▷ El mejor protector para cuna. Comparativa & Guía de compra

Los mejores protectores para cuna

Última actualización: 15.11.19

 

Protector para cuna – Guía de compra, Opiniones y Análisis en 2019

 

Con un protector de cuna podrás aumentar la seguridad de tu bebé al momento de dormir o reposar en su lugar de descanso. Estos protectores evitarán que pueda golpearse con los barrotes en caso de un movimiento brusco y si no sabes qué modelo comprar, quizá te interese conocer algunas de las alternativas que hemos seleccionado para ti. Una de ellas es el modelo Luchild Braid Bumper 05. Este protector de cuna tiene un diseño muy particular, ya que se trata de un trenzado grueso que puede adoptar diferentes formas y ángulos para adaptarse a diferentes cunas. Está disponible en varios colores y es agradable al tacto. Otra buena opción podría ser Jiyaru VT0472-4/QBES. En el caso de este protector, nos encontramos con un producto de seis piezas con las que podrás cubrir los laterales de la cuna fácilmente. Su diseño es delicado y relajante y tiene un relleno suave y esponjoso para mayor confort.

 

 

Tabla comparativa

 

Lo bueno
Lo Malo
Conclusión
Ofertas

 

 

¿Cuál es el mejor protector para cuna del mercado?

 

La información que hemos recopilado a continuación te indicará cuáles son esos factores que son importantes de considerar al momento de adquirir un protector para la cuna de tu bebé, así como también cómo afectan el desempeño, la seguridad y el nivel de comodidad.

Guía de compra

 

Diseño

Los protectores para cuna pueden evitar que tu niño se maltrate con los barrotes en caso de un movimiento indebido o imprevisto durante su descanso o sesiones de reposo. Con esta guía para comprar el mejor protector para cuna, podrás saber qué aspectos tener en consideración si deseas invertir en un buen modelo.

Uno de estos aspectos es su diseño. Para poder escoger la alternativa más adecuada, debes tener en consideración qué tipo de cuna tienes en casa, de qué forma son los barrotes, si permite o no la instalación de un protector, etc. Asimismo, debes considerar el diseño del tejido, asegurarte de que combina con el estilo de la habitación o de la cuna del niño por si deseas mantener la armonía.

Por otro lado, también considera que el tejido de estos protectores suele ensuciarse al igual que las sábanas y las cobijas, por lo que el color a elegir también es de suma importancia. En caso de que prefieras optar por un protector práctico, tienes opciones en modelos con diseños unisex, que te permitirán reutilizarlos por si planeas tener hijos más adelante o para donarlos luego de que tu pequeño crezca.

 

Materiales

El siguiente aspecto que vamos a estudiar en esta comparativa de protectores para cuna son los materiales de fabricación. Estos muchas veces influyen en el precio del protector, por lo que, si quieres adquirir un modelo económico, debes considerar la relación calidad – precio para no malgastar el dinero.

Antes de saber cuánto cuesta, ten en cuenta que el protector debe ser cómodo y seguro para tu bebé. Te aconsejamos evaluar las alternativas que ofrezcan una confección con tejidos de tacto suave y agradable que garantice el confort del niño durante sus horas de descanso. Asimismo, también debe ser resistente para poder soportar los tirones y los ciclos de limpieza que estarán presentes durante toda su vida útil.

En otros casos también se menciona que es importante asegurarse de que el tejido del protector es seguro para el niño, es decir, que el bebé no sea alérgico al material.

 

Seguridad

Una de las características más importantes es la seguridad, ya que, básicamente por eso se adquiere un protector de cuna: para hacer del espacio un lugar más seguro para el niño.

Para poder evaluar este aspecto correctamente, debes tener en cuenta el relleno del protector de cuna. Mientras más grueso sea, mayor absorción de impacto ofrecerá. No obstante, esto también restaría espacio dentro de la cuna, por lo que debes poder escoger un modelo que ofrezca ambos aspectos como una ventaja. Es decir, que no sea tan grueso como para incomodar al niño, pero tampoco tan delgado como para permitir que el pequeño se lastime en caso de que se golpee con los barrotes de su cuna al moverse.

