida y la esteatita. La primera está en contacto directo con el agua y se usa en regiones que tienen un suministro de agua neutra o poco dura, mientras que la segunda está envainada para impedir el contacto con el agua, además, es apropiada para lugares donde el agua es especialmente dura o tiene mucha cal.

En cualquiera de los casos, la resistencia se activa automáticamente para calentar el agua que entra al depósito y se apaga una vez que alcanza la temperatura requerida. En este punto entra en funcionamiento el aislante térmico, elaborado en tela de fibra de vidrio, que se encarga de mantener la temperatura del agua por un espacio aproximado de hasta 3 horas.

De la misma forma, existen termos que integran uno o dos intercambiadores de calor, lo que permite un rápido calentamiento del agua para disponer de ella de manera inmediata. Este tipo de termos son especialmente importantes cuando requieres una mayor cantidad de agua caliente y también cuando la necesitas de manera permanente.

 

3. Eficiencia energética

Una característica vital para cuidar del medio ambiente y a su vez ahorrar dinero, tiene que ver con el nivel de eficiencia energética que ofrece el termo de tu selección, ya que el uso de un equipo eficiente te garantizará también la reducción del consumo de electricidad.

En este sentido, aunque los niveles de un termo eléctrico se encuentran en una escala que va desde la A a la G, es importante que elijas un termo eléctrico con un nivel A de eficiencia energética, que además puede ofrecer menos niveles de ruido.

 

4. Cuidados y mantenimiento

Se ha comprobado que la cal es un elemento que puede causar mucho daño a la resistencia del termo, por lo que es imprescindible asegurarse de que su sistema incluya un ánodo de magnesio, que tiene la capacidad de atraer la cal y evitar que se acumule en la resistencia, de esta manera, no tendrá un mal funcionamiento.

También, es necesario realizar revisiones y mantenimientos periódicos, para descartar posibles fugas de energía o goteras, ya que además de dañar el termo, pueden causar un incremento en el monto de la factura mensual, debido a un gasto que no depende de tus necesidades diarias.

 

 

5. Instalación y distribución del agua caliente

Lo más recomendable al instalar un termo eléctrico es colocarlo lo más cerca posible del lugar de consumo, sin embargo, si el termo es usado en distintos puntos de la casa, existe la posibilidad de aislar las tuberías para prevenir la pérdida de calor durante el recorrido. 

También, es necesario colocar el termo dentro de la casa para evitar posibles daños causados por las condiciones climáticas, ya que estas pudieran alterar la temperatura dentro del termo.

Existen termos de instalación horizontal, vertical y otros de doble posición, pero debes asegurarte de que la pared sea capaz de soportar tres veces el peso del termo lleno. Además, es recomendable dejar una separación de al menos 50 cm de la pared para facilitar el mantenimiento.

 

6. Funciones

Las funciones que ofrecen los diferentes modelos de termos eléctricos son de igual importancia a la hora de elegir uno. Encontrarás que la mayoría de ellos cuentan con un dispositivo programador o temporizador, que te permitirá organizar las horas específicas de uso de forma diaria o semanal, para que se active únicamente cuando sea necesario.

Del mismo modo, otros cuentan con la función de memoria, que registra los hábitos de consumo de los miembros de la familia, pero también encendido y apagado automático, selección de la temperatura, ducha lista, termómetro inteligente, pantalla LCD, entre otras opciones.

 

Leave a Reply

avatar
  Suscribir  
Notificar de
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...
DMCA.com Protection Status