fbpx

Aprende dónde se deben colocar los termos eléctricos para agua

Última actualización: 20.09.19

 

La instalación de los termos eléctricos de agua no se puede tomar a la ligera. Para mayor seguridad de los usuarios y practicidad, estos deben instalarse en puntos específicos de acuerdo a propiedades como el tamaño, capacidad de contención, entre otras especificaciones, lo que puede llevar a que se coloquen dentro o fuera del hogar para mejor rendimiento. 

 

En casi todos los hogares hay termos de agua que se encargan de subir la temperatura del vital líquido para hacerlo más apropiado al contacto con la piel, siendo estos de gran ayuda, sobre todo en los inclementes días del invierno. 

En lo referente a los termos, puede haber de dos tipos: los que funcionan a base de gas, requiriendo gas doméstico para calentar el agua y los termos eléctricos, que utilizan la energía eléctrica para calentar el agua sanitaria que se usará durante las duchas.

De acuerdo a diferentes propiedades, estos termos se instalan en diferentes espacios. Por ejemplo, cuando se trata de termos que funcionan con gas, la recomendación general es que sean colocados fuera de la casa, en un espacio específico para los servicios, esto para incrementar la seguridad y evitar posibles accidentes que se puedan generar a causa del gas.  

 

Termos eléctricos en el interior

Por otro lado, en el caso del termo eléctrico, es prudente que antes de hacer la instalación se haga un análisis sobre el tamaño y la capacidad de almacenamiento que tiene el termo en cuestión, así como de los espacios del hogar. 

En este sentido, de acuerdo al espacio, es posible que sea una mejor alternativa colocarlo en el exterior de la vivienda. Ahora bien, si se cuenta con el espacio en el interior de la vivienda, sería prudente que se pueda colocar dentro y en un punto estratégico, cerca de las tomas de agua, es decir, cerca del cuarto de baño o en la cocina, para de esta manera reducir las pérdidas de calor en las tuberías. 

Puede ocurrir el caso de que no sea posible hacer la instalación del termo eléctrico dentro del hogar, lo que llevaría a tener que colocarlo en otros espacios como por ejemplo la cochera, balcón, entre otros, sabiendo que estos lugares tienden a ser fríos. Por ello, lo aconsejado por los expertos es que se haga uso de un aislamiento adicional, que debe cubrir tanto el termo, como las tuberías de agua fría y caliente.

 

 

Esto garantizará que no haya una pérdida de calor y que el rendimiento del equipo sea muy superior, lo que a la final se traducirá en un ahorro de energía y una mejor eficiencia en el calentamiento de aguas sanitarias para el hogar. 

Por lo general, la incorporación de material térmico que regule las tuberías debe hacerse con elementos de alto grado de calidad y resistencia. Además, lo recomendado es que este material sea colocado por personas capacitadas, que se encarguen de que la instalación quede perfecta y sin detalles.

En este sentido, lo prudente a la hora de hacer una elección de estos equipos, es decantarse por el mejor termo eléctrico de relación calidad precio, ya que esto garantizará un buen funcionamiento, a un precio competitivo. Aunque sin importar si se trata del mejor, es necesario que si el termo estará en espacios fríos, se haga la protección de las tuberías. 

 

A cuidar la instalación 

Por otro lado, antes de hacer la instalación del termo eléctrico, ya sea dentro o fuera de la casa, es necesario tener en cuenta algunas consideraciones adicionales. Por ejemplo, es prudente que la pared en la que se va a realizar la instalación pueda soportar el peso del equipo, así como de uno superior para cuando esté lleno de agua. 

En este sentido, lo recomendado es que esta pared tenga una capacidad de carga de tres veces el peso del termo lleno de agua, para evitar posibles inconvenientes o accidentes.

Además, es prudente que a la hora de hacer la instalación se tome en cuenta que se debe dejar un espacio de al menos 25 cm de distancia entre la tapa que protege el equipo y cualquier otro obstáculo fijo. Esto se hace con la finalidad de que luego haya espacio para poder hacer mantenimientos. 

 

Seguridad ante todo

Por otro lado, siempre es necesario tener la seguridad del hogar como la principal premisa. Por ello, para mejorarla, el equipo debe instalarse con los interruptores alejados del agua. 

Si el equipo estará en el cuarto de baño, el termo debería colocarse a una distancia en la que sea imposible que una persona dentro de la ducha o bañera pueda tocar los interruptores, así como otros elementos eléctricos para evitar que exista el riesgo de quemaduras o accidentes. 

 

 

De allí que lo aconsejado sea dejar de manera prudencial un espacio de 0,6 metros de distancia entre el equipo para el calentamiento del agua sanitaria y la bañera o ducha. Como bien se sabe, la seguridad no se debe dejar de lado y debido a esto, lo recomendado es que estas instalaciones no se hagan por la propia.

Aunque se crea que se cuenta con los conocimientos básicos para la instalación de los termos eléctricos, lo mejor es que estas instalaciones las hagan personas capacitadas o técnicos certificados y autorizados, que conozcan acerca de los equipos, su funcionamiento, así como de las tuberías de agua.

Hay quienes sugieren que antes de hacer la instalación se haga una revisión previa de los posibles lugares donde se colocará el termo, para evitar dificultades en la instalación. Asimismo, serán los expertos quienes puedan hacer las adecuaciones, así como las pruebas de verificación cuando ya el equipo haya sido instalado y ,en caso de alguna falla, logren resolverla para que el termo ofrezca su máximo rendimiento, calidad y seguridad.

Con estos consejos se podrá disfrutar del agua caliente en el hogar, a un nivel adecuado de la temperatura y con garantías en la seguridad de los espacios para la familia.

 

Leave a Reply

avatar
  Suscribir  
Notificar de
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...
DMCA.com Protection Status