Por otra parte, como fue mencionado, el tejido debe ser seguro, estar libre de químicos u olores fuertes y, por supuesto, no estar compuesto de un material que pueda ser alérgico para el niño.

 

Ajustes

Esta característica podría estar combinada con la anterior, ya que también se basa en la seguridad del protector. Normalmente, este tipo de productos para bebés cuentan con cinturones, correas, lazos o cualquier otro sistema de agarre que les permite asegurarse a los barrotes de la cuna.

Si quieres adquirir un buen protector, te aconsejamos considerar el número de lazos o el tipo de sistema de sujeción con el que trabaja, dado que así podrás considerar qué tan firme se mantendrá el protector en su lugar y cumplirá su trabajo de evitar que el niño se lastime o pueda meter la cabeza entre los barrotes de la cuna.

Mantenimiento

Con cualquier objeto que vaya a estar en contacto constante con el niño se debe procurar mantenerlos siempre limpios, ya que los pequeños son curiosos y pasan por etapas donde puede llevarse prácticamente cualquier cosa a la boca y si ésta está sucia, esto puede ocasionarle enfermedades de todo tipo.

Al igual que las sábanas, las cobijas, la funda de las almohadas o la ropa del niño, el protector de cuna también se ensucia. Dado que la mayoría de estos productos vienen con una funda que puede retirarse o están rellenos con materiales que permiten su lavado, lo recomendado es que, cada vez que cambies la sábana del colchón, también hagas lo mismo con el protector.

No importa si es de retirar la funda o de meter el protector completo en la lavadora, asegúrate de que se mantiene limpio y libre de manchas que puedan causar malos olores o polvo que puedan causar alergias a tu pequeño.

 

¿Cuál es el mejor protector para cuna del 2019?

 

Hay tantas alternativas disponibles puede confundir a los compradores, por lo que hemos seleccionado algunas opciones con buenas características que podrían satisfacer todas tus necesidades y las de tu niños.

 

Productos Recomendados

 

Luchild Braid Bumper 05

Ventaja principal:

La característica más destacable de este protector es que tiene un diseño moderno que te permitirá colocarlo de diferentes formas según tus necesidades y las de tu pequeño.

 

Desventaja principal:

Debes tener en cuenta que la trenza se puede deshacer para lavarse, pero evita que esto pase cuando la estés utilizando, sino se perderá la robustez y la resistencia al impacto.

 

Veredicto: 9.9/10

Es un protector de cuna práctico, fácil de usar y también de mantener, por lo que te aconsejamos tenerlo en cuenta cuando quieras invertir en uno para complementar la seguridad de tu pequeño.

Comprar en Amazon - Precio (€27,99)

 

 

Caracteristícas Principales Explicadas

 

Diseño

Para que los protectores de cuna puedan resguardar adecuadamente a tu bebé, el modelo que instales debe tener el tamaño y forma necesarios para poder cubrir cualquier barrote o punta filosa que tenga la cuna. Por ende, es uno de los primeros aspectos a considerar.

El modelo Braid Bumper 05 de Luchild es una alternativa diferente y llamativa. Se trata de un protector de cuna en forma de trenza, siendo apta para cuna sin barrotes. Tiene dos metros de longitud y está rellena además de contar con un tejido de confección con acabado de franela que lo hace muy suave al tacto.

Gracias al diseño estructural de este protector, podrás doblarlo en diferentes formas y ángulos para así proteger a tu niño en caso de que tenga posiciones particulares para dormir. Además, se destaca que puedes adquirir este protector en diferentes combinaciones de colores con una base gris: rosa, blanco y verde claro.

