fbpx

Cómo seleccionar la capacidad del termo eléctrico

Última actualización: 20.09.19

 

Los termos eléctricos tienen diferentes capacidades de agua, siendo necesario seleccionar una de acuerdo a las necesidades de consumo de agua caliente del hogar. Una mala elección puede llevar a un gasto innecesario de electricidad, así como a mayor tiempo para que el proceso de calentamiento se genere. Por ello, es necesario elegir de forma acertada.

 

Los termos eléctricos son equipos que se consiguen con regularidad en todas las viviendas. Durante el verano pueden parecer innecesarios y se emplean con menos frecuencia, pero en cuanto llegan los días fríos, su uso se eleva y pasan a ser imprescindibles en el hogar. 

Si se planea instalar uno de estos, es necesario que se haga un análisis de algunas propiedades que mejorarán el consumo y garantizarán un mayor rendimiento, así como eficiencia del equipo en la producción de agua caliente sanitaria. 

Por ello, es aconsejado que antes de preguntarse cuál es el mejor termo eléctrico del mercado y hacer una elección, lo adecuado sería identificar cuál es la capacidad recomendada para las necesidades del hogar, ya que esta respuesta puede ayudar a que se genere un mejor rendimiento del equipo. 

Si bien es cierto que una elección eficiente de cualquier producto se basa en calidad, precio y otros atributos, lo conveniente es que en relación a los termos eléctricos también se analicen las necesidades de agua caliente sanitaria que se tienen en el hogar. Tener claro este factor ayudará a que la compra sea eficiente. 

 

 

¿Cómo saberlo?

Ahora bien, puede que muchas personas se estén preguntando cómo se puede tener una idea de las demandas de agua caliente. La respuesta es que esta necesidad irá orientada a razón del número de integrantes del núcleo familiar que utilizarán el agua caliente y de sus hábitos regulares de consumo. 

Por ello, es necesario hacer un análisis, ya que las demandas de agua caliente no serán iguales para una familia integrada por cuatro personas que solo utilizarán el agua caliente sanitaria en el lavabo, ducha y bañera, que las de una familia de seis personas o de un local comercial.

Este cálculo no es superficial y son muchas las variantes que se deben estudiar para llegar a una cantidad específica de litros de agua. Por ejemplo, es importante tomar en cuenta si todas las personas del grupo familiar se duchan a la misma hora del día o si lo hacen en diferentes horarios. Por ello, se deben tener en cuenta estos picos en los requerimientos de agua caliente, para así seleccionar un termo eléctrico con la capacidad adecuada, que permita satisfacer la demanda de los integrantes del hogar.

Por ejemplo, si todas las personas del grupo familiar se duchan a la misma hora, entonces será necesario un termo con alta capacidad de agua, mientras que si se duchan a diferentes horas del día, puede adquirirse un termo de menor capacidad, porque habrá oportunidad de que el agua se gaste y se vuelva a llenar para nuevos usos, en otros horarios.

 

La media de agua caliente por persona 

Para tener un cálculo del requerimiento individual de agua caliente sanitaria, es necesario que se sepa que, según la media, el consumo de agua caliente por persona en el uso del lavabo es de unos seis litros, mientras que para duchas, la cifra en litros de agua asciende a unos 50, aproximadamente. Por ello, hay una información referencial que puede ayudar a la elección de un termo. Sin embargo, se debe considerar que esta capacidad variará de acuerdo a los hábitos de consumo de cada grupo familiar. 

En este sentido, se pueden conseguir en el mercado termos que tienen capacidades bajas de 10, 15, 30 y 50 litros, así como otros que están diseñados para mayor cantidad, con una capacidad media de 80, 100 y 150 litros. Hay otros que poseen una capacidad elevada de 200 y 300 litros de agua. 

Los termos de 10 y 15 litros suelen ser recomendados para necesidades inmediatas de agua caliente y en pequeñas cantidades. Son termos con capacidad y tamaño reducido que se pueden instalar casi en cualquier espacio del hogar o del local. Mientras tanto, los termos con capacidad para 30 litros de agua suelen ser convenientes para las viviendas que no requieran de uso constante de agua caliente y donde solo se utilizará para las duchas. 

Por otro lado, los termos con capacidad para 50 litros de agua tienden a ser sugeridos para aquellos lugares donde se tiene establecido el uso consecutivo de al menos dos duchas. En el caso de los termos con capacidad de 80 litros, estos son adecuados para viviendas con demandas de agua caliente de dos o tres duchas simultáneas o consecutivas. Ahora bien, los que cuentan con una capacidad de 100 y 150 litros son apropiados para lugares con demandas de tres duchas consecutivas o más. Por su parte, los termos con capacidad de 200 y 300 litros de agua son convenientes para hogares de varias familias, clubes y negocios que requieran de elevadas cantidades de agua caliente. 

 

 

Bañeras y jacuzzis

Hay quienes tienen la duda de si un termo eléctrico es adecuado para satisfacer las demandas de agua caliente de una bañera o jacuzzi, ya que para estos casos suelen ser recomendados los termos a gas. 

La respuesta a esta pregunta es que sí son convenientes, pero dependerá de la capacidad del termo. Para que una bañera se llene, es necesario contar con un aproximado de entre 100 y 200 litros de agua caliente y fría, siendo preciso que se cuente con un termo con elevada capacidad entre 100 y 150 litros de agua. 

Para mayores necesidades de agua caliente en bañeras más grandes, lo prudente es contar con termos entre los 200 y 300 litros de agua caliente. El problema con estos equipos de elevada capacidad es que están diseñados para ser instalados en el suelo, siendo preciso que se cuente con un espacio amplio en el hogar.

 

Leave a Reply

avatar
  Suscribir  
Notificar de
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...
DMCA.com Protection Status