¿Puede afectar el uso de un ventilador a la frecuencia cardíaca del usuario?

¿Puede afectar el uso de un ventilador a la frecuencia cardíaca del usuario?

Última actualización: 14.11.19

 

Desde siempre, los ventiladores han sido aparatos imprescindibles ante la subida de las temperaturas y la ausencia de otras máquinas más potentes como el aire acondicionado. A pesar de que su mecanismo es sencillo, se trata de artilugios que consiguen refrescar a los usuarios en las temporadas más cálidas. Es suficiente con pulsar un botón y enseguida las aspas comenzarán a moverse, transformando el ambiente caliente en un agradable frescor. Sin embargo, hay estudios que relacionan el uso de un ventilador con un posible aumento de la frecuencia cardiaca del usuario. ¿Qué hay de cierto en esto?

Está claro que la utilización de ventiladores en los meses de más calor es el salvavidas de muchas personas. Tradicionalmente, estas máquinas han sido vistas como inocuas, ya que su misión es únicamente mover el aire de una determinada habitación. No obstante, hace algunos años, diversos sectores de la salud pública desaconsejaron el uso de estos artilugios por considerar que podían alterar la frecuencia cardíaca. En este sentido, estos organismos fueron tajantes al considerar que no eran del todo recomendables para adultos mayores por aumentar su ritmo cardiaco especialmente en contextos de más de 42 ºC de temperatura.

Esta afirmación trascendió a raíz de una pequeña investigación en la que participaron 9 personas cuyas edades superaban los 60 años. Efectivamente, se comprobó que el uso de ventiladores en climas más extremos alteraba las frecuencias cardíacas.

Durante la investigación, los participantes se sentaron en una habitación cuya temperatura se mantuvo por encima de los 42ºC durante 100 minutos. Posteriormente, se introdujo un pequeño ventilador de unos 41 centímetros a una distancia de ellos de un metro. Los resultados de la investigación arrojaron que, sin ventilador, la frecuencia cardiaca se mantenía en 79, mientras que, con ventilador, esta ascendía a 88.

De ahí que los investigadores concluyesen que esta pequeña alteración pudiese ser fruto de la combinación del ventilador con un ambiente demasiado cálido. Por esta razón, estos profesionales no dudaron en desaconsejar estos aparatos de aire si la temperatura exterior fuera muy elevada, no así en climas más templados.

 

 

Una revisión de este estudio refuta estas conclusiones

Entonces, ¿es seguro el uso de un ventilador en condiciones de calor extremas? De acuerdo con un estudio posterior impulsado desde la Universidad de Sídney, no hay evidencias que apoyen la anterior teoría. Esto significa que la utilización de ventiladores eléctricos no puede ni apoyarse ni refutarse en la actualidad a la vista de esos datos.

En este punto, los investigadores de la institución educativa australiana han llevado a cabo un estudio similar. En esta ocasión, participaron 8 jóvenes en su veintena, quienes se sentaron en una habitación cuya temperatura oscilaba entre los 36 y 42º C. No en vano, estos son los límites recomendados en la actualidad para el uso de un ventilador eléctrico. Por supuesto, se hizo una prueba con un ventilador y sin él, con el objetivo de comprobar de qué manera afectaba a la temperatura corporal de los individuos.

Los resultados revelaron que los ventiladores eléctricos, de hecho, impiden que se produzcan elevaciones vinculadas con el calor en el corazón. Esto significa que son aparatos que pueden convertirse en magníficos aliados para refrigerar el ambiente. Es más, según los investigadores, están totalmente indicados para hacer frente al calor durante los meses más cálidos, dado que no todo el mundo dispone de otros dispositivos de refrigeración más avanzados como es el caso de las máquinas de aire acondicionado.

De este último estudio se desprende, entonces, que los ventiladores pueden utilizarse con total tranquilidad, siempre y cuando se respeten las indicaciones del fabricante.

 

Cómo utilizar el ventilador de manera apropiada

El calor intenso no solo ocasiona un aumento de la producción del sudor, sino que puede traducirse en una mayor fatiga y cansancio para el usuario. Por este motivo, los ventiladores se presentan como algunos de los instrumentos más buscados de cara al verano. No solo su precio resulta más económico que un aparato de aire acondicionado, por ejemplo, sino que también su consumo de electricidad es mucho menor.

De ahí que prácticamente cada hogar disponga de uno de estos aparatos para hacer frente a las temidas olas de calor. Eso sí, es importante seguir ciertas pautas de utilización de manera que consigamos nuestro objetivo (refrescarnos) y nuestra salud no se vea afectada. Estas indicaciones son especialmente importantes en el caso de la población más vulnerable, como las personas mayores. He aquí algunas recomendaciones de uso:

 

 

1. La mayoría de ventiladores están orientados a refrescar ambientes cuya temperatura no sea superior a los 40ºC. En el caso de que la idea sea instalar uno de estos aparatos en un entorno en el que la temperatura sea mayor, debe ser un modelo especial. Esto significa que deberá indicar que, efectivamente, su uso está recomendado para estos contextos.

2. El tamaño del diámetro del ventilador debe ser proporcional a las dimensiones de la habitación. Esto quiere decir que, cuanto más grande o pequeño sea el cuarto, este aparato deberá serlo también. Los ventiladores de sobremesa son ideales para las estancias más pequeñas, como un dormitorio, mientras que los de techo encajan a la perfección en entornos más amplios, como un salón.

3. Si te decantas por un ventilador de techo, vigila que las aspas guarden una distancia con cualquier obstáculo de al menos 50 cm. En cuanto a la distancia al suelo, esta debe ser de un mínimo de 2 metros. En el caso de que dispongas de un ventilador de pie o sobremesa, sitúalo a un metro de distancia de ti para obtener el caudal de aire ideal.

4. Se recomienda que las habitaciones en las que se utilice un ventilador estén adecuadamente ventiladas con el fin de evitar que posibles ácaros o suciedad circulen por el ambiente. De esta manera, el aire que mueve el ventilador estará siempre limpio y no comprometerá la salud de los usuarios.

 

Leave a Reply

avatar
  Suscribir  
Notificar de
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...
DMCA.com Protection Status