fbpx

Termo eléctrico vs calentador a gas. Averigua cómo puedes elegir el mejor para ti

Última actualización: 17.10.19

 

Aunque tanto el termo eléctrico como el calentador a gas nos proporcionan agua caliente, cada uno tiene sus ventajas e inconvenientes, aspectos que no debes olvidar analizar cuando de elegir entre alguno de ellos se trata. Te ayudaremos a tener bien claras estas diferencias en función de que optes por la mejor opción.

No sólo para bañarnos de forma cómoda, sino también para realizar otras actividades de manera más sencilla, el agua caliente puede ser indispensable en nuestro hogar; por eso es que contar con ella es una necesidad que ya consideramos como prioritaria, especialmente durante los meses más fríos. Si bien tanto en coste como en capacidad estos dos aparatos pueden ser una buena alternativa, hay sutiles diferencias que no debes olvidar evaluar al momento de decidir entre ellos, puesto que de eso dependerá que sea para ti la mejor solución.

 

Tipo de combustible

Es un hecho que en la actualidad el suministro de gas ha comenzado a cambiar, siendo más factible para algunas zonas que para otras el acceso a este combustible. En algunas ocasiones se debe a que los apartamentos que se diseñan de manera vertical, no cuentan con el tipo de infraestructura necesaria para proporcionar gas en el hogar. Es por esto que antes de comprar necesitas evaluar si en tu hogar es posible utilizar este tipo de calentador y si el montaje de la red cumple con los requisitos de seguridad establecidos, ya que en el caso de que no esté en condiciones, probablemente el reparar la tubería o adaptarla implique un coste adicional que tal vez no estés dispuesto a asumir.

Por otro lado, hay que reconocer que el gas es un combustible considerado como más asequible en comparación con la electricidad, y teniendo hábitos de consumo bien controlados, un calentador a gas bien podría implicar un gasto de dinero menor en el mes.

En cuanto a la energía eléctrica, ésta en general la consideramos como una opción limpia de calentar el agua, porque puede que esta energía sea generada a partir de fuentes naturales como el agua o el aire, lo que es muy bueno ecológicamente hablando, pero puede implicar un problema cuando se trata de una casa de campo alejada de la red eléctrica. En estos casos, a menos que se cuente con una infraestructura de paneles solares o alguna otra fuente que logre transformarse en energía eléctrica, resultaría difícil que un termo eléctrico consiga la potencia necesaria para encender y mantener calentando sus resistencias durante el tiempo necesario. En estos casos, podría ser más conveniente transportar una bombona de gas para que el calentador a gas pueda funcionar durante un determinado tiempo sin problemas.

Ahora bien, cuando analizamos la situación desde el punto de vista urbano, puede ser mucho más fácil tener acceso a la energía eléctrica, porque es tan sencillo como conectar el calentador a un enchufe. Además es poco frecuente que existan cortes de energía, por lo que podrías encender el termo en el momento en que se requiera e incluso por el tiempo que sea necesario. Mientras que por otro lado, puedes aprovechar las tarifas especiales que en algunos lugares se ofrecen para que el coste de utilizarlo se reduzca.

 

 

Montaje

Al analizar el montaje de un termo eléctrico en comparación con uno a gas, podemos también encontrar algunas diferencias que podría interesarte. En el caso de un calentador a gas, existen aquellos que no tienen tanque y que son llamados también de paso, porque conforme sea la demanda de agua caliente el agua que fluya por su interior se calentará en ese mismo momento. Esto representa una disminución en el tamaño, siendo así aparatos muy compactos y que puedes con facilidad colocar en apartamentos pequeños. Además, esto también evita que se tenga que poner especial cuidado en colocarlo en un sitio donde la pared sea lo suficientemente resistente como para soportar todo el peso del agua. Pero tiene el inconveniente de que es necesario contar con los tubos que proporcionen el suministro de gas hasta el lugar en donde se va a colocar.

Por su parte el termo eléctrico, tiene la ventaja de que puede montarse en el interior de la casa, incluso en el mismo baño, ya que allí se cuenta con las tomas de agua caliente y fría. Además, existen opciones que se pueden colocar tanto de manera vertical como horizontal, ampliando las opciones de colocarlo dentro de un mueble incluso de forma oculta; no obstante, si en tu familia son varios los miembros que la componen, tendrás que recurrir a un tanque de capacidad considerable y por lo tanto el termo será de grandes dimensiones.

 

Seguridad

Otro punto que podría ser interesante evaluar y que supone diferencias entre estos dos aparatos es que los termos a gas son considerados como un dispositivo que implica un mayor peligro en el hogar, no solo por que son capaces de producir fuego, sino porque ante una fuga de gas, todo el hogar podría ponerse en riesgo. En comparación los termos eléctricos se pueden considerar en este aspecto como un electrodoméstico más seguro que un calentador a gas, puesto que no implica un riesgo de explosión, pero en contraste si podría existir el riesgo de que en caso de que el tanque llegue a presentar una grieta, tu casa se inunde especialmente en los sitios más cercanos a este.

 

 

Practicidad

En lo referente a los aspectos básicos de practicidad, los calentadores a gas que son de paso, tienen la ventaja de que proporcionan agua de forma ininterrumpida, aunque con el inconveniente de que si la presión del agua disminuye en el sistema de tuberías del hogar, cambiará la temperatura del agua que obtienes. De forma que puede ser que a la mitad de la ducha el agua salga fría. 

Por su parte aquellos que son considerados como los mejores termos eléctricos del 2019, cuentan con un tanque donde se reserva el agua, así la pueden proporcionar a una temperatura constante. No obstante, pueden tardar más tiempo en tenerla lista, de modo que si varias personas se van a duchar consecutivamente podrían al final no contar con el agua a la temperatura esperada.

Como puedes ver, al final cada uno de ellos puede ser una buena alternativa, si valoras con cuidado tus necesidades y buscas que se adapten a ellas.

 

Leave a Reply

avatar
  Suscribir  
Notificar de
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...
DMCA.com Protection Status