Los 5 tipos de altavoces más recomendados para el hogar

Última actualización: 28.11.20

Este sitio web está sostenido por los lectores. Cuando compras a través de los links de nuestra página, podemos ganar una pequeña comisión de afiliación. Revisa más información sobre nosotros.

 

Existen muchos tipos de altavoces en el mercado, pero 5 de estos son los más recomendados para el hogar. Entre ellos, altavoces de escritorio, torres o sistemas de sonido 5.1. Sin embargo, piensa en cuáles son tus necesidades principales antes de elegir un determinado modelo, tal vez así consigas mejores resultados con tu compra.

 

1. Los altavoces de escritorio, ergonomía y funcionalidad

Aunque son unos de los tipos de altavoces más comunes del mercado, siguen liderando muchas listas, debido a su ergonomía y funcionalidad.

Se trata de altavoces cómodos de instalar, debido a que pueden colocarse en cualquier mesa o escritorio, ya sea habitaciones, salones u oficinas. En otras palabras, se pueden conectar a televisores, ordenadores, consolas de videojuegos y otros equipos, dependiendo de la entrada de audio, la cual casi siempre es de 3,5 mm o RCA L y R.

También, mencionamos que los altavoces de escritorio son de diferentes tamaños y formas, así que puedes elegir los que mejor se adapten a tus requerimientos. Gran parte de ellos son estéreo y vienen solo dos altavoces, otros modelos incluyen un subwoofer, para la emisión de las frecuencias más graves. Si quieres escuchar música, tal vez estos sean los indicados para ti.

Y respecto al tamaño de los altavoces de escritorio, puedes encontrar de 3 pulgadas en adelante o, incluso, más pequeños, por ejemplo, mini altavoces para ordenadores portátiles.

Es importante que se adapten al espacio que dispones para ellos en el hogar. Si tienes una casa pequeña te irían bien los altavoces estéreo sin subwoofer, con un máximo de 4 pulgadas.

Por otra parte, mencionamos la forma o diseño externo de los altavoces, estos deben ser elegantes y tener al menos una rejilla o malla que proteja los drivers del polvo y posibles salpicaduras de agua.

2. Las torres o altavoces de pie y su sonido envolvente

Digamos que son los altavoces adecuados para las personas más exigentes en cuanto a sonido. Al tener un diseño de pie normalmente son más altos y tienen varios drivers que los hacen muy precisos para la reproducción de música y películas o series de TV.

Algunas torres vienen con pequeños altavoces surround, pero, si no traen, puedes añadirlos para completar un sistema de audio más envolvente. Por supuesto, esto dependerá del amplificador que tengas en casa y la compatibilidad de este con las tecnologías Dolby o DTS. Es decir, si conectas las torres a un receptor AV multicanal, no tendrás inconvenientes de añadir altavoces extras, incluyendo un subwoofer.

Sin embargo, estos altavoces tienen una desventaja, ya que ocupan más espacio en casa. De esta manera, si vives en un piso muy pequeño, tal vez debas optar por otro tipo de altavoces.

 

3. Sistemas de sonido de 5.1 canales

Casi siempre los receptores AV y amplificadores HiFi vienen con salidas de 5.1 canales. De este modo, es posible hacer un teatro en casa con distintos altavoces. En este caso, necesitarás como mínimo 2 altavoces frontales, 1 central, 2 traseros, mejor conocidos como surround y 1 subwoofer para las frecuencias bajas.

Los diseños de estos altavoces a veces vienen con la posibilidad de montarlos en la pared, así que, aunque son varios, no ocuparán mucho espacio en tu casa. Además, hay amplificadores con tecnología Dolby Atmos, la cual ofrece dos salidas más para altavoces de techo, ofreciendo así mayor realismo al ver películas en casa, un sonido completamente diferente y muy envolvente.

Una de las desventajas de estos altavoces 5.1 es que normalmente hacen más ruido en casa, así que, si tienes muchos vecinos cerca, podrían molestarse. Sin embargo, puedes insonorizar el salón o el ambiente donde instales el equipo, tal cual hacen en los cines, pues así las personas que rodean tu casa no escucharán, aunque veas películas a cualquier hora del día.

 

4. Barras de sonido estéreo y 5.1

Si estás haciendo una comparativa de altavoces no debes dejar de lado a las barras de sonido estéreo, pues son muy recomendadas en aquellos hogares que no tienen mucho espacio para un teatro 5.1 u otros aparatos grandes. Además, puedes instalar las barras en la pared, sobre el mueble de TV o la mesa de tu ordenador. Esto quiere decir que son muy prácticas, simplemente conectas el cable de corriente y el de audio. Incluso, algunas barras son inalámbricas, ya sea que tengan WiFi o Bluetooth. Estas últimas solo requieren de cable de corriente para funcionar, así que respetarán mucho la decoración u organización en tu hogar.  

Normalmente, las barras soportan tecnología Dolby de dos canales, pero también existen algunas con tecnología de 5.1, para que puedas conectarles altavoces traseros e, incluso, un subwoofer. Igualmente, algunas barras de sonido cuentan con subwoofer integrado, esto quiere decir que en su interior tienen un driver especialmente diseñado para emitir las frecuencias graves, de modo que la música y los efectos de las películas suenen mejor.

Aunado a ello, mencionamos que las barras de sonido inalámbricas son muy prácticas al momento de escuchar audios desde cualquier equipo, por ejemplo, ordenadores, televisores, consolas de videojuegos, teléfonos, tabletas, reproductores MP3, etc.

5. Monitores de estudio, nitidez y practicidad

Este es uno de los equipos más importantes para las personas que se dedican a la producción de música y vídeos, ya que, generalmente, son más grandes que los altavoces de escritorio convencionales y su respuesta de sonido es más plana, respetando el sonido original de las canciones.

Aunado a ello, la mayor parte de altavoces de estudio son autoamplificados, lo que aumenta un poco su precio, pero facilita su conexión a cualquier ordenador de sobremesa o portátil, sin necesidad de un amplificador aparte. Estos monitores se conectan a mesas de mezclas, interfaces de audio o directamente en la tarjeta de sonido del ordenador, siendo bastante prácticos.

Si quieres escuchar la música con alta fidelidad, tal vez unos monitores de estudio sean útiles, porque no comprimen el audio, ni siquiera los que están en formato FLAC, que son mucho más nítidos. Además, estos altavoces a veces traen controles de ecualización para graves y agudos, de modo que puedes ajustarlos según el género musical que escuches.

 

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
DMCA.com Protection Status