Materiales

La siguiente característica que también es necesaria de considerar son los materiales de confección del protector de cuna. Te aconsejamos ponerte en contacto con el pediatra de tu niño para descartar alergias a ciertos tejidos, los cuales podrían causar erupciones, incomodidad o dificultad para respirar.

Luchild te ofrece un protector de cuna que tiene un relleno 100% de algodón Premium PP, por lo que es muy suave para recostarse y ofrece el soporte necesario para absorber impactos pequeños y que el golpe no sea tan intenso. Además de esto, el protector posee un tejido de franela que es bastante suave al tacto, ofreciendo así comodidad y seguridad para recostar a tu pequeño en su cuna. También debes saber que puede ser lavado a máquina, solo debes tener en cuenta activar el ciclo de lavado suave, secar a baja temperatura y no utilizar lejía para su limpieza.

 

Seguridad

Por último, pero no menos importante, la característica que debes evaluar con cuidado es el nivel de seguridad que puede ofrecer el protector de cuna de tu interés. De esta forma podrás adquirir un producto útil, práctico y confiable para mejorar las noches de descanso de tu niño.

Aunque el protector para cuna de Luchild tiene un diseño diferente al de la mayoría, si te fijas, puedes aprovechar al máximo su practicidad. El hecho de que pueda doblarse, enrollarse, colocarse en diferentes posiciones o utilizar cierta longitud nada más te da la libertad de poder acomodar el protector según las necesidades de tu niño.

Por ejemplo, si el pequeño suele tener la manía de girarse y quedar boca abajo, lo que podría causar una asfixia, puedes colocar el protector alrededor suyo y evitar que se gire inconscientemente mientras duerme.

 

Comprar en Amazon - Precio (€27,99)

 

 

 

Jiyaru VT0472-4/QBES

 

Algunos dicen que el modelo de Jiyaru podría ser el mejor protector para cuna, dado que tiene un diseño compuesto por seis piezas rellenas que podrás distribuir alrededor de los lados de la cuna del niño para así protegerlo contra los golpes.

Cada una de las piezas tiene una forma cuadrada de 30 x 30 centímetros y un relleno con mezcla de algodón que es transpirable, lo que evitará la acumulación de calor dentro de la cuna y, además, aportará absorción de impactos y no es estático.

En cuanto al tejido, éste también es de algodón, siendo suave al tacto y presentando diseños variados de estampados, ositos, rayas, entre otros. En cuanto a su agarre, el protector de Jiyaru tiene dos lazos de tela en cada cojín, por lo que podrás asegurarlos por separado. Asimismo, cada cuadro es lo suficientemente grueso como para aumentar la seguridad y puede ser utilizado para una cuna de madera sin inconvenientes.

Jiyaru tiene para ti el que quizá llegue a ser el mejor protector para cuna del momento, por lo que aquí analizaremos sus ventajas y desventajas:

Comprar en Amazon - Precio (€22,51)

 

 

 

Praia E58 29700

 

Esta opción que te ofrece la marca Praia podría ser uno de los mejores protectores para cuna del 2019, por lo que te invitamos a conocerlo un poco más a fondo. Este modelo destaca por tener un diseño divertido y en colores llamativos para los más pequeños, por lo que se añadiría vida a su habitación. Asimismo, su estilo es unisex, para que pueda ser colocado en habitaciones femeninas o masculinas sin problemas.

Está disponible en dos versiones; la de 60 x 120 centímetros y la de 70 x 140 centímetros, para que puedas invertir en la que mejor se adapte al tamaño de la cuna de tu bebé.

Tiene un relleno de poliéster que lo hace suave al tacto y, además, también es desenfundable para que puedas mantenerlo limpio y con buen olor en todo momento, garantizando así el descanso de tu pequeño.

