fbpx

¿Quieres montar un termo eléctrico? Aquí te decimos cómo paso a paso

Última actualización: 18.10.19

 

Ya has logrado tomar la difícil decisión de elegir el mejor termo eléctrico de relación calidad precio y que cubre con tus necesidades, pero de nada servirá si no lo conectas a la red de tu vivienda de la forma correcta. Si bien un técnico cualificado puede hacerlo, este proyecto de bricolaje puede considerarse como de baja complejidad, y si te agrada hacer las cosas por ti mismo, te explicamos cómo conseguirlo.

Los termos son en una vivienda un aparato casi imprescindible, que nos proporciona comodidad para ducharnos, lavar los platos y realizar otras labores con agua a una temperatura mayor de la que conseguimos en la red pública. En el mercado encontramos estos dispositivos en muy variados modelos y capacidades, pero para que sean útiles no podemos escapar del proceso de montaje, que puede implicar invertir algunos euros, pero si eres de las personas que se caracterizan por tener habilidades para implementar proyectos de bricolaje, tal vez quieras intentarlo por ti mismo. A continuación, te presentamos una guía que puede darte algunas ideas con respecto a lo que necesitas y los puntos importantes en los que debes poner mayor cuidado, para que resulte en un proyecto de calidad, que no llegue a significar problemas en el futuro.

 

Asegúrate de tener a mano lo necesario

Entre las herramientas que consideramos indispensables para montar tu termo se encuentran las siguientes: Una escalera, taladro, la broca correspondiente, que será de 10 mm, nivel de burbuja, llaves inglesa y de pico de loro. Otros artículos importantes son los soportes sanitarios, manguitos, hilo sellador, tacos y tornillos, latiguillos reforzados, mezclador termostático, llave de corte de agua y válvula de seguridad.

 

Determina el sitio en donde se montará

Ahora es el momento de determinar cuál es el sitio más adecuado de la vivienda en donde que se puede colocar el termo. Puedes tomar la decisión en base a que tengas las tomas de agua fría y caliente ya listas, al igual que un enchufe cercano. Generalmente el lugar en donde se cuenta con estas instalaciones es la cocina o el baño. Pero también podría ser válido en cualquier otro sitio, que proporcione el espacio suficiente para el termo. Analiza las medidas de tu aparato y determina si se adapta a las dimensiones del espacio para evitar sorpresas.

 

En caso de reemplazo de un termo a gas

Si previamente en el sitio donde vas a montar tu termo eléctrico había uno a gas, entonces será necesario que canceles debidamente todas las conexiones correspondientes que ya no serán necesarias. También, podrías sellar las perforaciones que quedaron en la pared y que no se van a necesitar; para ello, puedes utilizar algún producto como masilla adhesiva o yeso. Si quieres obtener mejores resultados en paredes lisas, una vez que estos productos han secado, conviene utilizar una lija de grano fino para retirar los excesos de masilla y darle un mejor acabado a la pared.

 

 

Toma medidas

Cada modelo de termo cuenta su propia manera de anclarse a la pared. Mientras que algunos ya incluyen la plantilla de soporte, para otros es necesario que  agregues estas piezas a tu proyecto. Analiza esta parte y en caso de que el termo ya tenga incluidas las piezas de montaje, lo primero que debes hacer es tomar medidas con la finalidad de marcar en la pared los puntos de fijación. Para esto, mide la distancia entre los orificios para transferir estas dimensiones la pared y realizar las perforaciones correspondientes. Recuerda que debes tener cuidado de que el termo no quede demasiado lejos de las tomas de agua y del enchufe de electricidad. También verifica que los puntos de soporte están alineados, para esto puedes utilizar el nivel de burbuja. Ahora atornilla la varillas de sujeción de tu termo, cuidando de apretar debidamente.

Ya que las varillas están correctamente fijadas al termo, cuelga con cuidado el dispositivo sobre los soportes. Si necesitas ayuda en este paso es mejor pedirla, pues el tanque puede ser bastante pesado y lograr la precisión suficiente para introducir las varillas puede ser un proceso complicado. También ten cuidado de que en caso de utilizar una escalera, esta se encuentre firme sobre el suelo. Asegúrate de haber colocado todas las piezas de fijación correctamente y verifica que el termo ha quedado firme en su sitio.

 

Conecta los manguitos

Ahora toca el turno de enroscar los manguitos antielectrolíticos en su correspondiente rosca. Coloca un poco de cinta de teflón o hilo sellador en los acoples para evitar fugas. Si adquiriste una válvula de seguridad es el momento de colocarla en la entrada para el agua fría, de esta forma en caso de que la presión sea demasiada, podrás evacuarla fuera del sistema. Lo mejor sería que esta agua derivada del exceso de presión se envíe a algún desagüe. 

También conecta la llave de corte de agua, para que en caso de que necesites cortar el suministro del agua hacia el termo puedas hacerlo. Esto es muy útil cuando tengas que cambiar nuevamente el termo o vaciarlo.

Ahora conecta los latiguillos reforzados en sus correspondientes conexiones, teniendo cuidado de sellar con cinta de teflón en ambos extremos en donde los vas a conectar y apretando bien con tu llave de pico de loro.

 

 

Purga el sistema

Es normal que durante el montaje del termo el aire se introduzca en él. Pero este aire es necesario sacarlo antes de poner en marcha el termo, pues podría provocar problemas. Para conseguirlo, solo debes abrir los grifos de agua caliente de la vivienda, para asegurarte de que el agua fluye por todas ellas, hasta que notes que el agua sale con regularidad. Este paso también te servirá para verificar que no ha quedado ninguna fuga en las conexiones.

 

Conecta el termo

Ahora que ya has realizado el montaje, llega el turno de conectar el termo a la red eléctrica. Si tienes pensado utilizar algún dispositivo temporizador para controlar en qué horas del día puede estar encendido y en cuáles no, este es el momento de agregarlo. También, si deseas agregar protección a tu termo, puedes colocar un magnetotérmico bipolar de 16A, de esta manera en caso de que exista una sobrecarga, se interrumpirá el flujo de electricidad hacia tu termo, protegiendo contra daños en sus sistemas eléctricos.

En este momento puedes verificar que el termo enciende correctamente, que no se presenta ningún código de error y procede a configurarlo de acuerdo a las necesidades de demanda de agua caliente de la vivienda.

(Si pulsas aquí, encuentras varios productos para elegir)

 

Leave a Reply

avatar
  Suscribir  
Notificar de
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...
DMCA.com Protection Status