fbpx

¿Es mejor seleccionar un termo eléctrico o un calentador a gas?

Última actualización: 20.09.19

 

Contar con un método para calentar el agua en el hogar es una necesidad, sobre todo durante la temporada de invierno, cuando muchas personas se plantean la posibilidad de cambiar su sistema de ACS, ya sea por un calentador a gas o por un termo eléctrico. Por este motivo, en este artículo te presentaremos de forma detallada toda la información referente a estos dos tipos de calentadores.

 

Antes de proceder a realizar una comparación entre las ventajas y desventajas de cada modelo, es importante que determines algunos aspectos, como la cantidad de miembros de tu grupo familiar, hábitos en cuanto al consumo de agua caliente, cuartos de baño y aparatos que necesitan agua caliente, así como el espacio disponible para su instalación, tipo de mantenimiento necesario, sistemas de seguridad, eficiencia energética y posibilidades de ahorro, lo que te permitirá tomar una buena decisión.

 

Calentador a gas

Un calentador a gas es un dispositivo que cuenta con un grupo de quemadores localizados debajo de la tubería del agua, que se encienden automáticamente al momento en que se abre el grifo, de esta manera van calentando el agua a medida que circula por ella y se apagan al momento en que se cierra el grifo.

 

Ventajas del calentador a gas

La principal ventaja de un calentador a gas es que tiene un sistema de quemadores, capaces de dispensar el agua caliente de forma ilimitada mientras el grifo esté abierto, por lo que es adecuado para familias numerosas, ya que pueden ducharse varias personas de forma consecutiva. Si lo comparamos con otros servicios básicos, como la electricidad, el gas resulta más económico, por lo que el gasto mensual no se verá afectado significativamente, sobre todo en las temporadas en las que solemos usar más agua caliente, como en invierno.

Este aparato ofrece la posibilidad de usar 3 diferentes tipos de gas, natural, butano o propano. En el caso del gas natural, podrás usar el que tienes en las tuberías del hogar, pero en el caso del propano y butano, tendrás que adquirirlos embotellados.

 

Desventajas de usar un calentador a gas

Este dispositivo necesita tiempo para calentar el agua una vez abierto el grifo, por lo que es posible que ocurra cierto desperdicio de agua hasta que alcance la temperatura deseada y la puedas usar. En este caso, no es recomendable usar el agua caliente en dos o más puntos de la casa al mismo tiempo, ya que generalmente pierde fuerza y temperatura. Es decir, que mientras una persona se ducha no deberías usar el lavavajillas o abrir el grifo del lavamanos.

El sistema de quemadores necesita un caudal mínimo de agua para poder funcionar adecuadamente, por lo que si el chorro no tiene la suficiente fuerza, no podrás usar el agua caliente. Por otro lado, la instalación de este calentador resulta más compleja y cara, debido a que involucra tuberías adicionales para el gas. Asimismo, necesitará de revisiones periódicas para prevenir posibles fugas. 

Como punto en contra adicional, podemos decir que el sistema a gas puede ser afectado negativamente en aquellos sitios o épocas del año en donde la temperatura baja bruscamente, porque el gas podría no circular apropiadamente.

 

 

Termo eléctrico

El termo eléctrico consiste en un depósito de agua que cuenta con una resistencia en su interior, que se activa para calentar el agua y se desactiva una vez alcanzada la temperatura fijada, hasta que el agua se acaba o enfría.

 

Ventajas del termo eléctrico

Podrás usarlo de manera inmediata al abrir el grifo o la ducha, ya que se trata de un depósito que mantiene el agua a una temperatura establecida, además, su nivel de calor se mantendrá constante de principio a fin, por lo que no tendrás que derrochar agua mientras se calienta. En este sentido, el agua caliente puede ser usada de manera simultánea en varios puntos de la casa sin que la temperatura se vea alterada, debido a que se encuentra almacenada y ha sido previamente calentada.

Este tipo de termo no necesita un caudal específico para dispensar agua caliente, lo que te garantiza un suministro de agua constante, incluso si no tiene demasiada fuerza o prefieres usar el grifo a medio abrir. Además, es fácil de instalar, debido a que solo requiere de un punto de contacto de energía para funcionar de manera adecuada. Generalmente, este producto necesita de pocas revisiones o mantenimiento para corroborar su buen funcionamiento.

Una de las ventajas de este termo es que cuenta con un sistema de fundas aislantes, que permiten conservar el calor durante más tiempo, de esta manera no es necesario encender el calentador con tanta frecuencia. Asimismo, algunos modelos ofrecen la posibilidad de adaptarlos a paneles solares, de esta manera puedes ahorrar energía y cuidar del medio ambiente.

Por lo general, este dispositivo cuenta con un panel de control que te permite programar por días o semanas su encendido y apagado, de manera que es un aparato capaz de calentar el agua únicamente cuando es necesario. Por si fuera poco, podrás activar o desactivar el termo cuando no te encuentres en casa, a través del internet o de dispositivos de manejo a distancia, ya que algunos tienen tecnologías muy avanzadas. 

 

 

Desventajas de usar un termo eléctrico

Aunque cuentes con el mejor termo eléctrico, este tipo de calentador de agua también tiene algunos puntos en contra. Una de sus desventajas es que la cantidad de agua caliente está limitada a la capacidad del depósito que hayas adquirido, por lo que una vez se acaba tendrás que esperar a que se llene completamente y que se caliente para disponer de ella nuevamente. Además, debido a su diseño y dimensiones, el termo eléctrico necesita ser instalado en un espacio suficientemente resistente y grande para soportar el peso del aparato, de esta manera evitas accidentes. 

Cabe resaltar, que por ser un dispositivo que funciona con electricidad, su uso podría representar un gasto adicional elevado en la factura mensual, sin embargo, este equipo cuenta con características y funciones que le permiten mantener un nivel de eficiencia energética considerable, para evitar que el consumo sea excesivo siempre y cuando lo uses de forma adecuada.

 

Leave a Reply

avatar
  Suscribir  
Notificar de
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...
DMCA.com Protection Status