Parece ser que Praia es una de las favoritas a ser la mejor marca de protectores para cuna en la actualidad, por lo que no está demás que revises los pros y contras de este modelo:

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

 

Vizaro 10004011

 

Es común que muchos padres no estén seguros acerca de cuál es el mejor protector para cuna para sus necesidades en particular, pero Vizaro tiene un producto que podría llamar tu atención: el protector 10004011. Esta oferta incluye un set completo compuesto por una funda nórdica de 100 x 135 centímetros, tres piezas de protectores de 70 x 140 centímetros y una funda para almohada. Así podrás equipar la cuna de tu bebé con todo lo necesario para su confort y seguridad.

Los protectores están rellenos de algodón puro al 100% nórdico y protector y el tejido externo también es de algodón, siendo suave y seguro hasta para niños recién nacidos. También debes saber que cuenta con nueve lazos para que puedas ajustarla a la cuna y una cremallera para retirar la funda de los protectores y lavarla con facilidad en casa.

Si te sientes confundido y no puedes decidir qué protector para cuna comprar, considera aspectos prácticos como el mantenimiento de calor, algo que ofrece el modelo de Vizaro:

Comprar en Amazon - Precio (€71,99)

 

 

 

Cambrass 35779

 

Si quieres analizar al detalle el que podría ser el mejor protector para cuna de relación calidad – precio, debes verificar el 35779 de Cambrass. Es uno de los más baratos y, además, es para cuna convertible de 70 x 140 centímetros. Su grosor es de 3 centímetros y está relleno de un 52% de poliéster y un 48% de algodón para proteger a tu bebé contra los golpes.

Tiene unas dimensiones de 360 x 3 x 60 centímetros y un peso de 599 gramos. Es muy fácil de instalar y cuenta con un total de diez lazos de sujeción para que puedas darle la forma que desees según como tengas la cuna.

Su diseño es bastante sencillo, ya que su funda es simplemente blanca, pero es una ventaja que pueda lavarse en máquina doméstica sin inconvenientes para que evites gastos de tintorería.

El modelo de Cambrass es el segundo más barato de este listado, por lo que algunos dicen que puede ser el mejor protector para cuna por 30 euros.

Comprar en Amazon - Precio (€43,55)

 

 

 

Cómo utilizar un protector para cuna

 

Si ya has adquirido un protector de seguridad para la cuna de tu bebé, pero no estás seguro de cómo colocarlo o de cómo mantenerlo limpio, en este espacio te ayudaremos a trabajar con diferentes modelos para que puedas instalar el tuyo fácil y sencillo:

 

 

 

Preparando la cuna

Lo primero que debes hacer es preparar la cuna. Para hacer esto, retira todo lo que esté en ella menos el colchón y la sábana, a menos que quieras aprovechar de cambiarla para tener todo limpio al final. Al hacer esto podrás tener un espacio más amplio y cómodo para trabajar e instalar el protector de la manera adecuada, así como también realizar las pruebas de verificación. Si decides cambiar la sábana, quizá no esté demás que también limpies la madera de la cuna para deshacerte de cualquier acumulación de polvo que pueda haber.

 

Colocando el protector

Para este paso debes fijarte en qué tipo de protector compraste, ya que existen aquellos que se pueden asegurar mediante correas, otros con velcro y otros solo se ubican en los laterales y ya. Por ende, dependerá del modelo que tengas.

Si adquiriste el primero, coloca el protector de forma que rodee todos los lados de la cuna para que el niño no se golpee y cierra todas las correas alrededor de los barrotes o la barandilla según sea el tipo de protector. Lo mismo se aplica para los modelos que utilizan cierres de velcro.

En caso de que hayas adquirido los más últimos, su instalación será incluso más sencilla, ya que únicamente tendrás que ubicarlo dentro de la cuna y debería encajar sin problemas.

 

 

Asegurar el protector

Ahora lo que debes hacer es asegurarte de que el protector se encuentra fijo en su posición. Para lograr esto puedes hacer uso de un poco de fuerza, estira los lados tal y como lo hiciera el bebé, en este caso, el protector no debería moverse o al menos no demasiado como para no regresar a su posición original. También puedes golpear con tu puño contra el protector para verificar que la absorción de impactos es la correcta para mantener a tu niño seguro, entre muchas otras alternativas.

