Aprende a ahorrar conociendo el consumo eléctrico del hogar

Aprende a ahorrar conociendo el consumo eléctrico del hogar

Última actualización: 13.12.19

 

Cada local comercial o vivienda realiza un pago mensual por el servicio eléctrico. Este se calcula a partir del gasto energético que se genere en el hogar. Si este es moderado, entonces puede existir un ahorro que lleve a un menor importe, lo que es beneficioso para el bolsillo. Para lograr esto, a veces solo es necesario cambiar las rutinas y conocer cómo es el consumo, para poder controlarlo. 

 

No es necesario ser un experto en temas de electricidad para saber que el consumo energético es la cantidad de electricidad que se demanda y que es suministrado por la empresa proveedora del servicio durante un tiempo específico, que es conocido como periodo de facturación. Este monto se saca a partir del precio por kilovatio, que al sumarse llega a una cantidad que deberá ser pagada por el usuario. 

 

¿Sabes cómo calcular el consumo de energía eléctrica?

En muchas ocasiones, para poder lograr un ahorro significativo, es necesario hacer un cálculo del consumo y hay diferentes maneras para hacer un seguimiento de éste. Una de las más sencillas y populares, pero también imprecisa, es midiendo la potencia que tiene cada aparato, calculando a razón del tiempo que han permanecido encendidos. 

Otra forma es a través de una calculadora de consumo eléctrico. Este dispositivo permite estimar el consumo de una vivienda de acuerdo a los aparatos utilizados y al número de personas en el hogar. De igual modo, hay algunos mecanismos que permiten hacer un cálculo del consumo mensual en euros.

Por otro lado, hay quienes sugieren que para calcular el consumo de energía eléctrica del hogar se use un medidor del consumo eléctrico. A través de este dispositivo se puede conocer y llevar un control del uso que se hace de la electricidad. En algunos casos, este aparato puede ser funcional, ya que al conocer el consumo que se hace, es posible lograr un ahorro hasta de un 15% en el servicio eléctrico. 

 

 

Las mediciones son legales 

No hay restricción que prohíba medir el consumo eléctrico que se ejecuta en el hogar. De modo que cualquier usuario podría hacerlo. Al ser una labor sencilla y que no implica un gasto, pero que sí tiene variables, es necesario conocerlas, para así hacer una medición correcta. 

Para ello, es necesario seguir una fórmula que involucra la cantidad de equipos conectados a la red eléctrica, la potencia de esta energía y el tiempo de funcionamiento. En otras palabras, para contabilizar los kilovatios consumidos en el hogar es necesario que se aplique una fórmula que llevará a conocer cuánto se ha gastado. Por ello, el procedimiento involucra variables como potencia eléctrica por tiempo de utilización de la energía, que es igual a energía consumida. 

 

Calcular el consumo

El consumo del hogar es lo que más incide sobre el cobro y aumento de la factura eléctrica. Por lo tanto, es preciso que el consumo se haga de forma eficiente y responsable, para reducir el importe que se debe pagar a la compañía prestadora de servicio. 

Dentro de las formas más utilizadas para calcular el consumo de electricidad en el hogar está usar una aplicación que se encarga de llevar un estimado del gasto de energía. Lo mejor de esta fórmula es que es rápida y gratuita, además de sencilla. Para poner en marcha este mecanismo solo es necesario suministrar a la aplicación algunos datos básicos sobre metros cuadrados, número de personas del grupo familiar que hacen uso de la energía, equipos conectados a la red y hábitos de consumo.

Además, el usuario puede medir el gasto de forma individual, haciendo la suma de cada uno de los consumos que se generan, en cada uno de los aparatos conectados durante el mes y luego aplicando la fórmula suministrada. 

Cada equipo tiene un consumo de energía que varía del otro. Para saber el consumo individual, es necesario tener un estimado del consumo de estos. 

Por ejemplo, la vitrocerámica puede consumir aproximadamente 1,2 kilovatios por dos horas al día, lo que serían 60 horas al mes, para un total de 72 kilovatios. En el caso del refrigerador, podría consumir unos 0,89 kilovatios durante las 24 horas, lo que serían unas 720 horas al mes, para un total de 320,4 kilovatios. 

En el caso de la lavadora, puede consumir 0,33 kilovatios por una hora al día, lo que serían 30 horas al mes, para un total de 9,9 kilovatios. El horno tiene un consumo de 0,79 kilovatios por cinco horas, para 150 horas al mes y 9,9 kilovatios en total. 

Equipos como el televisor consumen 0,156 kilovatios por 8 horas, con 240 horas al mes su total es de 37,44 kilovatios. En el caso del alumbrado, este consume 0,24 kilovatios a razón de seis horas, para unas 180 horas al mes, lo que genera un total de 43,2 kilovatios.

Otros aparatos como los ordenadores, representan un consumo de 0,01 kilovatios por seis horas diarias, lo que al mes serían 180 horas para un total de 1,8 kilovatios. Respecto al microondas, su consumo por tres horas es de 1,2 kilovatios, lo que serían 90 horas al mes, para un total de 162 kilovatios. En cuanto al aire acondicionado, tiene un consumo aproximado de 1,35 kilovatios por cuatro horas de uso, lo que al mes serían 120 horas y 162 kilovatios en total. Cada uno de estos consumos en los aparatos y equipos eléctricos del hogar llevan a un gasto total mensual de 685,24 kilovatios.

 

 

Es posible reducir el consumo

La buena noticia es que el consumo se puede reducir en el hogar siguiendo algunas modificaciones que llevarán a que se produzcan disminuciones en la factura y en el pago del servicio eléctrico. Al controlar el consumo mensual, es posible disminuir el coste en el recibo. Por otro lado, la potencia es la cantidad de kilovatios que se han contratado. Mientras menor sea la potencia, menor será el coste fijo. 

Por otro lado, se puede reducir el consumo haciendo uso de aparatos que sean más eficientes y que contribuirán al ahorro energético. Es prudente contar con estos equipos en la época de invierno, que es cuando los consumos energéticos se acrecientan. Por ello, lo recomendado es contar con el mejor termo eléctrico del mercado, uno que posea un bajo consumo, pero al mismo tiempo eficiente. Lo mismo puede hacerse con el radiador, brasero, toallero, entre otros. 

Además, una forma eficiente para conseguir la mejor alternativa en el suministro de electricidad es a través de un comparador eléctrico. Con esta herramienta, se emite una base de datos del hogar, así como una lista de tarifas para precios económicos y condiciones que representan ventajas, a través de un cuadro comparativo de las principales empresas proveedoras del servicio.

 

Leave a Reply

avatar
  Suscribir  
Notificar de
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...
DMCA.com Protection Status