Lo importante es que, luego de instalado el protector, puedas sentir la seguridad de que tu pequeño no se golpeará por accidente con los barrotes o las caras de la cuna al moverse durante la noche.

 

Mantenimiento y limpieza

Por último, lo siguiente que debes tener muy en cuenta es el mantenimiento y la limpieza del protector para cuna. Al igual que la sábana y la funda de la almohada, esta pieza también se cubre de suciedad, polvo y demás, lo que puede producir malos olores e incomodidad para el niño.

Para poder aplicar el mantenimiento adecuado, te aconsejamos adquirir modelos que tengan una funda y que ésta pueda retirarse, de manera que puedas lavarla en casa con comodidad y así siempre garantizar un ambiente seguro y agradable para el descanso de tu bebé.

 

 

 

Preguntas más frecuentes

 

Q1: ¿Cómo hacer un protector de cuna para bebé?

Si no quieres gastar dinero y prefieres crear tu propio protector de cuna para tu pequeño, también puedes hacerlo y el proceso puede ser más sencillo de lo que crees, solo necesitas tener a mano las herramientas y habilidades de costura adecuadas.

Para un protector sencillo, tendrás primero que medir la cuna y decidir de qué grosor querrás que sea, así podrás saber cuánta tela comprar. Te recomendamos telas de tacto suave para que sea más confortable para tu niño.

Además de esto, también necesitarás relleno. Puedes escoger tablas de goma espuma u otro tipo de relleno de algodón que sea lo suficientemente resistente como para evitar que tu niño se lastime en caso de que se golpee con los barrotes de la cuna. Asimismo, te aconsejamos también tener a mano una cremallera de la longitud adecuada que recorra al menos ¾ partes de la longitud del protector, tijeras, hilo, agujas y, si es posible, una máquina de coser para ahorrar trabajo.

Lo primero que debes hacer es medir la tela y cortarla de forma que puedas crear las piezas necesarias para poder fabricar una especie de funda que tenga la forma del protector según tu gusto. Cose las piezas con la máquina e integra la cremallera para obtener así el forro y procede a rellenarlo con el material de tu preferencia. Por último, cierra la cremallera y verifica que el tamaño es el adecuado para colocarse dentro de la cuna y que tu niño está cómodo con él dentro de ella.

 

Q2: ¿Cuándo quitar los protectores de cuna?

Según la opinión de algunas personas y expertos, la etapa más recomendable para retirar con seguridad un protector de cuna es cuando el pequeño comience a dar sus primeros pasos o a levantarse sosteniéndose de la barra. Esto debido al hecho de que la presencia del protector puede ser utilizado por el niño para impulsarse fuera de la cuna y caer, lo que lo pondría en peligro.

Algunos padres deciden dejarlos incluso después de esto, ya que es cuando el niño puede estar más activo y lastimarse con facilidad, pero ya esto depende de la decisión de cada familia.

Otros también aconsejan asegurarse de que el espacio entre los barrotes es lo suficientemente pequeño como para evitar que el bebé pueda meter su cabeza entre ellos u atorar otra parte de su cuerpo.

 

Q3: ¿Cómo poner un protector de cuna convertible?

Los protectores de cuna convertible suelen tener un diseño de confección diferente al de los modelos estándar, precisamente por estar pensados para un modelo de cuna que, posterior al crecimiento del niño, puede convertirse en una cama. No obstante, de igual manera tienes la opción de adquirir protectores que permitan modificaciones y así puedas adaptarlo dependiendo de la forma en que se esté usando la cuna.

El proceso de instalación de estos protectores es prácticamente el mismo que con cualquier otro protector, solo que se deja sin cubrir la parte por donde el niño podrá subirse a su cama a descansar.

 

 

 

Leave a Reply

avatar
  Suscribir  
Notificar de
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...
DMCA.com Protection Status